Navidad en Guantánamo

Por Rosa Martínez

Guantánamo en navidad

HAVANA TIMES –Hace unos días todos los países del mundo, excepto Arabia Saudita, Argelia, Irán, Tayikistán, Corea del Norte, Somalia, y alguno que otra más, festejaron la Navidad, una de las celebraciones más importantes del año para la mayoría de los habitantes de nuestro planeta.

Aunque en nuestro país, durante décadas, esta fecha dejó de tener significación alguna para la mayoría de los cubanos -por haber sido prohibida por el Gobierno revolucionario-, luego de la visita del papa Juan Pablo II, en 1998, comenzó a retomarse dicha fiesta, aunque nunca se ha parecido a lo que ocurre en la mayoría de las naciones occidentales.

En la Navidad se debe alabar el nacimiento del niño Jesús, quien vino al mundo a salvar a los mortales, ese el mensaje que dieron los ángeles: Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los hombres que aman al Señor. Pero en Cuba, donde la mayoría es atea y otra gran parte cree en la Santería, la Nochebuena es vista generalmente como el momento para estar con la familia o las amistades más queridas.

En las casas y ni siquiera en todas, se trata de preparar una agradable cena, con alguna música alegre -no relacionada con la iglesia-, los tragos que nunca faltan, nada que ver con el carácter algo simbólico que tenía antes del triunfo de la Revolución, cuando mantenía la sobriedad heredad por la tradición hispana.

He leído en muchos sitios, principalmente turísticos, que en la Isla se asan puercos, se preparan dulces caseros, la gente se reúne en jolgorios en las calles, se lanzan fuegos artificiales.

Bueno, no puedo hablar por otras provincias, pero en Guantánamo no ocurre eso. Aquí, algunas familias, muy pocas, podría decirse, realizan una cena familiar, se toman algunos traguitos, y como toda reunión cubana no falta ni la alegría ni el baile. Pero de ahí a ser una gran festividad, hay mucho trecho.

Para la mayoría de la gente es un día como otro cualquiera, para estar tranquilo en casa, compartir principalmente con los vecinos, conversar en sana paz, momento de lograr mayor unión familiar y quizás desear cosas buenas para lo que resta del año y para el próximo periodo.

Aunque algunas personas montan sus arbolitos navideños, y muchos de los familiares que vienen del extranjero durante esta época del año intentan hacer un festejo similar a lo que han vivido en los países donde residen ahora, es muy difícil lograrlo.

Es difícil porque cuando no se cree en algo, simplemente no se puede sentir. Segundo, porque el pueblo experimenta demasiadas crisis durante todo un año para estar dilapidando gastos innecesarios. Tercero, precisamente la escasez de todo imposibilita la entrega de regalos, muchos menos la existencia de algún Santa. Y por último, la gente piensa que ya tiene bastante con preparar una cena especial de fin de año, para estar ingeniando otra solo unos pocos días antes.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.



2 comentarios sobre “Navidad en Guantánamo

  • La navidad este año ha estado muy pobre en cuba es un reflejo de la miseria que se está viviendo, la escasez, la falta de interés, la apatía con que está el cubano, es que hasta cuando le estarán diciendo que resistan, que trabajen, y cada día hay menos cosa que comprar, y para completar con una tarjeta y un dinero que el pueblo cubano no tiene, hasta cuándo, que se celebra el día primero

    Respuesta
  • Rosa, me gustó tu post, principalmente los tres motivos para no festejar la navidad con muchos gastos expuestos en el último párrafo. No creo que en cuba la mayoría seamos ateos como planteas, creo que somos una minoría sinceramente atea. Mi percepción es que siempre, incluso cuando estaba prohibido creer en lo sobrenatural en la práctica, hasta los 90, la gente tenía creencias religiosas ocultas aunque dijeran lo contrario. yo soy ateo y me cuesta encontrar ateos de verdad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Vista del Parque Central, La Habana.  Por Lilia Corral (Italy).  Cámera: Samsung SM-J730F

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]