Generaciones perdidas

Por Sara

HAVANA TIMES – Soy de la generación que nació con el Período Especial*; la de los discursos del dictador de seis a ocho horas por todos los canales nacionales y, luego, nuevamente apagón. Sin embargo, crecí en el seno de una familia fidelista*, fieles a los ideales de la Revolución y sus dirigentes, que no conocían otra cosa que este supuesto rayo de esperanza.

Durante la primera etapa de estudiante me enorgullecía cantar las consignas adoctrinadoras y creía fervientemente en la existencia de un bloqueo que frenaba el desarrollo de Cuba. Creía en la maldad de los yanquis y su deseo inventado de dominarnos, en fin, en todo lo que contasen por el noticiero oficial, único medio informativo de entonces. Participaba en cada una de las actividades estudiantiles y repetía la consigna “Pioneros por el Comunismo, seremos como el Ché”. Frase que a mi corta edad no alcanzaba a comprender, pero era de obligatoria repetición día a día, al terminar el matutino.

Según fui creciendo mis amistades comenzaron a ser más diversas, por lo que mi acceso a mayor flujo de información aumentó. Al principio me abordaron las dudas, las contradicciones, el engaño. Luego, con la apertura del internet tuve más acceso a indagar, realizar mis propias búsquedas; descubrí entonces que no quería ser como el Ché.

Mi juventud transitó sin mayores cambios, la creación del ALBA por el presidente de Venezuela en ese entonces, Hugo Chávez, y los beneficios que trajo esto para Cuba: disminuyeron los apagones, llegaron las cooperaciones de médicos y otros profesionales para América Latina y el Caribe. Parecía entonces que el tan ansiado desarrollo al fin llegaría, sin embargo, estos no fueron más que unos pasos en el camino.

Actualmente, año 2022, cuando el mundo entero ensaya con la nanotecnología, el turismo espacial y las clonaciones de seres vivos, la isla se encuentra sumida en su etapa más oscura, son más las horas en las que se carece de electricidad, servicio básico y sumamente necesario para potenciar su desarrollo. Son mayores las carencias de insumos de primera necesidad.

Cuba transita la crisis más grande de su historia, ¿qué hacer entonces? Los jóvenes de varias generaciones han apostado por salir del país, por abandonar familias, escuelas, sueños… Este fenómeno ha pasado de ser una migración masiva a una evacuación, es luchar por sobrevivir cuando tu familia no cuenta con recursos, cuando tu salario no alcanza, cuando no tienes acceso a servicios de salud y tu vecino se muere sin medicamentos, sin atención médica; entonces no sabes qué hacer…

A mis 30 años descubro que estoy sola. No me queda familia cercana, no tengo dinero para emprender un viaje, solo contemplo esta realidad, trato de sobrevivir a ella.  Mis amigos, los que no se han ido, lo harán, desesperados por un futuro, decepcionados de las promesas incumplidas, de los sueños rotos por la incapacidad de los dirigentes de su país, que le extraen hasta su último aliento en beneficio propio y venden la falsa imagen de socialismo al mundo (que ya ni ellos se creen). Mis amigos huyen de esta tierra que llora a sus hijos, se queda sin vida, solo queda el recuerdo de tantas generaciones perdidas.

*Período especial: período de carencias y necesidades que comenzara en Cuba tras el derrumbe del campo socialista. Fidel sentenciaría en uno de sus discursos que sería por un corto período de tiempo.

*Fidelista: se cataloga a las personas fieles a las ideas de Fidel Castro.

Lea más del diario de Sara aquí.

Seguir y compartir:
Pin Share


Sara

Sara es emprendedora, valiente, adora asumir retos, es optimista. Amante de los animales y defensora de las causas justas y la libertad.

Sara has 7 posts and counting. See all posts by Sara