Rosa Martínez

Sobreviviendo.  Foto: Juan Suárez
Sobreviviendo. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Indiscutiblemente, la Cuba que tenemos ahora mismo no es con la que sueña la mayoría de los ciudadanos del país, no los de aquí, mucho menos los de allá.

Los salarios no alcanzan siquiera para las necesidades más perentorias del ser humano (dígase comida, aseo, vestuario) y los trabajadores se ven obligados a delinquir, mentir, estafar… para  brindarle a su familia lo que esta necesita.

Un profesional debe cumplir misión internacionalista para resolver en dos o tres años, lo que no solucionará en su Patria ni con toda una vida de desempeño laboral.

Decenas de jóvenes salen diariamente por diversas vías -algunas peligrosísimas, como la travesía por mar en balsas improvisadas o a través del extenso continente americano para llegar a territorio estadounidense (el sueño cubano que muchos no alcanzarán, pues murieron en el intento)-, pues no se sienten identificados con el gobierno actual, menos aún escuchados.

No solo emigran los deportistas de alto rendimiento buscando contratos millonarios; también lo hacen los médicos -algunos atraídos por el programa Parole abandonan sus compromisos en países caribeños-; igualmente se marchan ingenieros, técnicos, cuentapropistas, amas de casa, jóvenes, viejos…

El mundo ha ido cambiado, mientras nosotros nos hemos quedados rezagados en diversos aspectos tecnológicos, como por ejemplo Internet (somos uno de los países más desconectados del planeta, y de los que más tarde – sino el más tardío- introdujo la  Wi-fi a la población, asimismo de los que más caro ofertan el servicio).

La libertad para reunirse, protestar, formar partidos, disentir contra el gobierno todavía es un delito en nuestra sociedad. Según dijo Raúl durante la conferencia de prensa ofrecida por Barack Obama en La Habana (yo no lo creo),  aquí no hay ningún preso político, pero represión contra los que piensan diferente, eso nadie lo puede negar (las imágenes de arrestos a opositores y maltratos contra las damas de blanco hablan por sí solas)

De ninguna manera quisiera que mis hijas crecieran escuchando decir a un panadero que no le quedó más remedio que robarse el aceite, la harina y el azúcar con el que debía preparar el pan de todos, para poder comprar un par de zapatos para uno de sus hijos o que un joven fue encarcelado por publicar un post criticando al Estado.

Muchas, muchísimas cosas deben mejorar, otras tantas deben cambiar en la Cuba que amo, pero tampoco quiero un país en el que los dueños de los aeropuertos, hoteles, trenes, cafeterías e industrias sean todos estadounidenses.

Cuba es de los cubanos, los de aquí y los de allá; nosotros debemos ser los dueños no solo de nuestro futuro, sino también de nuestras tierras, nuestras playas, de todo.

39 thoughts on “¿Qué quieres tú para Cuba?

  • Osmel: sin ponerse bravo,ni ofenderse.Despues de tratar y no poder,me parece lo major para mi familia fue dejarle el campo a los vencedores,que les vaya bien.Claro,no es tu caso…tu ees joven y tienes tu batalla,como yo tuve la mia.Cada generacion lucho,a su forma.Tu sabras que hacer.No creas que la opcion de marcharse es facil,ni el camino es siempre alegre,pero vivir en cadenas y oprobios sumidos,no es facil.!!!!!Y si no puedes protestar ni hacerte oir,mas dificil!!!

  • José Darío. También la historia ha borrado la soberanía de los reyes de Europa y donde mejor se dio fue donde el proceso no fue de golpe. Todavía hasta los mantienen con ciertas funciones. No propongo una monarquía limitada para los Castro. Lejos estoy de eso. Solo creo que después de medio siglo de revolución y socialismo es imposible que la tercera república por fundarse sea igual a la segunda que truncó Batista. Muchas cosas de peso cambiaron y deben tenerse en cuenta. La segunda fue posible porque los convulsos años 30 cambiaron cosas también. Blasfemar a los Castro no los ha derrotado ni los derrotará. Al contrario parece que los fortalece. Probemos exigir nuestros derechos y denunciar las injusticias con el mínimo respeto. En estos tiempos se ajustan más los estilos de lucha de Gandhi y Mandela que los de Bolívar y Maceo. Piensen en eso. Veo a ambos lados mucho resentimiento exacerbado. No olvidar está bien pero apartarlo es vital. Pienso que en Sudafricana era peor y Mandela lo logró. Necesitamos un líder así en Cuba con urgencia.

  • Osmel,como simpatizo mucho con tu valiente busqueda de la verdad,viviendo en esa “moledora de individualitades positivas ” que es la cuba de hoy,te hare dos precisiones, para competir con las “lecciones” del Dr. Cuevas acerca de la Historia de Cuba. !!!<a saber:
    -Cuba,por medio de sus representantes y con sus discrepancias,acepto la enmienda Platt.Eso no significo que bajo la cabeza a esperar a que se la quitaran…lucho y en 1934,desaparecio la enmienda…al parecer Cuba se encaminaba a la adultez…Como se debe haber reido el senador Platt al ver surgir a Fidel Castro y La Hecatombe!!!!
    -Lo unico,que yo sepa,que la Historia ha borrado ha sido,en los ultimos tiempos: El Fascismo,el Nazismo,El Sistema japones de Realeza militarista y el Comunismo !!!
    Espero haber arrojado luz en sus criterios. Si no le gusta,borrelo!!!Gracias !!

  • Jorge Alejandro. En un foro de debate siempre hay criterios diferentes. De eso se trata precisamente. HT no condiciona un pensamiento único. De ser esa la intensión hubiese seguido en Cuba. Respeto tu criterio y lo apruebo en lo básico. Pero en la virulencia no. Ni la de aquí ni la de allá. Cuba no es de ningún grupo político. Ni de los comunistas ni de los que los odian. Pareces seguro de conocer los derechos del pueblo. Eso es bueno. Yo también. Pero hay que valorar lo que prefiere el pueblo de acuerdo a su realidad hoy. Eso debe ser también importante para los radicales del otro lado. Hay que meditar. Si concordamos en que fue un logro importante en 1902 la república con E.Plat entonces una solución mediatizada ahora que ayude a crear un mejor escenario para que luego cada cual luche por su proyecto país no sería descabellado. Esta gente están más fuertes hoy que los usa en 1902. Tienen oficio y mañas para justificarse en el poder y para comprometer a los demás países. Solo con inteligencia se les puede desplazar. No me vengan ahora a acusar de proponer una enmienda. Capten la idea correcta. La táctica de barrerlos no ha funcionado hasta hoy. Son los hechos los que me hacen pensar así no la manipulación del sistema. No me subestimes. Aún sin estar de acuerdo somos hermanos. Ese es el clima que me gusta de HT. El de aquí es contrario y me asquea.

  • Mantengo lo que dije a Eduardo porque esta gente que tiene el poder son 100 veces más duros que los dictadores que mencionan. Solo creo que hay que ser 100 veces más inteligentes. Sigamos el consejo de Obama. Si algo no ha salido bien por 50 años hay que cambiarlo. Eso va también para los que luchamos de alguna manera u otra por el cambio. Si no triunfa un pensamiento así de pragmático sobre el tradicional que me recomiendan entonces si será un hecho el pronóstico de los 20 años de ilusión y espera.

  • Estimada Rosa:

    ¿Has visto el avispero que has desatado con una simple – y en aparente ingenua – pregunta? Así que te exhorto a seguir “preguntando”, que esto se pone bueno….

    PD:

    ¿Notaste como ahora nadie te ataca en lo personal? ¿Por qué será…jajaja?

  • jorgealejandro1 dice: y te voy a ampliar un poco más. El otro día vi un programa, a raíz de la visita de Obama, donde entrevistaron al heredero del duelo del auerpouerto José Martí y de Cubana de Aviación que eran companies particulares y fueron robdas por los Castro. En un programa posterior entrevistron al heredero del dueño del Estadio del Cerro, acutalmente Latinoamericano. Yo kismo, que ya peino canas hce rato, no sabía bien de quién eran esas propiedades, los más jóvenes ,ens lo sabrán, mucho más dentro de Cuba. Se me olvidó decirles que los hospitals que existen en Cuba muchos de ellos ya existían antes, ya en los años mi madre, que odavía vivie se atendia gratis la boca en un dispensario que existí en la Antigua Casa de socorros gratis para los pobres. Habían también muchas clínicaas privadas que eran de dueños cubano en su mayuoría. Ahorfa los Catro quieren hacer aparecer que ellos lo hicieron todo yy que antes no había nada. Recuerdo que yo iba al comedor de mi escuela pública y todos los días en el lmuerzo me ponían un vaso de lecue y me o tenía que tomar. Ese mismo vaso que Raúl prometió y nunca cumplió. De la comida no les voy a hablar, hasta carne de res. Por favor, a ogtroscon el cuento de la miseria genralizada en Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *