Una noticia que corrió como pólvora

Rosa Martinez

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 2 feb — La noticia corrió como pólvora por el barrio. No me despertó el ring del teléfono,  fue mi prima Lucía quien interrumpió mi sueño mañanero.

Rosa, levántate- gritó como general que ordena a sus soldados a marchar a la guerra.

No pregunté desde la cama qué había sucedido. Por nada bueno ella vendría a molestar tan temprano. Necesitaba estar bien despierta y prepararme  para la mala noticia que me esperaba.

El cojo mató a Any-me dijo así no más-Ese maldito mató a la prima.

¿Estas loca? ¿Cómo vas a decir semejante disparate?

Coño si, la mató ahora mismo aquí en la casa, ¿No escuchaste los gritos?

No la dejé decir más. Bajé las escaleras corriendo para saber de María, mi tía y madre de la supuesta asesinada.

No había nadie en la casa, solo un infernal rastro de sangre.

A mi prima la habían llevado rápido para el hospital pero solo duró unos instantes después de llegar al gigante hospitalario.

A mi tía también la llevaron afectada para el policlínico, no murió de machetazos y varias puñaladas como su hija, ella moría de dolor, de tristeza, al ver que asesinaban a su única hija en su propia nariz.

Les puedo decir que la pareja había tenido varias discusiones. Any era el sustento de todos. Su esposo sabía bien cómo ella buscaba el dinero.

Foto: Caridad

A él nunca le importó ser un mantenido, ni tampoco el origen del efectivo que saciaba sus antojos de alcohol y juegos.

Pero ese día sí le importó. Ahora la quería solo para él. Pero ya era tarde, ella se había acostumbrado a tener lo bolsillos llenos de verdes y azules y solo sabía hacerlo de una sola manera: acostándose con el primero que pagara un buen precio por su cuerpo casi perfecto.

Todavía el cuerpo yace en la funeraria de la ciudad pero debo ir al trabajo a resolver algunas cuestiones. Intento, por un momento, olvidarme de Any muerta, de mi tía muriendo por dentro, de ese maldito que debía estar muerto y no entre las rejas que lo enjaularon una vez  por lo mismo, y no le enseñaron nada.

Intento olvidar pero no puedo, los vecinos no me dejan. A cada paso que doy encuentro 4 o 5 personas hablando de lo mismo.

Se callan y se miran cuando paso cerca. Apenas doy la espalda continúan con el debate. Parece que nadie fue a trabajar esta mañana. Veo caras que no veía desde hace meses, algunas se muestran tristes, otras molestas, otras no se qué expresan, no intento descifrarlo.

Un mulato se atreve a decirme que se lo tenía merecido “a los hombres se les respeta,” dijo

Me dieron deseos de hacerle lo que le hubiera hecho al cojo si lo hubiera encontrado. Pero alguien evitó mi exabrupto. “A los hombres se les respeta cuando ellos mismos se respetan,” le respondieron.

Finalmente desistí de la idea de ir al trabajo. Me quedé en casa, no fui más a la funeraria, no me despedí de la prima con la que jugué, crecí, aprendí, la misma prima que no se parecía a la que había soñado cuando niña, pero era la que quería con locura.
—–
Nota: Esta es una historia real, sucedió hace unos días en la ciudad de Guantánamo, Cuba. La prima de la occisa es una amiga cercana.


6 thoughts on “Una noticia que corrió como pólvora

  • el 4 febrero, 2012 a las 10:48 pm
    Permalink

    Que en paz descanse tu prima y dios la tenga en su gloria.

  • el 3 febrero, 2012 a las 1:47 pm
    Permalink

    Que realato tan triste, situaciones asi no solo suceden en nuestra provincia sino alrededor de todo nuestro pais la gran mayoria de las tragedias tienen sus antecedentes en razones economicas. Que triste vivir una experiencia asi, yo conozco de algunas parecidas y las secuelas siempre son lamentables para la familia y la misma sociedad. Son muchas las necesidades que tenemos y no podemos suplir, es muy dificil no sentirse desesperado por esas vanidades que dominan a nuestros ojos y al corazon. Para muchos es imposible poner voluntad en las manos y hacer trabajo sacrificado, nosotros los seres humanos queremos obtener de manera facil , pero es solo una utopia porque nada ni incluso lo mas facil se da facilmente. Las consecuencias de no tomar riendas correctas en la vida, es terminando en la carcel o el cementerio, dos lugares que nadie quiere pero que muchos eligen y a otros pareciere como si les tocara. El comportamiento de la sociedad masculina cubana es muy notoria desde el punto de vista machista e irracional, el hombre cubano cree que tiene mas valor que otros hombres, se cree muy macho, crudo, rudo como si acaso en todo eso no pudiera haber delicadeza, sensibilidad, humanidad que ademas significan inteligencia, ese modo de pensar solo conduce a los hombres a emvejecer la educacion, a percudir el termino hombre cubano y finalmente a ser mas criticado de lo que es por esa conducta putrificada.

  • el 3 febrero, 2012 a las 7:19 am
    Permalink

    Rosa, noticias como esta me entristecen, que pase algo así es solo un indicador de la calidad humana de los cubanos, ni 50 años de robolución, ni FMC, ni CDR, ni …. han podido hacer mejores humanos de los cubanos, concuerdo además con Gabriel y al mulato ese ya le castigará la vida, porque una persona que te diga eso cuando mataron a tu prima, solo puede tomar malas decisiones.

  • el 3 febrero, 2012 a las 3:19 am
    Permalink

    La historia es muy triste.

    Ojalá tu prima hubiese tenido mas alternativas laborales.

  • el 2 febrero, 2012 a las 10:19 pm
    Permalink

    Un mulato se atreve a decirme que se lo tenía merecido “a los hombres se les respeta,”

    Esta frase determina la clase de jodidez social, y por tanto cultural en la que vivimos, no? Hablar de respeto cuando el costo es la muerte? Hablar de respeto hacia un ser que está dispuesto a asesinar pero que previamente no fue capaz de cuidar en lo más mínimo a la mujer con quien vive? Respeto para un ser tan nefasto como este mencionado en el texto que no repara en coartarle la vida a una mujer antes que retirarse y dejarle que prosiga su existir como a ella mejor le convenga? Esa clase de individuos no merecen respeto, en cualquier cárcel de cualquier parte del mundo en este momento ese sujeto estaría casi abierto en canal luego de las consecutivas violaciones propinadas por sus congéneres: por cierto, “hombres tan respetables como él mismo”.

  • el 2 febrero, 2012 a las 9:06 am
    Permalink

    Las pasiones del ser humano sólamente la puede controlar el propio ser humano, triste relato, ni un gobierno, ni las religiones pueden hacer nada, DIos nos dió libre albeldrio, es nuestra decisión, descanso espiritual a la joven asesinada, el asesino pagará por su acción. Como dice el precepto Bíblico, “ojo por ojo y diente por diente” en el Antiguo Testamento y aún en el Nuevo Jesús le dijo a Pedro, “envaina tu espada, porque al que hierro matare a hierro morirá.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *