Después del luto…

Verónica Vega

burnejonesHAVANA TIMES — Cuba está viviendo un despertar. Entre el duelo (sincero o fingido), los cuestionamientos, las manifestaciones tácitas o explícitas de alivio.

Entre las predicciones optimistas o funestas, el escepticismo o la convicción del peso imperturbable de la inercia. Hay una efervescencia latente: sea duda o esperanza, la expectativa vibra en el aire.

Para un país detenido en el tiempo, un movimiento es indicador de avance, por muy discreto que sea. Para una población entrenada en no decir lo que piensa, hasta la palabra “cambio”, puede ser subversiva.

Así que la mayoría, muy bien adiestrada en la omisión o la contención, se expresa libremente solo en un ambiente de confianza.

Conversando con conocidos, reuní algunas opiniones:

-“Estamos viviendo la transición al desarrollo, a la democracia”, dijo un joven intelectual. “Es solo cuestión de tiempo. Murió el último soldado de la Guerra Fría. Ya nadie cree en resolver los conflictos sociales mediante sangrientas revoluciones: el individualismo es el espíritu de esta época”.

-“Sé que muy pocos lo creen, pero todo va rumbo a un progreso gradual, y no solo económico”, expresó una amiga escritora. “Las naciones maduran, como las personas, aprenden que para avanzar se precisa entenderse y poco a poco optan por el diálogo”.

-“¡Ahora todo va a fluir!”, afirmó un cuentapropista. “Las negociaciones con Estados Unidos, las aperturas económicas…”

-“Esto se va a joder, pero desde arriba”, anunció un trabajador de turismo. “Aquí está todo calculado para reprimir una manifestación popular, el derrumbe vendrá de lo alto, como en la Unión Soviética. Y entonces los estadounidenses nos meterán mano, y no para nada bueno…”

-“Está al virarse la tortilla”, amenazó un vecino. “Y yo mismo voy a ir puerta por puerta a partir las patas a los chivatones”.

-“Para mí lo que viene es más represión”, dijo un artista plástico. “El luto fue un aviso: no se hagan los graciosos que aquí no va a cambiar nada. Hay que seguir por el mismo caminito: dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada”.

También abundan criterios como:

-“¿Qué va a cambiar? Aquí si cambia algo será pa peor. Esta Isla no se hunde, porque es de corcho”.

Algunos expresan indiferencia, absortos en su lucha diaria por la supervivencia; otros su total desesperanza; unos más siguen con el plan concreto o la aspiración de emigrar, temiendo solo que los probables cambios impliquen la derogación de la Ley de Ajuste.

Pero hay un elemento que hoy nos une a todos: ya el móvil sea curiosidad, incertidumbre o fe, únicamente el tiempo podrá dar una respuesta.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


2 thoughts on “Después del luto…

  • el 14 diciembre, 2016 a las 10:08 am
    Permalink

    hay que llorar al comandante como se llora a los heroes.

  • el 10 diciembre, 2016 a las 3:28 pm
    Permalink

    En todas las opiniones queda claro que el pais esta obligado a cambiar profundamente pero todo queda en manos de una cúpula que se percibe como desconectada del sentir del mandante. El pueblo cubano es el convidado de piedra.

    Notorio es ver cómo algunos creen que seremos devorados por los USA y escupodos nuestros huesos. Ese chip ha sido bien implantado en las mentes de la isla y costará trabajo formatearlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *