Mujeres y el agua

Rosa Martínez

Problema con el abastecimiento de aguaHAVANA TIMES — ¿Saben amigos lectores cuáles son las principales causas de muerte de las mujeres en el mundo? Pues, por orden ascendente son las siguientes: las enfermedades del corazón, los derrames cerebrales, las infecciones respiratorias, las enfermedades de obstrucción pulmonar crónica y en quinto lugar lo que ocupa este comentario, nada más y nada menos que el agua sucia.

Sí, no se sorprenda, mueren más féminas por causa de las enfermedades que se expanden a través del agua sucia y las pésimas instalaciones sanitarias que por el sida, la diabetes o el cáncer.

Según WaterAid, unas 800 mil mujeres mueren por no tener acceso a lavabos seguros, situación que afecta no solo la salud de mujeres y niñas, sino también su educación.

El agua sucia y las pobres instalaciones sanitarias son la raíz de muchos problemas como la mortalidad materna e infantil, e incluso violencia sexual.

Muchas señoras en países en vías de desarrollo dan a luz en sus viviendas sin acceso a agua limpia, exponiéndose a sí mismas y a sus bebés a infecciones.

Sin lavabos, las mujeres y niñas se ven obligadas a aventurarse al aire libre para hacer sus necesidades, en ocasiones durante la noche, lo que las pone en riesgo de sufrir cualquier tipo de acoso o asalto sexual.

Por otro lado, en algunos países pobres transportar agua es responsabilidad de las féminas, que necesitan varias horas cada día para ir y volver de los pozos, alejándolas de las escuelas o impidiéndoles cuidar a sus familias.

Aunque en nuestro país existe escasez del líquido debido, principalmente, al mal estado de las redes hidráulicas y a la extrema sequía, 8,4 millones de cubanos se abastecen con los servicios de acueducto, y el resto a través de otros servicios públicos que se encuentran en lugares de libre acceso, como por ejemplos pipas o fuentes propias.

Es cierto que incontables veces hemos perdido el sueño por madrugar para llenar los recipientes de nuestros hogares, hemos caminado varios metros con un cubo de agua acuesta y hemos hecho cola en una pipa, pero la realidad que enuncié en la primera parte del post, esa sí que no es nuestra.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.



5 comentarios sobre “Mujeres y el agua

  • Doña Rosa, una curiosidad historica, el Imperio Bizantino, en el siglo IV de nuestra era, construyo un acueducto nombrado Cisterna Basilica, esta obra tenia un extension de 640 kilometros de largo(seiscientos cuarenta kilometros) desde Tracia hasta Constantinopla y podia abastecer de agua corriente a medio millon de personas. Todavia hoy algunos tramos de ese acueducto son utilizables. Esta obra se construyo casi sin utilizar maquinarias de ningun tipo, en contraposicion nuestros caporales disponiendo de maquinarias sofisticadas y abundante mano de obra, cemento, acero y otros materiales en 56 años ha sido incapaces de garantizar agua potable a los cubanos.
    Otra curiosidad, cuando se inicio el Primer Periodo de la Asamblea Nacional del Poder Popular en el año 1976, un diputado, por Manzanillo, provincia Granma, pidio la palabra para decir que llevaba la encomienda de solicitor la construccion de un acueducto en esa ciudad. La respuesta del Condottiero en Jefe fue interrumpirlo para aclararle que el no habia sido designado para asuntos como ese, sino, para contribuir a la discusion de los “problemas nacionales. Cosas de Macondo, no le parece?

    Respuesta
  • rosa:

    Dos preguntas.

    1-¿ Conoce ud el grado de limpieza que tiene toda esa agua que se distribuye en pipas a una parte no desdeñable de los pobladores cubanos?

    2- El cólera, ese que no acaban de erradicar en Cuba; y que se dio hasta dentro de un hotel solo se transmite por contacto con heces fecales contaminadas, y de hecho, por agua o alimentos contaminados. ¿Sabe qué incidencia ha tenido el agua en la propagación de esta enfermedad, dado que el por ciento enorme de tuberías rotas que existe en Cuba es causa de contaminación de las aguas?

    Le añado que todavía en los campos de Cuba hay letrinas, y que muchos campesinos utilizan fundamentalmente agua de pozo. No todo es La Habana o zonas circundantes, no se olvide de eso.

    Respuesta
  • En aras de comprender el artículo deseo que me aclaren si todos esos hogares cubanos a donde no llega el agua pero sí el recibo están contando dentro de los 8.4 millones o pertenecen a “el resto”.

    Respuesta
  • Rosa las mujeres cubanas no mueren por beber agua contaminada pero son de las que más giardias tienen en el mundo y eso se debe a la baja calidad del agua de consumo de los acueductos cubanos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Amanecer sobre la Colina Lenin en Regla, La Habana.  Por Donna Kester, (EUA).  Cámera iPhone 8 Plus

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]