“Mi voto pá Maduro”

Rosa Martinez

Cierre de campaña de Nicolás Maduro el 11 de abril 2013. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — ¡Chávez te lo juro, mi voto es pá Maduro! Con ese y otros cantos de apoyo al candidato chavista Nicolás Maduro se desbordó la marea roja en siete avenidas de la capital venezolana.

Si todavía alguien  dudaba del apoyo del pueblo venezolano a su presidente encargado, pues no deben hacerlo después ver esta marcha multitudinaria.

Al pueblo trabajador no le importó si Maduro los engañó sobre la fecha de muerte del querido presidente Chávez, ni que el gobierno socialista no haya podido acabar con la inflación ni con la violencia imperante en el país suramericano, que está entre los más violentos del mundo.

No les importó que queden algunas comunidades en el país sin servicios de agua y electricidad, ni que exista alguna corrupción en el gobierno actual,  o que se regale el petróleo a Cuba u otros países del área. Tampoco les importó que Maduro se mostrara homofóbico e insultara a su oponente, a fin de cuentas este ha hecho lo mismo.

El pueblo venezolano desbordó las calles de Caracas porque durante los 14 años de gobierno chavista el desempleo bajó del 13%  al 8%, porque el país escaló varios peldaños en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas y el desempleo se redujo en un 50 por ciento; la extrema pobreza se redujo de un 42% a un 9,5%.

Igualmente, desde el 2005 en Venezuela no hay analfabetos, las matrículas en las universidades públicas se duplicaron y los estudiantes de familias de bajos ingresos no pagan sus estudios universitarios; porque se han desarrollado importantes programas sociales que garantizan educación y salud gratuita y otros beneficios para los ciudadanos más necesitados; por eso y otros muchos logros innegables de Chávez y su gobierno el pueblo marchó y coreó junto a Maduro.

El domingo, 19 millones de venezolanos irán a las urnas nuevamente para finalizar la campaña electoral más corta en la historia de ese país. En ellos está el futuro de la patria, de ellos depende el curso que seguirá la nación.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *