¿Hay razones para la esperanza en Cuba?

Verónica Vega

Estudiantes de secudaria básica.  Foto: Juan Suárez
Estudiantes de secudaria básica. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Hace unos días, un periodista francés que filmaba aquí un documental, casi se admiraba de que yo pudiera hablar de esperanza refiriéndome a Cuba.

No porque él no quisiera tenerla, sino porque en un periplo por la Isla, el saldo de sus impresiones fue que los cubanos, además de un visible miedo a expresarse con libertad, no apuestan por el futuro de su propio país.

Entre los ansiosos por emigrar (algunos a punto de emprender el viaje y hasta de quemar las naves), una aseveración de este tipo es casi como una traición.

Parece que la menor posibilidad de mejoría podría hacer tambalear el sentido de su huida. Su proyecto de vida es: “Cualquier lugar menos Cuba”. Para los que ya se fueron, las únicas palabras que describen nuestro país son dictadura, estatismo, decadencia.

Por su parte, el monopolio (des)informativo oficial nos atosiga con ramalazos de un optimismo sustentado en la edición y la mentira. Entonces, ¿cómo generar un soplo de confianza, cómo detectar movimiento en una sociedad detenida en el tiempo?

Y sin embargo, se mueve, como diría el célebre astrónomo. La Cuba de hoy no es la que quisiéramos muchos, (o casi todos, aunque por razones diversas), pero no es la misma de hace cinco décadas.

Un escrutinio profundo revela un lento desperezarse de la conciencia civil, quizás todavía confuso y atropellado.

Sin mencionar lo que significaron los sucesos de la embajada de Perú (1980) y el éxodo del Mariel o el Maleconazo (1994), reacciones de protesta que rayaban en el desorden popular; sin dejar de destacar la importancia del Proyecto Varela (1998) como primera iniciativa organizada y legal; tal vez la primera protesta no premeditada, sino espontánea, plural y no violenta, fue la “guerrita de los e-mails”, que en 2009 demostró la rotunda negativa de la intelectualidad a cooperar con la humillación del olvido para las víctimas de la mutilación y el ostracismo.

La blogósfera, una alternativa también espontánea a la información oficial, que ha ido multiplicándose con blogs personales y revistas, es uno de los ejemplos más palpables de esta civilidad latente.

El performance sobre la libertad de expresión de Tania Bruguera en 2009. La protesta en el concierto de Pablo Milanés por el arresto del músico Gorki Ávila y su liberación.

El surgimiento de Estado de Sats, la carta publicada en Internet acusando al Ministerio de Cultura de robo y plagio de su festival Rotilla. Que los raperos se unieran para exigir la democión de la directora de la Agencia Cubana de Rap y en 2012 para exigir frente al Instituto Cubano de la Música se le devolviera la sede concedida para el festival (también alternativo) “Puños Arriba”. Todas estas demandas fructificaron.

Una de las victorias más rotundas, desconocida para el casi total de la población y hasta en el sector de salud pública, fue la huelga de hambre realizada por el doctor Jeovany Jiménez Vega, que desde su blog “Ciudadano Cero”, reportó cómo se le había retirado su derecho a ejercer como médico y a terminar la especialidad que había iniciado, por canalizar junto a un colega la opinión de 300 profesionales de la salud acerca de su salario. Se le concedió su demanda íntegramente, incluyendo el reembolso de su salario de seis años sin ejercer (involuntariamente), y que su colega, exiliado en España, pudiera revalidar su título.

La demanda ciudadana “Por otra Cuba”, la liberación, aunque transmutada en destierro de los presos políticos, las campañas para liberar a disidentes de las que la población no se entera y mayoritariamente tienen éxito, la existencia de una oposición aún fragmentada que empieza a encontrar puntos de conciliación.

La demanda cantada de Robertico Carcasés nada menos que en la tribuna antimperialista, en un espectáculo herméticamente oficialista… que Samuel Formell, el hijo del popular Juan Formell declare en Miami su deseo de que en Cuba “pueda existir el día de mañana otro partido, se puedan hacer elecciones libres y se quede el que gane las elecciones”.

La apatía ante los eventos oficiales, las organizaciones de masas, las asambleas del Poder Popular…

El surgimiento de negocios no-estatales, de galerías culturales alternativas, los eventos artísticos censurados que ya no recurren a las instituciones y se hacen desde la intimidad y libertad de las casas, las productoras audiovisuales independientes que crean y difunden su libre opinión de la realidad.

Que la convocatoria de Tania Bruguera para un performance en la plaza de la revolución haya tocado sinceramente a muchos, que se esté realizando ahora mismo en internet con videos personales de 1 minuto; que personas afectadas por un derrumbe se hayan atrevido a protestar con carteles en la misma explanada de la controvertida plaza…

Que un grupo de raperos se unan en un tema para rechazar una acusación oficial; que la gente se exprese en la calle cada vez más espontáneamente, que se articulen redes de cooperación independientes del estado, que el descontento tome formas cada vez más diversas e incalculables.

Por más poco que signifiquen para nuestra impaciencia son iniciativas sin precedentes en el panorama civil de las cuatro décadas anteriores, son indicios de movimiento y ¿por qué no admitirlo?, también son razones para la esperanza.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


34 thoughts on “¿Hay razones para la esperanza en Cuba?

  • el 1 marzo, 2015 a las 10:22 pm
    Permalink

    Siempre la retorica epopeyica, apologética, siempre doctrinal, creo que el que tiene que tener un poquito de imaginacion eres tu, imaginar que ya la gente en Cuba no esta para ese discurso del capitalismo malo y el socialismo bueno( socialismo por llamarlo de algun modo pues lo de Cuba es un invento de doctrinas y limitaciones)que justifica los defectos del socialismo con los defectos del capitalismo. No se puede mantener a un pueblo que le importa un carajo ya cual sistema hegemónico se imponga en el mundo, mantenerlo en la falsa esperanza del “socialismo prospero y sustentable”, una frase mas con la que intentan adormecer la conciencia ciudadana, un esfuerzo mas para el pueblo de a pie que si sabe lo que es socialismo, y vida buena para los de arriba y sus acólitos que no pregonan con el ejemplo, como el hijo de Fidel, retratado con París Hilton y Nao y Campbell, en la fiesta de los habanos, donde ningún cubano del pueblo puede ir pues solo asistir a esa Sena de gala costaba 500 CUC, Que gran merito tiene el para estar ahí, de donde salio el dinero para asistir…..

  • el 28 febrero, 2015 a las 8:53 pm
    Permalink

    Vero:

    Lo del perfil editorial está claro. Cada publicación tiene sus propios intereses, que el editor se encarga de aplicar y, en consecuencia, acepta o rechaza lo que le ofrece un colaborador. Eso fue lo que quise decir.

    Entendí perfectamente lo de la esperanza. Ahi está mi comentario. Saludos.

  • el 27 febrero, 2015 a las 4:49 pm
    Permalink

    Hola Veronica, a mi me gusto mucho “La venganza de los cubanos” de DDC y me gustaria verlo aqui para debatirlo con el nivel de los foristas de este sitio. Pide a Circle que te lo publique, que no sera nada nuevo pues a otros colaboradores si le publica articulos que salen en DDC.

  • el 27 febrero, 2015 a las 4:42 pm
    Permalink

    Por que el capitalismo de Mexico de mas de 100 millones de personas? A mi se me ocurre uno como el de Costa Rica, Panama, Chile, Uruguay, Ecuador, Colombia. O mejor un capitalismo 100% cubano nutridos con las mejores experiencias de los paises con mas alto estandar de calidad de vida del mundo. Pero jamas otro socialismo neocastrista que es el que nos quieren imponer. Ya tuvieron la oportunidad y mira en el basurero (literalmente) que la han convertido.

  • el 27 febrero, 2015 a las 12:42 pm
    Permalink

    Al Bobo de Abela, e Isidro: Soy colaboradora de Havana Times y de Diario de Cuba, no tengo autoridad para decidir qué publican sus editores y qué no; escribo sobre diferentes aspectos de la realidad pero sin ajustar mi discurso al perfil de ningún sitio. Cuando hablo de esperanza para Cuba no me refiero al gobierno, sino a la gradual toma de conciencia de los cubanos de la ineficacia de ese gobierno. Todo lo que digo, en el sitio que sea, es justo lo que pienso y lo que quiero decir.

  • el 27 febrero, 2015 a las 8:49 am
    Permalink

    Isidro, igualmente completamente de acuerdo he igualmente de acuerdo en que no tenemos que concordar en todo. No hace falta coros sino diversidad. Que cada cual pueda expresar su propia voz y dar ideas y expresar su punto de vista..
    Casualmente no hace mucho mencionaba el cuento del elefante en un post de Erasmo creo :-)
    Efectivamente como dices no fui testigo de los primeros momentos de la revolución y se que se realizaron cosas buenas pero a que costo? Y las cosas malas que también ocurrieron? Si baños a ser honestos hay que hablar de todo lo que ocurrió de lo bueno y de lo malo.
    Me alegra que podamos sostener conversaciones civilizadas y dar un pequeño ejemplo de lo que pudiera ser el intercambio entre personas que piensan diferente pero que creen en la ventaja de una sociedad libre!

  • el 27 febrero, 2015 a las 8:07 am
    Permalink

    Estimado Juio:

    Creo que a Armando, a ti y a mi (y a tantos otros) nos ocurre como a los indios ciegos que describieron el elefante según la parte del cuerpo del paquidermo que habían tocado. La vivencia que se haya tenido de esa realidad influye en gran medida sobre nuestras experiencias básicas y nuestras actuales conclusiones.

    Quizás por ser algo mayor que tú, me tocó vivir de cerca los primeros intentos de llevar a grandes mayorías desposeídas servicios y oportunidades que no habían tenido hasta entonces. Y esto no es demagogia, ni tupe. Aún recuerdo cuando La Habana se llenó de guajiros (familiares míos entre ellos), que todavía con el machete a la cintura llegaban de toda la Isla, para celebrar el camino que les abría la Primera Ley de Reforma Agraria (que luego se vio notablemente limitada por la Segunda); cuando se rebajaron los alquileres y servicios básicos, como la luz y el agua; cuando se abrieron los primeros círculos infantiles, que comenzaron con servicios gratuitos; cuando se iniciaron las escuelas Sierra Maestra para ciegos, sin cobro alguno; cuando se eliminó por completo la mendicidad (algo que ningún otro país de América Latina ha logrado); cuando se juliló a miles de cubanos con sueldo histórico, que percibían desde antes de la Revolución; cuando se jubilaron a otros cientos de miles más con la Ley 270, que les respetaba íntegro el salario (algo impensable en aquel entonces para la mayor parte del mundo)…En fin, sobran los ejemplos.

    Desde luego, eran otros tiempos. Hoy, la realidad dista con mucho de aquellos años (claramente, para mal), cuando el futuro parecía estar a la vuelta de la esquina. Y en consecuencia hay que actuar y quitar los lastres que aún arrastra el país…

    Entiendo, y hasta me complace, que no estés de acuerdo conmigo, pero hay cosas que no se pueden tapar con un dedo…

  • el 26 febrero, 2015 a las 6:12 pm
    Permalink

    El Sr Armando enumera males de antes del castrismo y de otros paises pobres de la region,pero no indica ninguno en Cuba,al parecer no visita las escuelas ,ni los hospitales,ni ve ancianos y ninos mendigando en las calles,ni gentes sin techos o viviendo en pauperrimas fabelas..En definitiva El sr no sale a la calle desde que empezo el llamado periodo especial.En cuba hay todos los males que habia antes y hay en los paises que menciona y peor aun,existe bajo una dictadura militar que ni siquiera aprovecha su poder absoluto para avanzar la economia y garantizar un vasito de leche e insiste en un modelo que solo crea necesidades,corrupcion y la perdida de lo mejor de la juventud hacia otras naciones.Siempre critique lo estupido de la politica norteamericana en seguir con un embargo que en medio siglo no ha dado ningun fruto,pero no es peor aun y mas estupido(a no ser que lo que unicamente interese es permanecer en el poder)Continuar con un modelo politico-economico que en mas de medio siglo no ha podido llenarle el plato a los cubanos ni permiter que manifieten un pensamiento diferente al de Fidel, primero y al de Raul ahora.Eso de partido,comite central,poder popular ,son puros adornos.El poder en cuba fue y es personal desde 1952,empezando por Batista..Que lastima de pais tenemos!

  • el 26 febrero, 2015 a las 12:42 pm
    Permalink

    Armando, ya dije que no hay que instaurar ningún capitalismo en Cuba pues el capitalismo siempre ha estado en Cuba a eso que tu y algunos otros llaman socialismo no es mas que una versión de capitalismo extremo donde toda propiedadoen el caso actual la mayoría es propiedad del estado. Convirtiéndose este estado entonces en el capitalista explotador que paga sueldos de menos de 1 dólar diario a lo que es considerado como por debajo del nivel de pobreza internacional.
    No debemos dejar de destacar que este nivel extraordinario de explotación del cubano de a pie nos viene de un gobierno que prometió el bienestar y que todavía a estas alturas es incapaz de producir un baso de leche en la mesa de muchos cubanos pobres. Claro que al costo de los hijos de papa visitando New York city con carteras de diseñadores caras o visitas a Egipto con Nieto o viajecitos pagados de regalo (soborno) a Grecia etc etc.

    Por qué insistes en que el único capitalismo posible para cuba es el de México u otros capitalismo a disfunciónal es? Es posible y esta demostrado que aun en materia de beneficios sociales algunos capitalismos como los que mencione son superiores a cualquier socialismo real. Por que no puede ser así para un capitalismo libre y democrático cubano ?
    Con respecto al embargo ya lo he mencionado varias veces por acá que estoy por que sea eliminado y sin mas por tener relaciones comerciales completas donde podamos comprar directamente de negocios privados cubanos y fincas de campesinos.
    Yo no quiero un gobierno que ordene a sus ciudadanos como soldados sino que uno que escuche los problemas que estos enfrentan y busque soluciones variadas y no aquellas que se ajustan s una ideología por que si algo nos enseñan todos estos años de socialismo es su fracaso total en la economía y en la sociedad.
    Si es verdad que la aprobación de los cubanos es tan alta del partido gobernante entonces no hay duda que seria totalmente imposible para ellos perder el poder como ya mencione. No hay necesidad de gastar recursos tan grandes de la nación poniendo a cubano a espiar contra cubano, algo nada productivo pero si enagenante.
    Quiero ver un gobierno que mantenga sus cuentas claras y que nos diga en que gasta el dinero cada céntimo de lo que contribuimos. Por que los gobiernos son pagados por nosotros los ciudadanos ellos no crean el dinero de la nada y todos esos beneficios que dicen regalar son pagados por nosotros mismos.
    Quiero también un gobierno donde los que participen en las escalas superiores sean juzgados por las mismas leyes que el limpia botas de la esquina y donde podamos evitar la corrupción a cualquier nivel. Hace mucho en Cuba que rigen dos sistemas de leyes uno para la elite y otro para los demás.
    Quiero además para mi pueblo una prensa independiente que no se deba ni al gobierno ni a un partido. Para que sea nuestros ojos y no para crear una fantasía de realidad que no existe en la práctica.
    Por ultimo y creo que es lo mas importante es la libertad el derecho que tenemos a expresar lo que pensamos el derecho a asociarnos con otros ciudadanos que piensen igual y el derecho a trabajar y a asociar para trabajar sin interferencias dictatoriales de un estado totalitario o de una elite que solo busca su perpetuidad en el poder y la de sus vástagos.

  • el 26 febrero, 2015 a las 11:14 am
    Permalink

    Bueno, Julio, no creo que pretendas que en caso de instaurarse el capitalismo en Cuba, será el de los países nórdicos, ese es un canto de sirenas, cuando hablo de México, haití etc, es por que eso es lo que nos toca, al menos México tiene petróleo y es un país de muchos recursos naturales, en cuanto a los errores del aparato estatal, son más que conocidos y enunciados por el propio estado, pero, por favor, no minimicen el bloqueo como principal obstáculo para el desarrollo del país y para el bienestar del pueblo.
    Y si no es asi ¿por qué no lo acaban de quitar?, ¿Por qué la guerra económica que ahora quieren repetir en Venezuela? Dejen gobernar a los pueblos en paz, que si la variante socialista es inviable, ella sola se cae o la tumba el pueblo, lo que no es ético que hagan una guerra económica que llena de privaciones al pueblo y luego culpen al gobierno atacado, por esas mismas privaciones.
    De que hay que cambiar cosas es lógico que hay que hacerlo, la ANAP produce más del 60% de la producción agrícola del país, entonces la agricultura estatal que posee la mayoría de la tierra es ineficiente, y deben ser cambiados los mecanismos que atan a las fuerzas productivas, el sistema crediticio bancario prácticamente es inexistente, una misma moneda tiene cuatro cursos legales, etc.. unas deficiencias tienen carácter objetivo, pero muchas pueden ser resueltas por nosotros mismos, pero, !ojo!, .. tratando de resolver problemas propios o fabricados, Iraq, Afganistán, Libia, Ucrania, Siria, y ahora Venezuela se han convertido o los están convirtiendo en países de crisis social, de violencia fratricida y desangramiento del pueblo.
    Ese es la salsa que cocinan para nuestros pueblos los halcones de la guerra, para poder vender cada día su producción, si no hay guerra no hay forma de gastar balas, a no ser cazando rinocerontes y esos casi ya no quedan.
    Por eso , de una forma u otra debemos resolver los problemas sociales que afrontamos, pero con mucho tacto, sin violencias, pues puede ser peor el remedio que la enfermedad.
    En cuanto al capitalismo de los países nórdicos, debo destacar que en esos países no existe la humillante opulencia de unos pocos, por el sistema tributario gradual que establece que a mayores ingresos mayores impuestos, lo que permite al estado una política social más equitativa que en los,propios USA, pero, precisamente de eso es de lo que habla el socialismo, aplausos para ellos, ese tipo de sociedad es el que queremos construír la de un bienestar próspero y sostenible, pero sin millonarios ni escalas sociales donde el hombre valga más por el tamaño de su cuenta bancaria que por su talento.

  • el 26 febrero, 2015 a las 7:17 am
    Permalink

    Estimado Isidro no comparto tu opinión sobre lo que escribió Armando. Para comenzar cabe señalar que recurre a los manidos temas de defensa que usa el Castrismo. Comienza con una falacia lógica conocida en ingles como straw man argument o sea construir un hombre de paja o una mala representación de lo que el otro dice. Estoy seguro que gusana no desea una educación en Cuba a la que solo tengan acceso una minoría. Y ya que hablamos de minorías por que Armando no trae a colación los excesos de esta elite con todos sus privilegios especiales y demostrables? Supongo que todo eso viene incluido en “los errores de la revolución” .
    Cuba nunca dejo de ser capitalista, el famoso socialismo cubano es solo un capitalismo monopolista de estado donde como todo capitalismo un grupo es beneficiado en perjuicio de los demás, hay variantes más justas de capitalismo pero obviamente para la conveniencia de Armando tiene que comparar a Cuba con lo peor del capitalismo. Por que no usa a alguno de loa países nórdicos cuyo sistemas capitalistas superan en órdenes de magnitud a los beneficios sociales de cualquier socialismo real o inmaginado? Bueno esta claro que en ese caso la tarea de justificar el elitismo y la falta de democracia en nuestro país se le hace mucho más difícil .
    Siempre regreso a la misma pregunta . Por que si el gobierno cubano reclama aprobaciones tan altas de su mandato no permite de una ves y por todas una democracia? Si es verdad loque nos han repetido hasta dormir entonces es lógico que continúen en el poder. Simplemente repito lo que he dicho antes. Ni siquiera esto es un problema de capitalismo versus socialismo sino de un estado ineficiente he incapaz que no puede si quiera reconocer sus mas simples errores por que Ahhh, “eso es darles armas al enemigo”.

    Isidro no detuve peros mi esa ultima afirmación como las afirmaciones sobre las culpas del embargo etc sabemos que solo don justificaciones para excusar todo lo mal hecho. Y hay toneladas de páginas que pudiéramos escribir sobre lo mal hecho. Cuantos gobiernos del mundo tienen la bochornosa distinción de tener casi mas de un cuarto de su pueblo fuera del país? Creo que solo el gobierno cubano!

  • el 26 febrero, 2015 a las 12:47 am
    Permalink

    Armando:

    No está para nada desencaminado tu análisis. Tienes muchos argumentos sólidos a tu favor, y por experiencia de mi propia familia doy fe de las verdades que defiendes. Pero hurgando un poco más profundo en el post de Verónica, me parece que el quid de la cuestión acá no radica en negarse o propicar un simple vuelco al capitalismo (supongo que te refieres al “salvaje”), sino de procurar, ¡al fin! un urgente rediseño de nuestros rumbos como país, que según como yo lo veo, tampoco estarán comprometidos con el socialismo estatista vigente hasta hoy, ése que se quiso exprimir de los manuales de Afanásiev en los años 60, y que tanto daño ha causado a nuestra economía y a nuestro tejido social, por no mencionar el estrepitoso fracaso a que se abocó en medio mundo.

    No veo posible reestructurar nuestra nación obviando su creciente talante transnacional (que en una generación más quedará multiplicado con creces), como tampoco se logrará un avance significativo si antes no se amplía el diapasón de las posibilidades de desarrollo y la aceptación de las diferencias de credo de todo tipo.

    Y, calma, no hay que copiar ni postrarse ante de nadie. Buenas cabezas criollas nos sobran. Sólo hay que darles espacios y alas para que germine el pensamiento.

  • el 25 febrero, 2015 a las 4:45 pm
    Permalink

    Tal parece que los pueblos europeos y norteamericanos nunca trabajaron o fueron explotados. A lo mejor todos han estado abanicándose en sillones durante siglos. De todas formas; desgracia de muchos, consuelo de pocos.

  • el 25 febrero, 2015 a las 10:04 am
    Permalink

    En mi opinión Isidro no hay ningún plan maestro. Van dando timonazos y tumbos según el viento y las olas soplen.

  • el 25 febrero, 2015 a las 10:00 am
    Permalink

    Otra vez su retórica apunta a lo mismo, el apologismo del capitalismo y su refundación en Cuba,!señores! ¿Cuando ustedes acabarán de comprender que ese no es el camino? Las aspiraciones de 100% gusano es poder llevara sus hijos a una escuela privada, antes del 59 todas las escuelas eran pivadas, sobre todo las públicas, privadas de pupitres, de pizarrones, de almuerzo escolar, de uniformes, …, /quienes podían ir a las escuelas que pide gusano ? los que podían pagarla, y los demás, sumirse en la oscuridad de la ignorancia, ¿Y esa mierda es lo que propones para el futuro de Cuba?
    !Por favor, señores, usen un poco más su imaginación!
    ¿Qué servicios para los campesinos exige gusano? Para nadie es un secreto que algunos de nuestros servicios son escasos y de mala calidad, por la sencilla raz´on que están al alcance de todos y el acecho económico de USA (Bloqueo) nos agobia.Pero antes del 59 no recuerdo que fueran mejores, todos mis tios, hijos de campesinos aparceros, nacieron sobre una yagua en medio del campo, menos la menor que nació en la ciudad dspués que fueron desalojados por el latifundista dueño de las tierras y tuvieron que emigrar para una situación peor.
    Si toda Cuba vivía tan bien antes del 59, ¿Con quien Fidel tumbó a Batista, armado hasta los dientes por USA? !Ya ,se! A Fidel antes del 59 lo ayudaron los rusos, pues los cubanos vivíamos en el Paraíso.
    La Revolución, como toda obra humana está llena de defectos, su fortaleza radica en saber reconocerlos y luchar por erradicarlos, es verdad que nuestra juventud emigra en busca de mejores condiciones económicas que desgraciadamente no les podemos brindar, pero qué me dicen de las causas?, Si las causas están en el socialismo, entonces qué socialismo están construyendo en Mexico, Guatemala, Haití, etc.
    Los países desarrollados que nos estrujan en la cara su desarrollo y denigran de nuestro atraso y falta de futuro para nuestros jóvenes, no dicen nada acerca de que ese bienestar lo lograron gracias a nuestras desgracias, fue el oro y la plata extraídos de América la que financió el capitalismo europeo, fueron las economías esquilmadas de América y Asia las que desarrollaron el capitalismo Norteamericano, fue nuestro subdesarrollo el que financió su desarrollo, y dentro de nuestro país, fue la desgracia de muchos la que permitió la opulencia de pocos, Y, como dice el refrán; estimado gusano 100%; desgracia de muchos, consuelo de tontos.

  • el 25 febrero, 2015 a las 8:27 am
    Permalink

    “la cosa”. (Risas). Se puede añadir al léxico a igual que “esta gente”.

  • el 25 febrero, 2015 a las 8:03 am
    Permalink

    El que dice que el mundo se va acabar por culpa de los que le echamos hielo al whisky.

  • el 25 febrero, 2015 a las 4:43 am
    Permalink

    Verónica, la “cosa” caerá en Cuba tres años después de que muera el último Castro. No creo que antes.

    Y cuando caiga será de repente, como la caída del Muro de Berlín.

    Esos son los plazos. No creo que se retrasen, pero tampoco me parece fácil que se adelanten.

  • el 24 febrero, 2015 a las 10:58 pm
    Permalink

    Entiendo, Julio. No te falta razón. Sólo que el gradual cambio en la mentalidad del cubano de a pie me parece más determinante de cara al futuro próximo.

    Creo asimismo que de algún modo todos los cubanos, a reservas de nuestra identidad política o ubicación geográfica, hemos estado pendientes de que se revele el contenido del denominado “plan maestro”. Recuerdo que ésa fue una de las interrogantes que le planteó Eliecer Avila a Ricardo Alarcón, y la misma continúa pendiente de respuesta.

    Precisamente por carencias como ésas es que prefiero poner ojos en el bosque como un todo, para no adormecerme en la contemplación de un árbol en solitario…

  • el 24 febrero, 2015 a las 6:28 pm
    Permalink

    ¿Cual Erasmo? El erasmo con minúscula o el de con mayúscula?

  • el 24 febrero, 2015 a las 5:46 pm
    Permalink

    Si Isidro de acuerdo esta cambiando pero se an cogido en serio eso de ir leeeento.
    Una hormiga se mueve más rápido que el gobierno Cubano.
    Lo curioso es que cuando los cambios fueron para quitar negocios y confiscar propiedades y las otras barbaridades de este medio siglo esos si los realizaron de un dia para otro. Sin contar con nadie. Quizás la vejez les ha enseñado a ser más cautelosos. Pero si creo que los cambios son demasiado lentos. Y lo peor es que no se sabe cual es el plan maestro. Cual es el objetivo de los cambios?
    Para estos con quien contaron?

  • el 24 febrero, 2015 a las 5:07 pm
    Permalink

    Muy de acuerdo, Isidro.

  • el 23 febrero, 2015 a las 10:12 pm
    Permalink

    Esta reflexión de Vero complementa de algún modo la de Haroldo Dilla, que con el titulo de “Cuba: el muro y los agujeros” aún está en portada de HT. Ambas enuncian o resumen, según el caso, una serie de acontecimientos ocurridos en las últimas dos décadas, que nos permiten asimilar cuánto ha cambiado la Isla en múltiples órdenes. Quien ignore todo esto desde luego que no verá ninguna transformación, porque estará empeñado en descubrir el avance o retroceso exclusivamente en las esferas gubernamentales. Y mientras vive entretenido con el panorama en las alturas, se pierde el desfile que le pasa por el lado, de una sociedad cambiante. Y al final ésa es la que cuenta.

  • el 23 febrero, 2015 a las 10:00 pm
    Permalink

    Jaja…¿Te la llevaste, no? Es que no es lo mismo el perfil editorial de Pablo Díaz Espí que el de Circles Robinson…y como dice el dicho, “allí donde fueres…”

  • el 23 febrero, 2015 a las 6:12 pm
    Permalink

    Nada en esta vida es eterno. Todo pasa y todo muere. Nada ni nadie, por poderoso que se haya creído, ha derrotado al Tiempo. Es quien nos espera a todos al final del camino.

  • el 23 febrero, 2015 a las 6:06 pm
    Permalink

    Si Erasmo cuenta como parte de ese pueblo creo que aun no hay mucha esperanza.

  • el 23 febrero, 2015 a las 4:09 pm
    Permalink

    Si se toma el concepto como “proyecto de vida realizable”, la respuesta es NO.

    Ninguno de esos proyectos se vislumbran como que puedan ser realizables por lo menos en un futuro cercano, y como ya la mayoría ronda en los 40 o mas, no les alcanza el tiempo para esperar a que el régimen propicie las condiciones para ellos poder arrancar de cero.

    Verónica, iniciativas se están tomando desde hace rato, y a todas las han truncado, y todas estas que están surgiendo, la más reciente, la de Bruguera ya viste como la truncan. Las esperanzas bajo este régimen son negras, así son cuando se vive bajo dictadura, y todo indica que cada día hay mas cubanos dentro de Cuba que saben que el país no es mas que “dictadura, estatismo y decadencia” y que por no tener la paciencia de Job, que es la única que hay que tener para lidiar con ese gobierno, no la única salida que ven es la de huir.

  • el 23 febrero, 2015 a las 2:22 pm
    Permalink

    La Esperanza se define como la capacidad del pueblo cubano,para pensar y actuar en sus más íntimos pensamientos;en mi opinión pienso que la conciencia colectiva del pueblo Cubano está despertando y que la Esperanza está en movimiento hacia una Sociedad libre,sana,respetuosa y educada y que vienen tiempos mejores,más saludable y que al final del Día,esta será una sociedad que aprendió en su dolor por no saber como expresar su Esperanza en silencio,lo cual está despertando a hacerlo públicamente…que Dios bendiga al pueblo cubano y que el evangelio de Jesucristo brillé en sus corazones..

  • el 23 febrero, 2015 a las 10:49 am
    Permalink

    Yo no tengo, absolutamente, ninguna.

  • el 23 febrero, 2015 a las 10:48 am
    Permalink

    Veronica, que pensarias del novio que se ha estado celebrando dia a dia por 56 años y al cabo de ese tiempo declara que ahora si va a casarse con los cambios que esta hacienda, pero sin prisa y con mucha pausa? No lo botarias pero cinico?

  • el 23 febrero, 2015 a las 8:28 am
    Permalink

    De acuerdo con Veronica. La sociedad esta en plena transformacion aunque todos quisieramos que todo se resolviese hoy. El cambio de sistema viene al paso de la conga de Raul: sin prisa pero sin pausa. El pais no tiene marcha atras, el socialcosadesa, como dice alejandro, esta muerto esperando por el entierro. Mucho tiempo va a pasar aun para que el pueblo concientice la nueva realidad y empieze a exigir por sus derechos

  • el 23 febrero, 2015 a las 7:43 am
    Permalink

    Hay que dimensionar. Y definir bien el concepto. ¿Esperanza como un sueño o como un proyecto de vida realizable a futuro?
    ¿Esperanza de qué, de quién y para cuando?

    ¿Cuantos profesores tienen esperanza de comprarse una casa?

    ¿ cuantos guajiros tienen esperanza de tener acceso a servicios en su lugar de residencia?

    ¿Cuantos medicos tienen esperanza de abrir una consulta privada?

    ¿Cuantos padres tienen esperanza de mandar a los hijos a una escuela privada?

    ¿Cuantos cubanos tienen esperanza de poder elegir al presidente?

    ¿Cuantos cubanos tienen la esperanza de poder fundar un partido político, una ONG, un movimiento civil?

  • el 23 febrero, 2015 a las 7:38 am
    Permalink

    Verónica, la esperanza es lo único que no se puede robar a las personas, es un sentimiento humano que ha servido de utopía para llegar a ser los homo sapiens sapiens que somos. No creo que la “sociedad” experimente esperanza, mas bien es la suma de todas las esperanzas y sueños individuales.

    No olvides que hasta de lo malo se aprende y si no te mata te fortalece. Socialmente lo mejor que le ha pasado a los cubanos es que ya sabemos que el socialismo real totalitario jamas volverá a campear como en estas ultimas décadas. Esa es mi esperanza para la Cuba de mis hijos y nietos.

    Verónica, cuando vas a publicar en HT el post “La venganza de los cubanos” que esta en DDC? Es la misma Verónica Vega? Aquella parece mas militante por la causa de Cuba. La de aquí es mas espiritual y tolerante con la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *