Te odio

Rosa Martinez

El capitolio de Washington D.C. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — Antes de comenzar este post quisiera disculparme con todos los estadounidenses, especialmente con aquellos que están en contra de la guerra y el terrorismo. Este post es contra su gobierno, jamás contra ustedes.

Desde pequeña me enseñaron  a amar al mundo, la naturaleza, mi país, a las personas diferentes tanto de color, como de pensamiento o actitud. Mis padres, ama de casa uno, carpintero el otro, sin tener mucha instrucción, pero sí un gran corazón, me inculcaran siempre el amor por lo diferente.

Por eso nunca he sentido odio por el pueblo estadounidense y estoy contra toda manifestación de este tipo. La segunda razón es muy simple, tengo muchos amigos allá y son muchos los cubanos estadounidenses que emigraron a este país por disímiles razones; en tercer lugar, sería injusto catalogarlos a todos por igual.

Pero por su gobierno sí siento rabia eterna, tan grande que  creo que aun después de muerta la seguiré sintiendo. Y no es por el bloqueo estúpido y fallido que ha intentado matar de hambre a mi pueblo, ni por la campaña mediática que difama de Cuba,  la misma Isla que en HT tratamos de reflejar verdaderamente.

Mi odio va más allá de la falta de calzado que he sufrido durante toda la vida, y de la falta de aditamentos médicos que afecta a muchos niños cubanos que padecen enfermedades crónicas por causa del maldito bloqueo.

Mi odio por el norte tiene una sola causa: la muerte. La muerte de miles de personas en todos los hemisferios, que han  sido aniquilados tanto en tiempo de paz con en tiempo de guerra. Los odio por Hiroshima y Nagasaki, por Vietnam, por Irak.

Los odio por el terror que causan, por los mas de mil bases militares que mantienen en todo el planeta,  que nos hacen recordar lo mucho que desean las guerras.

Los odio por la muerte del Che, de Allende, y hasta por Chávez, aunque todavía no se ha probado su papel en su muerte. Los odio por todas las madres que han quedado sin hijos, tanto en su país como en otras partes del mundo.

Los odio por los jóvenes cubanos  que asesinaron  en Barbados y los que han matado dentro de nuestra propia tierra. Los odio por la  base naval de Guantánamo, por la torturas y por muchos otros ultrajes contra el hombre y su raza. Por todo eso, Estados Unidos, te odio.

17 thoughts on “Te odio

  • Que pena de articulo. Sra Rosa, vaya a discutir sobre beisbol en el Parque Central si necesita descargar, o tome Prozac.

  • Rosa:

    Puedo entender el odio en cualquiera de nosotros como una manifestación primaria ante quien nos daña, ya sea una persona o un gobierno. Algo que luego quizás se transmute en el “rencor eterno a quien la ataca”, la frase que hace ya mucho colocara José Martí en los labios de su Abdala, respecto a la Patria. Pero observa cuánto ha cambiado el mundo desde entonces. Hoy sigue habiendo gente muy retrógrada entre las llamadas clases vivas de esa nación del Norte. Sin embargo, codo con codo con ellos, habitan otras personas de mente preclara y talante progresista, entre la población general y en los niveles de estado. Para ponerlo simple: hay de todo como en botica.

    El odio puede funcionar como un impulso inicial, pero mira cuántos fanáticos andan hoy inmolándose por el mundo y, de paso, llevándose con ellos a tantos inocentes, en nombre del odio. ¿Y qué consiguen? Pues eso, generar más odio, en un ciclo que parece no tener fin.

    En EEUU hay un proverbio muy popular, según el cual, “if you can’t beat them, join them”, o sea, “si no puedes vencerlos, únete a ellos”. Lo cito, convencido de que hoy vivo en un país que ha decidido aplicar esa frase letra por letra, y convertir lo que una vez fuera odio (a EEUU y a Occidente en general) en paciencia y sabiduría para enfrentar esos poderes con sus propias armas y en sus propios términos. No en balde hoy llegan emisarios desde Washington y la Unión Europea a tocar a las puertas de China, la segunda economía mundial, en busca de remedio a sus dolencias locales, algo que nunca se imaginó en tiempos de la guerra fría.

    Moraleja: puede más maña que fuerza (o que el “te odio”, que recomiendo mejor como título de bolero)

  • mija usted está loca de remate, el mundo no es tan simple como te lo pintan en Cubavisión.
    aparte ¿a qué viene esto ahora cuando Obama lo que está haciendo es mandando a recoger todos los militares que regó Bush por el mundo?

  • Rosa, si te quitas el odio de encima te quedarás muy a gusto. No te lo recomiendo. Sienta fatal al estómago.

  • Rosa no tomes a mal lo que te digo, lo digo con el mejor de mis sentimientos y de las intenciones: Me das lastima. De verdad ojala no tomes a mal lo que te digo porque no me estoy burlando de ti, ofendiéndote o teniéndote a menos sino que veo a ti el resultado de un gobierno que te ha enseñado a odiar con sus mentiras y ha hecho de ti una persona tan miserable como para llevar este sentimiento abominable tan dentro de ti. No digo que EEUU o cualquier otro país tenga una historia inmaculada o sean hoy en día Santos, no soy ingenuo somos seres humanos (todos), pero quizás el monstruo que te enseñaron a odiar este mas cerca de ti de lo que te imaginas. Recuerda que al atardecer de la vida nos examinarán del amor. No alimentes ese sentimiento, por nadie, ni siquiera por quien creas que lo merece, eres mejor que eso, eres un ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *