Los precios en Cuba siguen en ascenso

Vendedor ambulante. Foto: oncubanews.com

Por Safie M. González

HAVANA TIMES – Eran las 11 de la mañana, me encontraba en pleno Vedado, y el sol en su mejor momento del día, siendo capaz de deshidratar a cualquiera. Siempre salgo con mi botella de agua, pero ya se me había agotado.

Resolvía algunos asuntos de trabajo y luego decidí entrar a uno de esos mercados estatales (de los pocos que quedan) que, por cierto, sus tarimas estaban prácticamente vacías. Lo hice, más que todo por curiosidad. Es cierto, los precios son baratos, pero, con lo poco que ofertan, es imposible salir satisfecho de allí. No compré nada.

A la salida del agromercado había un señor con un carrito abarrotado de productos, entre ellos, frijoles negros, la libra “ya a 100 cup”; una libra de limón (5 limones pequeños) por 70 pesos, un aguacate pequeño, 25 cup, y no quise seguir mirando, ¿para qué? También tenía cebolla, ajo, habichuelas, y mucho más, pero preferí seguir mi camino sin comprar nada.

Sé que esto no es nuevo, llevamos meses subsistiendo de esta manera, algunos pueden comprar estos productos un día, para que duren ¿cuánto? ¿Cuántas libras de frijoles, de limón?

En fin, salí resuelta a volver a casa. Tenía sed y mi botella de agua estaba vacía. Me dirigí a los bajos del cine Yara, ahí hay un pequeño establecimiento que, aunque cerrado a la población por la pandemia para consumir dentro (ahora mismo no sé si ya reabrió), se había mantenido “abierto”, ofertando muy poco, alguna que otra bebida alcohólica. Recuerdo que antes vendían botellas de agua por 50 centavos cuc o 12 pesos, pero ahora ni eso. No es lo peor, lo peor es que en ningún local estatal, al menos en la venta por moneda nacional, se encuentra el preciado líquido.

Foto: agua-manantial.blogspot.com

Seguí caminando, y en una cafetería particular encontré el agua de botella pequeña (250 ml) a 30 pesos. La compré, moría de sed y aún debía coger transporte para llegar hasta mi casa. En esta larga cadena, que somos los cubanos, el eslabón que siempre se rompe es el nuestro, el de los de a pie.

Con un poco de suerte, cuando abran al turismo, “quizás”, los cubanos podamos encontrar al menos una botella de agua a un precio más asequible para calmar la sed. Al resto, al precio de esos productos que se cultivan en nuestra tierra, no les veo solución posible.

Lea más de Safie M. González aquí en Havana Times.

Safie M. Gonzalez

Nací en la década del 80. Amo la naturaleza y a los animales, así como a mi país. Admiro el sacrificio de un pueblo. Me considero una persona sencilla y honesta, por lo mismo detesto las injusticias. Gusto de las artes en general, pero en especial de la literatura, la fotografía y el cine. Creo en el poder de la palabra y en la capacidad del ser humano para cambiar el mundo.


2 thoughts on “Los precios en Cuba siguen en ascenso

  • el 12 octubre, 2021 a las 8:00 am
    Permalink

    El que quiera ahorrar dinero, que compre hoy porque mañana será más caro. Eliminar el CUC fue un error garrafal, siguen dos monedas (CUP y MLC) y ahora con dos cambios. La gente cambiaba los dólares en la CADECA por pesos, ahora es mejor venderlo en la calle a más del doble del cambio oficial. El dólar se irá apoderando de la economía por la perdida de valor del peso, ya nadie vende casas ni carros en pesos. Eso después ocurrirá con productos de menor valor, ¿para qué vender un TV en CUP si solo sirven para comprar aguacates? En revolico cada día hay más anuncios en dólares, de cualquier artículo. La dolarización tiene el camino libre.

  • el 12 octubre, 2021 a las 3:59 am
    Permalink

    Yo no se nada de economia, todo se reduce a mi experiencia personal.
    En Cuba durante el periodo especial fui victima de la inflacion 1 dolar- 150 pesos.
    En la UE durante la crisis del 2008 fui victima de la deflacion: La deflación se produce cuando la oferta de bienes y servicios en una economía es superior a la demanda: el sector empresarial se ve obligado a reducir los precios para poder vender la producción.
    Supongo, por mi experiencia personal, que en Cuba en pesos habra una hiperflacion y en dolares una deflacion, si el sector privado quiere ser competitivo.
    El todo se resume en trabajo: muchisimo trabajo y poquisimas ganancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *