Mal tiempo buena cara

Rosa Martinez

Foto: Caridad

Soy de las que piensa que los tiempos difíciles deben combatirse con optimismo, buen humor, y hasta con alguna que otra sonrisa. No importa lo mal que lo estemos pasando, si recibimos el día con alegría y deseos de lograr nuestros sueños, las cosas irán mucho mejor aunque los problemas sigan ahí.

Si no fuera por el humor criollo que caracteriza a los cubanos, que lo mismo hacemos una fiesta en un bautizo que en un velorio, no sé qué hubiera sido de nosotros todos estos años de excesivas carencias y serios problemas económicos.

Dicen algunos extranjeros que los cubanos somos los únicos que nos reímos de nuestras desgracias.  Por supuesto que no somos lo únicos, pero es muy cierto que nos burlamos de la falta de proteína en nuestros platos, de que el salario no alcance y de que no podemos decir lo que creemos sin buscarnos problemas.

Pero una cosa es intentar llevar la vida de la mejor manera posible, y otra bien diferente es estar de fiesta todo el tiempo.  Digo esto por una barriada muy pobre al Este de la ciudad de Guantánamo, que visito con frecuencia por que una excelente amiga vive allí.

He visitado a Hilda miles de veces, y nunca, sin exagerar, nunca entré al barrio sin que algún equipo de música estuviese a todo volumen.  No Recuerdo haber conocido gente más alegre.  No importa si es lunes, si es de mañana o es de noche, siempre alguien anima el entorno con salsa, reggaetón o cualquier otro ritmo.  Como las casas son de madera, y en su mayoría en muy mal estado, con una sola que ponga la música, las demás están obligadas a disfrutar también,

Como dije al principio estoy a favor de la alegría y la buena disposición ante la vida, pero cada vez que visito a mi compañera veo las pésimas condiciones de sus vecinos: casas de madera vieja en su mayoría, o forradas con cartón  o zinc, como calle una zanja que inunda todo el barrio cada vez que caen tres gotas del cielo, personas con muy bajos salarios, niños sin juguetes, hombres alcohólicos, mujeres sin futuro.

Cada vez que voy allá me pregunto si en realidad esta gente tendrá algún motivo para tanta alegría.  Hoy alguien me respondió sin querer.  “Estoy contento-dijo muy animado-estoy contento por que estoy vivo y eso hay que celebrarlo, hay que cantarle a la vida, que es lo más valioso que tenemos.”

 

 


2 thoughts on “Mal tiempo buena cara

  • el 30 julio, 2011 a las 12:00 pm
    Permalink

    Hola Rosa”vivi ,en un barrio de Berlin,un dia “puse” la musica “alta”..a lo “cubano”,un vecino bajo,
    Me entrego un !papel”….y me “dijo” este es “reglamento del edificio”….despues de de las 8 de la noche …no se “puede hacer Bulla….solo le dije…que era Cubano…..Solo me dijo”” Tu seras Cubano” pero no se puede hacer “bullas” despues de las ( de las 8 de la noche)….pero empece a oir…la musica “bajita”
    Hoy la oigo “bajita!

  • el 30 julio, 2011 a las 9:34 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo con la persona que te dijo que celebraba por el simple motivo que esta vivo, la vida es corta y como hoy estamos aqui y manana no se sabra pues todos los dias hay que decir gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *