Nostalgia por los muñequitos rusos

Por Safie M. Gonzalez

HAVANA TIMES – A pesar de mis más de treinta años, siempre he sido amante de los dibujos animados. De pequeña, me sentaba frente al televisor y veía cuanta programación infantil se transmitía por el canal cubavisión de nuestra tv cubana.

Antiguamente, solo existían dos canales, telerebelde y el ya mencionado cubavisión. Antes, la programación infantil, tenía un horario; no recuerdo bien la hora de inicio. Pero siempre concluyó a las 8 pm, cerrando transmisiones con las aventuras, ya fueran nacionales o internacionales.

Muchos se quejaban de los “muñequitos rusos”, pero, la verdad es que yo los disfrutaba al máximo. Hago este recuento porque, hace apenas unos días, revisando el famoso “paquete” (audiovisual) que ayuda un poco a los cubanos a ver programación extranjera, me tropecé con dichos animados rusos, y sin mentir, casi lloro de la emoción.

Antes los niños éramos más sanos, nuestros juegos y manera de divertirnos eran menos violentas, por decirlo de alguna manera. Y creo, sin ser especialista en el tema, ni mucho menos, que esta televisión que consumen los niños de hoy influye mucho en el comportamiento y desarrollo. Casi todos los animados hacen referencia a súper héroes, robots Transformers, donde priman las espadas, pistolas, metralletas y otras armas.

Recuerdo con nostalgia de mi época, al Lobo y la Liebre, los hermanos Lolek y Bolek, Los Músicos de Bremen, Plumita de Oro. Sin duda, también disfrutaba de Tom y Jerry, el conejo Bugs Bunny, el Pato Lucas y otros tantos, que hoy en día, no veo ni por asomo.

La nueva tecnología 3D, ha venido sin duda a desplazar a la 2D, pero, ni siquiera se trata de tecnología, sino de contenido. La importancia de inculcar valores, acompañados de acciones sanas.

Los súper héroes han existido siempre. Nacieron en los cómics y desde entonces se quedaron y han ido evolucionando con la propia tecnología. Pero nuestros infantes suelen imitar aquello que consumen, y los padres, juegan un papel primordial en esta historia.

Muchos los criticaban, pero a mí, me dejaron grandes enseñanzas los muñequitos rusos. Ahora disfruto además de Masha y el Oso, unos animados en 3D, donde cada capítulo se vale de la simpatía y las travesuras de una pequeña. No necesitan muchos más los protagonistas, para dejar una moraleja con cada emisión.

Lea más del diario de Safie M. Gonzalez.

Safie M. Gonzalez

Nací en la década del 80. Amo la naturaleza y a los animales, así como a mi país. Admiro el sacrificio de un pueblo. Me considero una persona sencilla y honesta, por lo mismo detesto las injusticias. Gusto de las artes en general, pero en especial de la literatura, la fotografía y el cine. Creo en el poder de la palabra y en la capacidad del ser humano para cambiar el mundo.

Safie M. Gonzalez has 29 posts and counting. See all posts by Safie M. Gonzalez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *