Ataques sónicos: todos somos afectados

Verónica Vega

El último misterio. Ilustración: Yasser Castellanos

HAVANA TIMES – El artículo publicado en Havana Times  Ataques sónicos: los cubanos no los toma sentados, de Michael Ritchie, me hizo recordar una noticia que leí hace dos días:  Un disfraz de Ana Frank para Halloween causa revuelo en Internet.

En la foto posaba una niña sonriente con su traje sencillo y la boina que identifica a la protagonista de una historia terrible. Recordé un libro que vi hace años. Una compilación de textos y dibujos hechos por niños mientras estaban en campos de concentración. Todos los versos y las imágenes expresaban un terror asfixiante mezclado con el candor propio de la infancia. No pude pasar de las primeras páginas. ¿Esa niña “disfrazada” de Ana, -me preguntaba-, sabe lo que es el fascismo?

El post sobre los ataques sónicos me produjo un efecto parecido. Tuve la seria duda de si el autor sabe lo que implica: “Pérdida permanente de la audición, migrañas, fatiga, insomnio, deficiencias cognitivas, entre otros daños…”  A cualquiera que de golpe y sin explicación experimente algo así, no le quedarán ganas de mezclar el asunto con inodoros, con o sin tapas, y el Che incluido.

Incluso para negar culpabilidad o solo negligencia por parte del Gobierno cubano, no es necesario ridiculizar los daños de las víctimas médicamente confirmadas, o siquiera de las probables.

No es necesario ridiculizar que, en medio de esta nueva y extraña guerra, una vez más estemos los cubanos. Padeciendo las consecuencias de lo que se decide sin nuestra opinión y menos nuestro consentimiento.

El cubano de a pie, indiferente a cualquier cosa que no implique un alivio a su carrera de supervivencia, apenas comenta de este asunto escabroso del que se le ha dado una versión parcial y salpicada de extremismos. Si el Gobierno lo convoca a vociferar su supuesta inocencia frente a la embajada, sin duda lo hará, aunque sabotee las consignas, como hacían estudiantes obligados a reclamar por el niño Elián González y amparados por la algarabía gritaban: ¡Elián, llévame pal Yuma! , eligiendo olvidar que junto a ese mar se despedazan las familias y hasta los cuerpos extraviados en ese abismo de agua que una política ineficaz ha tornado insalvable.

Aquí se confronta el mal con guarapachanga. Y esa es la causa de que tengamos una sociedad tan disfuncional. Los chistes disfrazan la frustración y el miedo, reemplazan las protestas y las soluciones.

Quién duda que la historia de los ataques sónicos parezca salida de una obra de ciencia ficción. Intrigante, rayana en el absurdo, subyugante. Y una trama nebulosa no podía contar con un escenario más intrincado: las relaciones de países en larguísima tensión, con peligrosa cercanía y animadversiones de ambos lados.

Pero deberíamos ponernos serios y reconocer que, aunque los motivos y el arma de los supuestos “incidentes”, no se hayan identificado, las afectaciones a la salud y los lugares en que desató la “anormalidad” de las víctimas, son reales. Que, al sufrir 22 funcionarios lesiones en territorio nacional, (incluso hay cinco canadienses y sus familiares también afectados), el Gobierno cubano incumplió con la Convención de Viena, el tratado internacional que regula las relaciones entre los países y la inmunidad del personal diplomático.

Ahora la terquedad mutua, la ambigüedad y el oscurantismo desataron la plaga. Un turista de Carolina del Sur se pregunta si también debería ser incluido en la lista. Él interrumpió su viaje a Cuba al sufrir una repentina pérdida de sensibilidad de sus cuatro extremidades minutos después de ir a la cama en el hotel Capri. El mismo inmueble donde se alojaban los empleados de Washington. Su rara enfermedad se prolongó por meses desconcertando a una docena de neurólogos. Al difundirse la noticia de los “ataques sónicos”, sus propios amigos le telefoneaban preguntándose si él no sería también una víctima.

Cuba niega insistentemente su participación en los presuntos ataques. Pero de inicio se ofreció a colaborar con la investigación. ¿Eso no significa que reconoce los hechos? Y si es así, ¿significa que acepta, al menos, ser vulnerable a la acción de un tercer país, que admite tácitamente su deficiencia en proteger al personal diplomático?

¿Por qué, entonces, la información que se le da al pueblo es la gastada retórica de patrañas del imperialismo, manipulación y represalias? ¿Por qué no hay un discurso único y coherente?

Por qué no tratar un asunto delicado de forma objetiva, por primera vez en la historia admite haber prevaricado con su deber y da pasos concretos para que ese edificio junto al mar no siga siendo un fantasma aterrador, lo mismo para cubanos que esperan la aprobación de una visa definitiva o de no inmigrante, que para funcionarios, sus familiares, o turistas que aspiran a algo tan simple como no sufrir futuras secuelas neurológicas por pisar esta isla surrealista.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


7 thoughts on “Ataques sónicos: todos somos afectados

  • el 4 noviembre, 2017 a las 7:36 pm
    Permalink

    Lo verosímil es que el gobierno cubano está cazando cada palabra que sale de la boca de los funcionarios norteamericanos, y en este sentido es imaginable todo tipo de invento -de resonancia… ideado tras lo irresponsablemente perverso del ideal castrocomunista.

  • el 30 octubre, 2017 a las 12:32 pm
    Permalink

    Se trata de política, dinero y mantener el status quo de las dos orillas, así de sencillo.

  • el 29 octubre, 2017 a las 2:27 pm
    Permalink

    Gracias amigos, por comentar. La política es algo tan filoso, que uno no puede sino mirar a cierta distancia. Nada es nunca cómo nos dicen porque los políticos solo hablan lo que les conviene. Pero incluso bajo esa premisa puede sostenerse cierta lógica, y eso es lo que Cuba no hace casi nunca. No creo en la buenaintención de Estados Unidos ni de ningún gobierno, entiendo que los pasos que dan son siempre coyunturales, pero, si, por poner un ejemplo, un vecino se cayó en mi casa y me dice que resbaló con una cáscara de plátano y ésta no aparece por ninguna parte, puedo pedirle que me demuestre los daños y me dé pruebas del objeto y del lugar en que ocurrió el accidente sin tener que gritarle al vecindario que el sujeto es un chismoso, que yo soy inocente, que bla bla… esto no solo es innecesario, sino que me desacredita. Y si él decide no venir a mi casa e instar a otros a que no me visiten, igual, mientras más honorablemetne me defienda más crédito ganaré ante los otros. Al final, la verdad siempre termina por salir a la luz. Saludos.

  • el 27 octubre, 2017 a las 3:37 pm
    Permalink

    …señor me resbala…mi punto es que en el caso de los ataques sonicos no hay pruebas exactas ni forma de acusar directamente a que o a quien o a como de lo que supuestamente sucedio…es por eso que si segun su razonamieno ninguno de los dos bandos son blancas palomas entonces porque usted asegura con tanta seguridad de que los cubanos son culpables y le da el beneficio de la inocencia a los usa???…al gobierno cubano se le podran achacar muchas mierdas pero en el caso especifico de la relacion con los usa creo que no son los culpables de preparar y financiar invasiones,bloqueos,sabotajes, actos terroristas y todo tipo de actos hostiles y agresivos contra el territorio,gobierno o ciudadanos de los usa …porque entonces darles sin pruebas la categoria de culpable a uno y de inocente al otro si solo nos ponemos a rebuscar en los antecedentes y el historial de cada uno???…

  • el 27 octubre, 2017 a las 11:23 am
    Permalink

    desde el punto de vista de lo que sabemos tu y yo, que es exclusivamente lo que nos llega por la prensa, tengo que estar 100% de acuerdo con tu comentario y tu punto de vista… y mas alla de lo que podamos creer de si si o no o si tal ves, la realidad es que nosotros no conocemos ni un pelo del lobo… yo nunca he negado de las malas intenciones del gobierno americano ni de que son imperialistas ni de que han dejado la cagada donde quiera que meten sus patas ni que la CIA hace y deshace a su antojo en tierra agena, yo estoy plenamente de acuerdo con esa realidad, pero no lo hago pensando que el otro es inocente… la URSS fue un imperio igualito que este, solo que fue el perdedor…

    y el gobierno Cubano, no digo que sea EL malo, sino que TAMBIEN es malo, tan malo como este, el gobierno cubano tambien tiene malas intenciones, tambien se ha metido en tierra agena y ha dejado cagadas y la contra inteligencia cubana tambien ha hecho y deshecho en medio mundo dejando el mierdero detras… puedes tu reconocer eso como yo reconozco lo que dices?

  • el 27 octubre, 2017 a las 11:01 am
    Permalink

    Verónica, de que hubo algo, lo hubo y por primera vez en la historia el gobierno cubano no salio desde el primer momento en su papel de victima abusada por el imperio brutal y eso tambien dice mucho, algo hay y ellos lo saben… en cuanto al “arma” utilizada… mmm… que te puedo decir, yo soy ingeniero y he trabajado por muchos años en la rama de electromedicina especialmente con equipos de ultrasonido, tomografos, resonancia magnetica, rayos-x etc y te digo que es extremadamente complejo sino imposible con la tecnologia actual, lograr atravesar varias capas de tejido si no se esta bien cerca o en contacto con este. Para llegar a dañar tejido de la forma en que se dice se requeriria de muchisima potencia para poder focalizar “lo que sea” y hacerlo durante mucho tiempo y hacerlo a traves de una cortina es dificil imaginate a traves de paredes o madera o un colchon o una almohada, estariamos hablando de un equipo descomunalmente grande que reuqeriria de una fuente de poder igual de descomunal mas algun tipo de sistema de ventilacion o enfriamiento y todo eso con el simple proposito de provocar daño fisico a 20 y tantas personas…???? mmmm… no lo creo, para eso hay 500 millones de otras maneras mas mundanas de hacerlo y si es que no los quieren alla pues se inventan un cuento como siempre y los expulsan o les pegan un virus estomacal y ya…

    lo que si es seguro es que el G2 anda detras de cada funcionario americano como las moscas a la mierda y lo que sea que les haya sucedido fue responsabilidad de ellos o con su concentimiento, en Cuba, nadie, absolutamente nadie se le acerca a esa gente sin estricto control del G2 y la CI.

    Alguna tecnologia andaban probando, con el objetivo de quizas de inducirle ideas revolucionarias jajaja o volverlos zoombis marxistas jajaja o leerles el pensamiento, quien sabe, pero les salio mal la jugada a largo plazo y terminaron por descubrir que el tareco jodia a la gente y ahora no tienen como arreglar el enturto…

  • el 27 octubre, 2017 a las 10:24 am
    Permalink

    …que dificil es ver cuando se ha decidido solo ver lo que se ajusta a lo que queremos ver…en el documento que se divulgo sobre la investigacion y analisis que hicieron expertos y autoridades cubanas sobre los supuestos ataques sonicos esta claro quien se tomo en serio el asunto y quien no,quien estuvo dispuesto a colborar para esclarecer el asunto y quien no…se insiste por todos los analistas como la señora veronica en que el interes de la parte cubana en colaborar en la investigacion es casi una aceptacion de su culpabilidad…no se supone que eso es lo que estaba obligada a hacer ante una denuncia tan seria de la parte norteamericana???…no se supone que debe actuar inmediatamente pensando en la buena fe de las autoridades norteamericanas que ddicen que su personal fue afectado???…en el documento se señalan cosas mas que extrañas que nadie todavia ha desmentido como que el jefe de seguridad de la embajada decia desconocer ese asunto cuando segun se decia ya se habian producido los primeros ataques…o que despues de producirse los ataques los funcionarios y sus familias continuaron haciendo vida normal y hasta recibiendo visitas de otros familiares desde los usa…si se ha politizado este tema es porque los usa no se lo han tomado en serio y a pesar de que reconocen no saber que paso y de no poder acusar a nadie ya han tomado importantes represalias contra cuba a pesar de los ofrecimientos de colaboracion…hasta el presidente trump se atrevio a acusar sin tener ningun tipo de pruebas …es eso politizar o no un asunto tan importante???….pero cuando solo se quiere ver lo que queremos o nos conviene ver creo que no hay remedio y la verdad y la realidad pasan a segundo plano…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *