Corre, que viene el lobo

Verónica Vega

https://havanatimesenespanol.org/wp-content/uploads/2015/12Cafetería-muy-popular-en-el-Vedado
https://havanatimesenespanol.org/wp-content/uploads/2015/12Cafetería-muy-popular-en-el-Vedado

HAVANA TIMES — A pesar de que el proceso de “deshielo” entre Cuba y EE.UU. parece paralizado, aunque aún no se ve, como dijo alguien “ni coca cola ni chicle”, algunos no pierden el optimismo y se preparan para la carrera del capitalismo oficial, donde se sabe que quien no corra a la velocidad requerida es abandonado sin piedad en la pista. Asumen la necesidad de dominar uno o más oficios y estar dispuestos al trabajo duro, hábito casi extinto aquí.

Otros, más pragmáticos, se atienen a la máxima de “ver para creer”, así que dicen: “Mientras no me salpique, yo sigo en mi lucha, como si no hubiera cambiado nada”. Pero mentalmente están abiertos a los acontecimientos y sopesan estrategias para el momento del salto.

Están también los escépticos, acostumbrados a que los cambios se queden en las palabras y que a estas “se las lleve el viento”. Así que continúan machacando con lo que han aprendido o más bien desaprendido en décadas de disfuncionamiento: a vender lo que pueden sustraer de la fábrica, la panadería, la farmacia, el hospital, la escuela, el círculo infantil, la funeraria, el cementerio.

A seguir desviando recursos, alterando cifras, escamoteando papeles, vendiendo turnos, atrasando trámites para provocar sobornos.

A continuar, en fin, con una maquinaria que les ha servido para llenar el plato, (a veces para más), y han transmitido a sus hijos convencidos de que son las reglas de un juego que permanecerá inmutable.

La crisis de valores de la que ya se habla oficialmente está dejando estragos en los negocios privados, donde los propietarios se quejan de la indisciplina de los jóvenes, que “quieren dinero fácil”, y no son confiables. Un taxista comentaba: “Cada vez que pongo de chofer a uno de esos jovencitos, ¡me rompe algo en el carro y hasta se niega a pagarlo!”

Restaurante en el Cotorro, iniciativas para atraer a los clientes.
Restaurante en el Cotorro, iniciativas para atraer a los clientes.

En las cafeterías privadas contratan jóvenes para atraer al público, pero “hay que estar a la viva, porque son unas fieras”, dice un cuentapropista.

“Si tuviera un buen salario, no tendría que raspar tanto”, admite una jovencita que ha trabajado en varias cafeterías, “porque los dueños te pagan lo mismo sin importar el monto de la venta. Yo aguo la cerveza, llevo mis cigarros y los vendo primero que los del dueño, y a los borrachos, cuando no se acuerdan de que pagaron, les digo que no lo hicieron y me guardo la diferencia…”

Sin otra ideología que el dinero, no creen que este sea la recompensa del esfuerzo paciente y menos de la ética. Se miran en el espejo de sus padres y abuelos decididos a que la confianza ciega y la incertidumbre económica, se rompan en ellos.

Esa red omnipresente que es el mercado negro, incluye conexiones para infiltrar en las llamadas “shopping” productos de fabricación casera: bisutería, champús, desodorantes, helados de supuesta marca Nestlé adquiridos al por mayor en cafeterías estatales y colocados en envases recogidos de la basura. Galletas de supuesta marca nacional, envueltas y selladas en papel de fábrica, que resultan bodrios del llamado “chocolatín” en venta liberada, y mucha azúcar.

Generaciones que han desarrollado habilidades inaplicables en un sistema organizado, a veces con títulos comprados, entrenamiento insuficiente o nulo, no dominan en la práctica ningún oficio.

¿Cómo enfrentarán el golpe de un cambio a la brutal economía de mercado que, desde lejos, tanto los deslumbra? ¿Cómo se insertarán en ese capitalismo próspero, en las trasnacionales con positivistas propietarios, en el que la confiabilidad es requisito indispensable?

¿Adónde irán cuando vean que el lobo, como en la fábula de Esopo, ya no es un chiste?

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


7 thoughts on “Corre, que viene el lobo

  • el 5 diciembre, 2015 a las 11:51 pm
    Permalink

    estuve trabajando mas de 4 años en un liquors store, hacia part time, y cubria ausencias, cuando comenze, (estaba recien llegado) no entendia bien como se hacian los cambios de turno, (un empleado entraba de 9 am a 5 pm) y lo relevaba el segundo turno, a mi podian llamarme porque el segundo turno se le presento un problema urgente, recuerdo cuando fui por primera vez, llevaba cierta incertidumbre, simplemente el que salio me dijo adios y yo la 1 pm hice el cuadre de todo el dia, luego me dijo el dueño, el dia que la desconfianza obligue a hacer cuadre, simplemente los boto a los dos y pongo gente nueva, un licor pudiera no pasar el scaner por estar en estante y no tener alta, el dueño me decia, busca otra mercancia con el mismo precio o parecido mas menos pero no dejes que el cliente se vaya sin la bebida, a mi pregunta: en inventario te va a sobrar en un lado y te falta en otro, no te preocupes, me decia, yo resuelvo eso, claro que todo no es tan simple, en los grandes establecimientos el cajero entrante llega con la caja que va a utilizar en su turno, en otros el video-vigilancia hace su parte, conozco muchos con camaras que hacen una toma vertical exactamente encima de la caja, hace algunos meses fue noticia que empleadas de la Cafeteria Versalles del MIA, cuadraban caja con los tickets que tenian para sus comidas, las detectaron y las botaron al barrer, sin niguna misericordia, despues el dueño recapacitó, y les dio una segunda oportunidad, no creo que lo vuelvan hacer ni otras tampoco.

  • el 4 diciembre, 2015 a las 7:04 pm
    Permalink

    Durante siglos (y quien a leido historia sabe que es asi ) la humanidad a luchado contra las malas practicas comerciales, como alterar las pesas , las cuentas , las mercacias adulterarlas y un sin numero de practicas; a la humanidad le costo siglos educar a productores y consumidores ; pero junto con el triunfo revolucionario tambien se perdio estas transformaciones de la conciencia social que sin ellas hace parecer salvaje cualquier practica capitalista independiente. Por otro lado, el gobierno cubano esta disegnado e implementando el capitalismo de estado que quiere, y dejando a su suerte el capitalismo espontaneo del pueblo. Es obvio que lo hacen a adrede para que la gente rechacen el capitalismo independiente y tomen docilmente el camino que se les a trazado.

  • el 3 diciembre, 2015 a las 9:55 pm
    Permalink

    Hay mucha gente equivocada en Cuba. Por eso chocan cuando emigran, ya sea a Ecuador, Espana, USA o la conchinchina. Algunos se adaptan y entran por el aro y otros se estrallan. Asi de sencillo.

  • el 3 diciembre, 2015 a las 9:45 pm
    Permalink

    En el capitalismo “oficial” simplemente hay 25 marcas de chócolates y donde se den cuenta que un comercio minorista esta falsificando su producto no le distribuyen más y le meten una demanda que tiene que cerrar el timbiriche.

    Si es una cadena de franquicias de gastronomía mandan sus inspectores por todo el mundo y te chequean hasta el papelito en la puerta del baño que dice a qué hora pasaron él trapeador.

    Mira que para el Black Friday le metieron multa a los comercios que anunciaban descuentos falsos.

    Y al final es el consumidor el que decide.

  • el 3 diciembre, 2015 a las 5:17 pm
    Permalink

    Buena esa Adalberto! De todos los que nos ha contado Verónica los que seguramente prosperarán serán los que aprenden más de un oficio, están dispuestos al trabajo duro, esos triunfarán en el capitalismo, sea en cuba o en Hong Kong. No hay nada mejor que trabajar duro un montón de horas, hacer si es posible hasta horas extras y luego poder en tus vacaciones darte el gusto de un viaje con tu familia, o remodelar tu casa, o amortizar una deuda con el banco, para eso sirve tener, uno, dos , tres oficios. Si algún dia llega el capitalismo a Cuba (porque lo que hay ahora es más o menos feudalismo) se acabará el descaro de un montón de vagos (jóvenes y no tan jóvenes) que pululan por doquier; no habrá más venta de cerveza aguada (la cerveza de marca estará en dondequiera a un precio acorde al bolsillo de la gente, se acabarán las tenderas descaradas y ladronas. Bien lo dice el “bobo”, el mejor curso para que la gente aprenda a trabajar de verdad lo da el capitalismo verdadero.

  • el 3 diciembre, 2015 a las 1:03 pm
    Permalink

    Pues pasara como en todos los paises ….a unos se lis comera el lobo ..y a otros no…asi sencillo …no queremos capitalismo??? Pues el que se despiste ..que se joda …la igualdad ciudadana esa que nos mal enseñaron se acabo ……”cubanos bienvenidos al mundo real” y cuanto antes mejor!!!!!

  • el 3 diciembre, 2015 a las 11:41 am
    Permalink

    Verónica, para nada eso que se vive en Cuba es economía de mercado capitalista.

    Yo he vivido en el tercer y primer mundo y jamás he visto chapucerías como la que describes de Cuba. Aqui si alteras un producto te cierran el negocio y posiblemente te caen varias costosas demandas de los afectados. Que los jóvenes trabajan mal y roban es una mala maña adquirida en el socialismo del hombre nuevo, que veo que se les cura rapidito cuando salen de Cuba y tienen que pagar renta mensual, seguros y mantener una familia. En eso el verdadero capitalismo te educa en un curso rapido y sin maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *