¿Estamos dando el ejemplo?

Verónica Fernandez

El aeropuerto Jose Martí de La Habana. foto: Caridad

En los últimos años he escuchado muchas quejas de personas cubanas que viajan con frecuencia al extranjero y al retornar a su patria, en el aeropuerto José Marti, de la Habana, siempre encuentran medidas, dificultades y restricciones diferentes.

Los que me comentan de esta situación, me dicen, que siempre tienen que estar a la expectativa sobre que nuevo se encontraran al arribar a suelo cubano.

Resulta que, la nueva medida ahora esta dada por tener que pagar los residentes en el extranjero y con ciudadanía cubana, por cada día de estancia en Cuba, un impuesto de 5 CUC (US $6.25) por seguro medico.

Pienso, al igual que todas estas personas, que no es una buena medida, pues ¿Por qué al cabo de 50 años de revolución se implanta esta resolución?

Conozco y comprendo que estamos en un periodo de transformaciones, de cambios para el mejoramiento de la economía, pero eso no quiere decir que tengamos que ser inflexibles y que tengamos que llevar a la gente contra la pared (como decimos aquí en Cuba), pues muchas de estas personas que tienen permiso de residencia en el extranjero por una u otra razón, no han abandonado su ciudadanía porque quieren a su patria, la defienden desde donde están, luchan por ella y se exponen a miles de situaciones difíciles que muchas veces ni nosotros mismos sabemos.

Entonces, ¿por que echar a todo el mundo en el mismo saco?, ¿Por qué crear malestares entre nosotros mismos?  Como dije en otra ocasión, a veces tomamos medidas que benefician solo a un determinado sector de la población y no nos importan los demás.

En este caso, todo el mundo entra en esta medida. Se de una persona que me decía que ese dinero que tiene que dejar en el aeropuerto de seguro medico, se lo puede dejar a su familia para ayudarla económicamente y también me comentaba que si esto es así, entonces lo que están haciendo es ahuyentar a la gente para que extiendan mas su visita a Cuba.

Estamos hablando siempre de lo importante que es la familia en todo el proceso de la humanidad, de la reunificación de la familia, pero, ¿es que no se dan cuenta del daño que esta medida pueda hacer?

En contraste con esta y otras muchas restricciones aduaneras cubanas, tenemos la otra parte de la baraja.  Se exige mucho dentro del aeropuerto, pero cuando se sale a recibir a familiares y amigos y por mi propia vivencia, me pude percatar que ese nivel de exigencia que existe de un lado del aeropuerto, no se corresponde con el lado donde están familiares y amigos en espera, pues el nivel de suciedad es asombroso, de espanto; he visto caminando hasta cucarachas, lo que desgraciadamente no he llevado mi cámara fotográfica, pero tengo personas que pueden constatar este hecho.

¿Cómo se explica que en este mismo lugar se les cobre a las personas que entran al país por un seguro medico, nosotros mismos no damos el ejemplo?  ¿Cómo se explica que seamos abanderados y vanguardias de nuestro sistema de salud en el mundo?  ¿Cómo se explica que se invierta tanto en combatir el A(H1NI), si la primera imagen que se le ofrece al turista o visitante al llegar a Cuba sea tan desastrosa higiénicamente?

Esto, hay que verlo para creerlo y yo, lo vi y lo sufrí.  Muchos brazaletes tapabocas de los funcionarios de la aduana en el aeropuerto para prevenir las influenzas y muchas campañas mediáticas y después de chocar con esta total falta de higiene en el mismo aeropuerto, me pregunto: ¿que estamos haciendo nosotros mismos?  ¿Nos estamos desprestigiando ante la opinión pública internacional?. ¿Es que acaso de esta manera podemos ser ejemplo?  ¿Tenemos moral para exigir?  ¿Se buscan soluciones o problemas?

Veronica Fernadez

Veronica Fernandez: Naci en el pueblo de Regla, al otro lado de la bahia de la Habana. Muchos reglanos, huyendo de la contaminación de la refinería de petróleo, tradicionalmente han ido a vivir en Cojimar. Asi hizo mi familia cuando apenas cumplí cuatro años. Desde niña he sentido atracción por las artes y las letras. La poesía y el ensayo son mis predilectos. Tuve la dicha de estudiar Filología en la Universidad de la Habana con profesores de tallo mayor. Como Capricornio, me encanta la organización, la madurez de las personas, lo romántico de la vida y el desinterés, medula espinal de estos tiempos. Disfruto la comida criollo (arroz blanco, frijoles negros, pork y yuca con mojo) y la italiana, el chocolate y tomar un mojito en el casco histórico de mi ciudad.

Veronica Fernadez has 44 posts and counting. See all posts by Veronica Fernadez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *