¿Y qué hace un cubano en Oceanía?

Rosa Martinez

HAVANA TIMES — Fuera de Cuba, aparte de dos primos cumpliendo misión internacionalista en África, no tengo ningún familiar a quien añorar.

Mis familiares paternos y maternos no han salido de Cuba ni para bien ni para mal, aquí estamos todos viviendo las buenas y malas experiencias de nuestra Cuba socialista.

Amigos sí tengo en todos los continentes, casi todos son antiguos compañeros de la universidad que se dispersaron por los lugares más insospechados del planeta.

“Y qué hace un cubano en Oceanía”, me pregunté cuando supe que Raulito, unos de mis camaradas de historia del arte estaba por allá desde hacía varios años.

Con la mayoría de mis amigos emigrados mantengo comunicación, tanto por mensajería móvil como por correo electrónico. A través de ellos he recorrido el mundo sin necesitar alas.

Ya estuve en Milán, con Luis, en Barcelona con Amanda, también visité los Estados Unidos, Canadá y otras naciones a través de sus anécdotas e historias. Con ellos supe de personajes y lugares desconocidos para muchos de los habitantes de esos propios países.

Algunos de mis amigos me han expresado sus deseos de ayudar económicamente de alguna manera; la mayoría no ha podido concretar sus anhelos pues todos tienen en Cuba más de una persona que los necesita, pero más de uno logró enviarme algún dinerito al menos una vez, que he usado con sabiduría y agradecido infinitamente.

Casi todos salieron de Cuba después de graduados, es decir que vivieron en carne propia las consecuencias del bloqueo económico por parte de Estados Unidos, y el bloqueo interno  impuesto por una economía decadente afectada por algunos dirigentes y empresarios deficientes y corruptos que estafan parte de las riquezas del pueblo.

A mis compañeros no se les ocurriría decirme que yo, como la mayoría de los cubanos, tengo la culpa de vivir como vivo. Ninguno me diría que debo esforzarme más para conseguir lo que deseo en la vida, mucho menos que debo buscar varios empleos para mejorar mi situación económica, como hacen ellos.

Claro que nunca se expresarían así, pues quien haya vivido en Cuba sabe que es casi imposible mantener más de un empleo, pues aunque ya es legal, los horarios estrictos de las instituciones y empresas, y el pensamiento retrógrado de los jefes inmediatos hace que esto sea imposible.

Ellos también saben que por más que uno se esfuerce es imposible mejorar económicamente con los actuales salarios a menos que se esté ligado directamente al turismo o alguna otra empresa relacionada con la moneda dura.

Así que definitivamente el lector que me dijo hace unos días que los cubanos debíamos “push a little harder” no es ninguno de mis amigos en el exterior, ni es cubano, ni sabe nada de Cuba.

 


13 thoughts on “¿Y qué hace un cubano en Oceanía?

  • el 18 febrero, 2013 a las 12:07 pm
    Permalink

    mi pregunta es ¿cuando el pueblo Cubano se revelara y saldra a las calles a reclamar sus derechos de cualquier ser humano?? derechos al trabajo y ser remunerado de acuerdo a la importancia del trabajo, derecho a la libertad de poder decidir que hacer , donde ir, como vivir sin agredir los derechos y la moral de los demas ??si es responsabilidad de cada Cubano que vive en la isla de mejorar su calidad de vida y dejar de ser esclavo del regimen….es una excusa el tema del bloqueo ..la globalizacion en el mundo es tremendamente extensa ..y cuba tiene convenios con China, India , paises europeos, paises africanos y americanos , creo que ya es tiempo de despertar hermanos

  • el 12 febrero, 2013 a las 11:52 am
    Permalink

    Te acepto el reto Rosa, te invito a que des el primer paso en lo que tramito mi matricula en la escuela primaria de la esquina.

  • el 12 febrero, 2013 a las 10:58 am
    Permalink

    Liborio, rescribo el post nuevamente con una condición: tú regresas a la primaria para que se enseñen a interpretar, creo que eso sería mucho pedir, que te enseñen aunque sea a leer.

  • el 11 febrero, 2013 a las 11:03 pm
    Permalink

    Lei dos veces el articulo de Rosa y no entendi la idea central.
    1. ¿Le esta reprochando a su amigo haberse ido a vivir en Australia?
    2. ¿Esta molesta con sus amigos que emigraron porque no le envian algun “salve” monetario?
    3. ¿Esta molesta con ella misma y su familia porque ninguno a tenido el valor de emigrar para mejorar su economia y ayudar al resto de la familia?
    4. ¿Le esta respondiendo a algun lector que la critico en un articulo anterior?

    Rosa vuelve a redactar el articulo de una manea mas coherente y publicalo, que el tema es interesante pero no entendi a donde quieres llegar.

  • el 11 febrero, 2013 a las 11:30 am
    Permalink

    Naif, segun tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *