Cuba: el país inventado

Verónica Vega

En los libros de historia de Cuba jamás se le menciona a Hubert Matos.  Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — Nunca entendí ese recurso tan usado en telenovelas de gran audiencia, donde la pareja protagonista logra unirse tras cuantiosos reveses (y capítulos), y los separa otra vez la intervención de un rival. Siempre con una estrategia tan simple como una carta dudosa, una presunta infidelidad, un burdo chisme que no se verifica.

Me parece un recurso barato y una burla a la inteligencia más básica. Tal vez los auditores no protestan porque se conocen ya la fórmula: los amantes volverán a encontrarse en el último capítulo, y si hay cien de por medio eso solo garantiza más horas de entretenimiento.

Pero, ¿y cuándo sucede en la vida real? ¿Y si lo que se arriesga es la integridad física y psíquica de un ser de carne y hueso? ¿Cuándo son años irreversibles los que se pierden tras una ficción que aceptamos como impávidos televidentes?

Enterarme de la muerte de Huber Matos me ha dejado esa amarga sensación.

A pesar de haber luchado junto a aquellos que hoy llenan las paredes de escuelas y oficinas, o nos miran con pétreos ojos desde sitiales de mármol, en los libros de historia de Cuba jamás se le menciona. Los que lo conocieron podrán identificarlo en una foto de grupo, o en esos videos desteñidos donde se ven alegres barbudos protagonizando un instante de gloria.

Veinte años de cárcel y el exilio bastan para disolver las dudas, los rumores, los velados reproches. Bastan para convertir la luz en oscuridad, la verdad en falacia, la presencia en Nada. Después de todo, la historia se hace en las arenas del tiempo, y un solo lamido del mar deja la superficie lista para nuevos trazos.

A Matos lo condenaron en un juicio público donde ni siquiera se le concedió la palabra. ¿Por qué esa multitud enardecida en lugar de gritar: “¡Paredón!” no exigió que él también hablase? ¿Por qué, igual que ante las malas obras que intentan imitar el verdadero arte, los auditores se conforman con una sola versión?

Cuando miro ejemplos recientes, me duele admitir que en cinco décadas, en este sentido no ha cambiado nada.

Pasó con la poetisa María Elena Cruz Varela que desapareció en otra niebla de exilio y desmemoria. Con las víctimas de la Primavera Negra, con Orlando Zapata, que murió en prisión mientras los medios oficiales ridiculizaban los motivos de su huelga de hambre. A ninguno de ellos se le hizo una entrevista para TV o prensa: jamás se les concedió la palabra.

Yoani Sanchez. Foto: Kelly Knaub

Pasa con Yoani Sánchez a quien solo se le cita en los medios oficiales como ciberterrorista o, apátrida con la vil ventaja de la ausencia y el silencio impuesto. Con el proyecto Estado de Sats. Con Oswaldo Payá, que cobró existencia oficial cuando ya no tenía ni voz para defenderse.

Pasa ahora mismo con las noticias sobre Venezuela, a través de un canal donde las voces de Henrique Capriles o Leopoldo López no se escuchan, o se escuchan editadas.

¿Acaso no somos seres pensantes? Desear saber lo que piensa el opositor (o el acusado), precisar su versión para completar un juicio, ¿no es simple sentido común? ¿Quién nos garantiza que mañana no seamos nosotros las víctimas de la mordaza o de la reconstrucción?

El monopolio de la información es poder, no lo dudo, pero la verdad tiene sus propias alas. Cuando llego a sentir que estamos en un país inventado, donde montones de voces ahogadas vagan en la niebla de la omisión, me acuerdo de la película  “El show de Truman”, y recuerdo que sólo quienes no buscan la verdad se conformarán (para siempre) con una isla ficticia, admirando una puesta de sol… de cartón.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


45 thoughts on “Cuba: el país inventado

  • el 15 marzo, 2014 a las 2:42 pm
    Permalink

    Isidro, Si, la verdad puede ser relativa, pero nunca la definiera como llegando a ella por “The battle of wits. Todos tenemos nuestra verdad aquí en HT, pero hay gente que confunde su verdad precisamente como una cuestión de “wits”. Son los que quieren siempre “ganar” la discusión y siempre quieren decir la ultima palabra. No tienen la mas mínima gana de ver el punto de vista del otro, o ceder una pulgada en su posición. Esa posición puede ser tan dogmática como la del gobierno y no necesita apoyarse en ninguna coacción. Aunque me he encontrado con algún que otro matonismo intelectual y no son precisamente del oficialismo.

    Hay también una falsa batalla de ideas y es practicada por las grandes cadenas televisivas americanas. Se daba mucho cuando se debatía el problema Árabe-Israelita. Traían a dos participantes, uno Árabe y el otro judío o americano. Ambos eran especialistas del tema, pero con una diferencia; el que defendía la posición de Israel tenia ligeramente mas “wit” y sobre todo un dominio del idioma Ingles muy superior al del Árabe. Al tener mas recursos lingüísticos era obvio quien “ganaba” el debate supuestamente imparcial, ya que se habían presentado “ambos puntos de vistas” y se les había dado a ambos “equal time”. Es un viejo truco televisivo y se aplica bajo la libre expresión. Eso de, “The battle of wits”, a mi siempre “me huele a fu”. Cualquiera puede decir una verdad, ya sea el Rey o ya sea su porquero. Con coacción o sin ella. Pero eso es muy difícil de aceptar para la gran mayoría de la gente.

  • el 15 marzo, 2014 a las 10:21 am
    Permalink

    Julio y Tony:

    Entiendo que “La Verdad” es uno de los vocablos más relativos y elásticos con que carga el diccionario, y muestra de ello es que en este foro cada cual defiende su verdad como universal y así trata de convencer a los otros.

    En cuanto a Yoani, no creo que su trascendencia se apoye sólo en el ejercicio puro y duro de “la verdad” pues antes de ella había ya muchos abordando los mismos temas, y sin embargo, apenas se hablaba de ellos. Quizás sin el apoyo que recibió de varias entidades con suficiente empuje global hoy no sería quien es. Por eso dije lo de “imponerse”.

  • el 15 marzo, 2014 a las 12:22 am
    Permalink

    Ese ha sido el gran exito de esta dictadura. Lo primero que hizo Maquiavelo fue cortar toda comunicacion con el resto del planeta, dejo al pueblo a la merced de ‘sus versiones oficiales’ y ahi fue donde de verdad se pudo comprobar que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

    Por eso es que a mi padre nadie lo engan`o, me acuerdo que en mi casa siempre estaba puesto un radio de onda corta, nada de las guayabas del jefe se las creyo y yo para creer en algo que fidel dice, tengo que hacer un research bien exhaustivo, de el lo creo Todo y de el no dudo Nada, mientras mas macabro mas lo creo.

  • el 14 marzo, 2014 a las 10:47 pm
    Permalink

    Ya se te salio la chancleta, ya sabia yo.

  • el 14 marzo, 2014 a las 2:42 pm
    Permalink

    bueno kroketon, a mi me parece que aqui el unico que ladra es usted, por ser el perro que es, y le voy a decir como le dije a EDUARDO, no estoy para gente desordenada.

  • el 14 marzo, 2014 a las 1:49 pm
    Permalink

    Igualmente, guiándonos por versiones oficiales, lo que pasó en Mazorra fueron “sucesos” y no 26 pacientes muertos por hambre vieja y frío. Y la culpa fue de la cocinera que se robaba un jarrito de arroz, no del Ministro que parece que nunca vio las ventanas rotas y a los locos famélicos.

  • el 14 marzo, 2014 a las 1:43 pm
    Permalink

    Si nos guiamos por versiones oficiales, al Remolcador 13 de Marzo lo hundieron por accidente y solo trataban de ayudarlo.

    PERO por esos días yo vivía en Guanabacoa, mucha gente del remolcador eran de Regla, y se manejaban en la calle las versiones de la gente que les habían lanzado chorros de agua a presión a la cubierta. En esos días yo llegué a pensar que habría tiradera pa la calle.

  • el 14 marzo, 2014 a las 12:19 pm
    Permalink

    Isidro,
    Gracias, de verdad que sabia que algo estaba mal en esa conjugacion.
    Bueno, al ataque!!!, jeje, si esta en un libro de Tom Clansy a lo mejor lo lei ahi, o a caso los libros que castro ha editado para que se puedan leer en Cuba segun su historia y conveniencia son mas certeros?.

    Para el analista politico de EDUARDO: ( ya me tiene hasta friskiada creyendome de que es el pobre Elio)

    Si por versiones oficiales nos vamos a llevar, Ustedes si que se pueden llevar por la “version oficial” que se da en Cuba sobre el horrendo crimen del avion de barbados…como puedes ver ,libra de toda culbabilidad a esa bellisima persona que es el honorable asesino y luchador por la libertad y la democracia que es fidelcastroruz, hijo de la gran Lina – Que mas EDUARDO?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *