¿Quién entiende a Cuba?

Rosa Martínez

Foto: Nicolaas Kuipers

HAVANA TIMES – No debo ser la primera, tampoco la última, a quien un extranjero le pregunte: qué cantidad de dinero necesita una familia de 4 o 5 personas aproximadamente para vivir adecuadamente en Cuba.

Aunque he tenido que explicar en muchísimas ocasiones -tanto a personas foráneas como a negociantes nacionales que ganan no menos de 250 CUC al mes, cómo me las arreglo parar sobrevivir de un mes a otro con un salario de solo 700 pesos (28 CUC), no fue sino hasta hace muy poco que me vi en la encrucijada de sacar cuentas para saber cuánto necesitaría realmente una familia pequeña para vivir decorosamente en nuestro país, sin lujos, pero sin miserias.

Como la pregunta provenía de un amigo del alma (lo llamaré Juan), de esos que se quitan la suyo para compartir con otros, me vinieron dos ideas a la mente: primero, que quería ayudar de alguna manera, lo cual me causaba vergüenza y a la vez contrariedad; segundo, que solo quería entender el enigma del sueldo cubano versus gastos.

Si el objetivo era lo primero, me aterrorizaba decirle cuánto se necesita realmente para sobrevivir en mi isla adorada, pues sentía mucha vergüenza de que ni por asomo fuera a pensar que tenía interés en vaciar sus bolsillos. 

Ni modo. De Juan he recibido ayuda de todo tipo, tanto moral como económica, pero jamás me aprovecharía de un alma dadivosa como la suya.

Pero no, sus intenciones realmente eran tratar de conocer a Cuba, porque, aunque ha visitado la Isla casi una docena de veces, y tiene muchísimas amistades tanto jóvenes como no tan jóvenes, hombres y mujeres, no acaba de entender cómo es que nos la arreglamos aquí para vivir con un salario, que la mayoría de las veces no supera los 20 dólares mensuales.

Mi conocido extranjero está al tanto muy bien de la parte de Cuba que tiene ingresos en CUC, porque ha estado un mes entero en un hospedaje de lujo y sabe que el carpetero de un hotel de tres o más estrellas, o cualquier otro empleado del sector del Turismo puede obtener propinas parecidas a las de cualquier trabajador de otro país del mundo.

También ha estado en varias casas de alquiler de diferentes provincias de Cuba, y ha comprobado de primera mano que esas familias llevan un estilo de vida muy elevado, parecido en muchos aspectos a la de cualquier familia cubana que viva en Miami, apartando, por supuesto, las limitaciones de una sociedad como la nuestra.

Pero de los cubanos como yo, que somos el 80 por ciento de la población, más o menos creo yo, de los que no tenemos entradas en CUC (ni por lo estatal ni lo particular) o familiares en el exterior, de nosotros sabe muy poco.

Y que conste, no es que Juan no se haya interesado en el cubano común, al contrario, son esas personas de a pie, luchadoras, sacrificadas, las que más llaman su atención y con las que más se ha relacionado, a muchos, inclusive, ha ayudado de diferentes maneras, sin querer ser reconocido como tal, mucho menos esperando nada a cambio.

Pero es que, aunque él es una persona muy inteligente y experimentada y acumula muchas estancias en esta bella isla del Caribe, se necesita más que inteligencia y vivencia para entender la realidad cubana. La vida en Cuba es como un crucigrama, que incluso ni nosotros mismos podemos descifrar.

Y es precisamente por esa razón, que, aunque le revelé a mi conocido más o menos cuánto gasta mensualmente una familia de 4 personas, le comenté de los precios de algunos productos (con alza creciente desde el inicio de 2019), a pesar de detallarle algunos de nuestros trucos de supervivencias más comunes, amén de todo mi esfuerzo, no creo que haya entendido mucho.

Es que, si para mí fue harto difícil explicar, y que conste, no existía barrera idiomática, pues habla español perfectamente, más complicado aún debe haber sido para él entender….

 

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Rosa Martínez has 148 posts and counting. See all posts by Rosa Martínez

6 thoughts on “¿Quién entiende a Cuba?

  • Primero de Mayo del 2019.
    Fui paciente, muy paciente Rosa. Y llegó el día esperado por todos los cubanos para hacer escuchar en masas, nuestras preocupaciones, nuestros anhelos, nuestras esperanzas. Sin temores, porque somos la mayoría del pueblo enardecida, delirante, expectante.
    Asistimos a la Plaza para manifestarnos y:
    1ro- Exigimos salarios dignos.
    2do- Exigimos libre comercio.
    3ro- Exigimos libertad de prensa y expresión.
    4to- Exigimos sindicatos independientes.
    5to- Exigimos el cese de la cartilla de racionamiento.
    6to- Exigimos al gobierno reconozca nuestro derecho a agruparnos en partidos.
    7mo- Exigimos el cese de la represión por pensar diferente.
    8vo- Exigimos la propiedad privada sobre medios de producción.
    9no- Exigimos escuelas privadas donde podamos ofrecer a nuestros hijos la educación que deseamos.
    10mo- Exigimos la transparencia en las finanzas del país.
    11no- Exigimos medidas contra la carestía de la vida.
    12mo- Eliminar la pobreza de la cual son responsables después de 60 años de dictadura.
    13ro- Exigimos transporte urbano, interprovinciales y municipales de calidad.
    14to- …
    ¿Avísenme cuántas veces se han mencionado hoy en al menos uno de esos desfiles de los TRABAJADORES en Cuba y si ha sido el verdadero sentido de la Manifestación del 1ro de Mayo? ¿Y cómo los trabajadores con casi los PEORES salarios y Condiciones de Trabajo de América (los cubanos) hacemos de esta jornada, un día valiosísimo para nuestras reivindicaciones?
    Porque de eso se trata y es la esencia del 1ro de Mayo, de la PROTESTA de los TRABAJADORES contra los EXPLOTADORES para mejorar sus condiciones de vida y trabajo y la de sus familias.
    Comparando otras manifestaciones el 1ro de mayo.
    En ningún lugar del mundo, excepto los países con sistema comunista esclavizador, de hombres y mujeres de rodillas ante sus dueños (los gobiernos), sucede que van a halagar a sus opresores ni van a darles hurras y vivas.
    ¡Contrastes!
    Fui paciente Rosa. Las respuestas a tus cuestiones te las ha dado el mismo pueblo que sufre, siente la opresión, el hambre… pero a la misma vez, padece el Síndrome de Estocolmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *