La mujer que ama los perros

Rosa Martinez

Foto: Elio Delgado Valdes
Foto: Elio Delgado Valdes

HAVANA TIMES — Tengo una amiga que vive en una isla del Caribe desde hace cuatro años. Una bella región, según las imágenes que encontré en Internet y las que ella gentilmente me envió para que conociera el lugar donde ha pasado estos últimos años.

Me enamoré de Bahamas a primera vista, de sus playas, bellos hoteles, ciudad moderna, tradiciones antiguas, bellas flores, gente alegre, idioma inglés y salarios en dólares americanos.

Cómo no enamorarme de ese paraíso caribeño tan parecido al mío, y al mismo tiempo tan diferente.

Miles de veces soñé con visitarla. No se necesitaba visado para ir allá, solo pasaporte y dinero para pasaje, no es difícil ¿verdad? Pon los pies en la tierra, negra, me dije, de ninguna manera podría reunir, sin ayuda, los dólares para comprar el boleto de ida y vuelta.

Quizás podía encontrar alguien que me invitara, ¿porqué no?, cuántos no han salido de Cuba gracias al apoyo de personas que han conocido por casualidad y los han ayudado con carta de invitación, dinero…

No podré conocer ningún bahamés, pensé. Tengo pocas posibilidades de acceder a Internet y cuando lo hago apenas me alcanza el tiempo para revisar el correo o leer alguna que otra noticia importante. Esa tampoco era una alternativa posible.

Quizás consiga un contrato de trabajo, estoy segura que allá necesitan más de un profesor universitario, y aquí varios han viajado al Caribe a dar clases de español, pero como salí definitivamente de la universidad tampoco de esa forma podría conseguir mi anhelo.

Sin posibilidades reales dejé de pensar en Bahamas, poco a poco dejé de imaginarme su mar, sus calles, dejé de practicar inglés y de investigar sobre su cultura y tradiciones.

Tiempo después, mi amiga que vive allá me preguntó de sopetón si quería permanecer en Bahamas durante seis meses, pues debía venir para Cuba y debía dejar a alguien de confianza realizando su trabajo.

Sin pensarlo, creo que sin acabar de escucharla, le dije que sí, que estoy loca por conocer ese país, sin mencionar que nunca he salido de Cuba.

Pero ella no le hizo caso a mi entusiasmo precipitado y me dijo, “primero debo explicarte todo lo que debes hacer”, mientras ella trataba de darme detalles yo comenzaba a soñar nuevamente.

“Debes cuidar varios perros que son los niños lindos de la casa”. Amo los animales- me dije, especialmente los perros. “Son cinco y son inmensos”, siguió “y hay que aguantar sus malcriadeces sin protestar” –nunca luché con más de uno, pero no importa me las arreglaré.

“La casa es inmensa y tú sola deberás encargarte de todo, excepto cocinar”, agregó. Soy trabajadora, y estoy acostumbrada a realizar todo tipo de trabajo hogareño. “Te envié las fotos de la casa, recuerdas bien cómo es ¿verdad? Qué importa el tamaño si al final de la semana los dólares me quitarán el cansancio.

“Los dueños no te maltratarán, pero tampoco serán tus amigos”. Eso no me preocupa, no voy a buscar amigos voy a trabajar y a conocer.

“Y por último, señaló, prepárate para pasar seis meses exclusivamente dentro de la casa, solo verás la ciudad cuando llegues y cuando regreses, ni más ni menos”.

¿Qué cosa?, le pregunté, repite, please repite ¿seré una prisionera?

Podía olvidar mi título universitario y otros diplomas académicos y dedicarme a realizar labores domésticas; podía, incluso, cuidar varios canes mal educados y lidiar con personas poco amistosas, pero, ¡estar presa en un país extraño, aunque bello!, con eso sí que no podía.

Por eso sigo aquí, porque no acepté ser la mujer que amaba los perros.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.


19 thoughts on “La mujer que ama los perros

  • el 19 octubre, 2014 a las 7:39 am
    Permalink

    armando.

    No sé si fue la policía política o la no política, pero, al menos dos casos así conocí estando en Cuba. No todos somos desmemoriados, señor. Eso sí ha ocurrido en Cuba.

  • el 18 octubre, 2014 a las 2:17 pm
    Permalink

    Asi mismo es que se hace. A Bahamas NO VOY aunque me regalen la gloria. La tenemos boycoteada, por los abusos que cometen en contra de los cubanos.

  • el 18 octubre, 2014 a las 2:06 pm
    Permalink

    En Cuba, la policia politica, SI hace lo que le de la gana. SI te tienen que matar te mata, te meten en su carro y cobardemente te matan a golpes en el cuartel y le entregan el cadaver destrozado a los familiares. Y ahí no ha pasado nada.

  • el 18 octubre, 2014 a las 8:54 am
    Permalink

    Son pocos los paises a donde no nos piden visa a los cubanos. El mejorcito de ellos es Ecuador, por eso el pico migratorio de este ultimo ciclo de 15 años ha ocurrido silenciosamente rumbo sur.

    Idem mi posicion con respecto a Bahamas. Lo mismo aplica para Honduras que es un pais a donde iba por trabajo.. Desde que empezaron a deportar cubanos dije que allá ni un kilo. Prefiero sacar visa para Costa Rica o mejor, hacer lo mismo en El Salvador

  • el 17 octubre, 2014 a las 11:39 pm
    Permalink

    Me refiero al legado ingles sobre el racismo y la esclavitud siendo sus ex colonias las ultimas en retornarle la libertad y los derechos a los negros. (Estados Unidos, Belize, Sudafrica, Australia, India)…

  • el 17 octubre, 2014 a las 10:49 pm
    Permalink

    Es la misma Bahamas que tratan a los cubanos balseros como perros en sus centros de detenciones e incluso le niegan el agua y alimentos a los balseros que intentar reabastecerse para seguir navegando rumbo norte. He leido tambien de cubanos que llevan tiempo ilegales escondidos en casas de amistades porque si los agarran los deportan de inmediato. Alli no voy a gastar un dolar en lo que me queda de vida.

    Me imagino que con el desprecio que le tienen a los cubanos no sea facil recibir una visa o pasar el chequeo de las autoridades migratorias. En esta web dice los ciudadanos de los paises que no necesitan visa para entrar a Bahamas y no aparece Cuba por ningun lado.

    embassy-finder.com/es/bahamas_visa

  • el 17 octubre, 2014 a las 2:46 pm
    Permalink

    Chica me quede pensando en esto….
    ¿has averiguado por que no puedes salir de la casa?

    Porque imagínate que la que me cuida a mi hija trabajó un mes y medio donde siempre llegaba tarde, se mandó a operar de vesícula, y por una laparoscopica pretende que la espere hasta el 15 de noviembre. Y lo peor es que ¡ella tiene el derecho! Aunque yo haya tenido que parar de ganar dinero tengo que pagarle a ella. Y además acumula vacaciones. Y ya me advirtió que no puede cargar peso y aunque eso significa que no está apta para el trabajo me la tengo que aguantar porque la ley está de su lado. Voy a quedar yo limpiando su casa.

    De repente en vez de perros sea más cómodo cuidar niños.

  • el 17 octubre, 2014 a las 12:40 pm
    Permalink

    Armando Guerra,
    A mí me gusta tu “entusiasmo”, tienes la oportunidad de vivir en el pueblo y no ver las casas.
    Pero no todos preferimos vivir en esa irresponsabilidad ciudadana.
    O me equivoco y estás enviado a trasladar esa “euforia” tan alejada de la realidad.
    En cualquier caso te va a hacer muy difícil confundir a los compatriotas que compartimos este foro.
    Tenemos la posibilidad de acceder a una información y vivencias que no has podido tener si creo en tu discurso.

  • el 17 octubre, 2014 a las 12:29 pm
    Permalink

    Señor Armando Guerra, ya su nombre propio es todo un programa.

    Esta es la definición de “dictadura” que da la Real Academia Española de la Lengua en su diccionario:

    dictadura.

    (Del lat. dictatūra).

    1. f. Dignidad y cargo de dictador.

    2. f. Tiempo que dura.

    3. f. Gobierno que, bajo condiciones excepcionales, prescinde de una parte, mayor o menor, del ordenamiento jurídico para ejercer la autoridad en un país.

    4. f. Gobierno que en un país impone su autoridad violando la legislación anteriormente vigente.

    5. f. País con esta forma de gobierno.

    6. f. Predominio, fuerza dominante.

    Ahora dígame usted que parte no le está clara que sea aplicabe a la dictadura que usurpa el poder en Cuba.

    Y guárdese para sus reuniones del núcleo todo el repertorio de justificaciones y comparaciones de siempre y haga todos los repasos que quiera.

    Además, el hecho de que repita usted dos veces el comentario con la misma historia no hace que la historia en sí se convierta en verdad.

    Yo, a diferencia suya, no necesito de comparaciones para decir que Cuba vive una DICTADURA.

  • el 17 octubre, 2014 a las 10:21 am
    Permalink

    dhaniel: Repasa el concepto de “dictadura”, le das un uso indiscriminado, Si pudieras refrescar mi memoria te pediría que me mencionaras un solo caso en que en esta “dictadura” un policía mate a tiros en plena calle a un ciudadano y el muerto al hoyo y el policía suelto y sin cargos aún como en Luisville.
    Es natural que todo ciudadano quiera vivir mejor, y nuestro país hace un enome esfuerzo por desarrollar una economía sitiada, sin recursos naturales, sin acceso a finaciamientos externos ni a tecnologías de avanzada, bloqueada por el mayor y más poderoso imperio que ha conocido la historia humana, y aún así logra que la autora fuera profesora universitaria, con dos niñas bellas, que todos los cubanos tengamos salud y educación gratuitos.
    Cometemos errores como todos y nuestra obra es perfectible, pero el que no tenga pecados que tire la primera piedra, no los pecadores.

  • el 17 octubre, 2014 a las 10:12 am
    Permalink

    dhaniel: Repasa el concepto de “dictadura” le das un uso indiscriminado, si puedes refréscame la memoria y dime cuando en nuestra “dictadura” un policía mató a algún ciudadano en plena calle y el muerto al hoyo y el policía suelto como está ocurriendo en Luissville.
    El mundo está inmerso en una crisis global, generalizada, y crónica, y no fue como resultado de las “dictaduras” socialistas, pues ya Lenin lo predijo en su obra “Imperialismo, fase superior y última del capitalismo”, gracias a esta “dictadura” la autora del artículo, pudo ser profesora univesitaria, tiene dos hijas bellas, y sueña con visitar otros países, nuestro país vive en este mundo en crisis, intentando desarrollar una economía sin recursos naturales, sin financiamiento externo, sin acceso a tecnologías de avanzada, bloqueado por el mayor y más poderoso imperio que ha conocido la humanidad, y aun así logra tener una de las sociedades más seguras del hemisferio, salud y educación gratuitas a todos los niveles y para todos sus ciudadanos.

  • el 17 octubre, 2014 a las 8:29 am
    Permalink

    ¿Y por qué agarrársela con el “legado ingles”?

    Que yo sepa los españoles nunca se quedaron de segundos en cuanto a explotación, robo, exterminio, esclavitud y tantas otras “cualidades” coloniales.

    Al menos los ingleses se ocupaban por desarrollar el nivel de vida de sus colonias, tanto es así que hay muchas de esas ex colonias que siguen perteneciendo orgullosamente a la Commonwealth of Nations.

    Mientras los españolitos se están preparando nuevamente para recolonizar Cuba. Tanto es así que van de la mano y patas abiertas con la dictadura.

  • el 17 octubre, 2014 a las 12:57 am
    Permalink

    El legado ingles, racismo y esclavitud. Bien que hiciste en decir que no.

  • el 16 octubre, 2014 a las 4:45 pm
    Permalink

    Rosa:

    Realmente te la “pusieron difícil ” con ese trabajo sin poder salir de la casa, creo debes averiguar bien con tu amiga. Conozco personas que hacen servicios más o menos parecidos, pero tienen un día de asueto a la semana, el cual dedican a pasear, ver a sus familiares, etc. También creo debes investigar el asunto del pago de tus servicios, por lo que cuentas se instuye que la manutención tuya (alimentación, hospedaje) van por los dueños de la casa, eso representa un buen beneficio para tu economía porque es dinero que ahorras; luego de concluidos los seis meses en “prisión” tendrías una buena suma que te puede ayudar lo mismo en Cuba (abriendo algún negocio), para probar fortuna en algún país; o para regresar nuevamente a Bahamas, esta vez como turista para satisfacer tus deseos de conocer las islas. Saludos.

  • el 16 octubre, 2014 a las 3:34 pm
    Permalink

    Una cosa es amar a los perros y otra muy diferente amar la esclavitud. Desconozco la ley de Bahamas pero en todo el mundo civilizado eso calificaría como delito, no se puede obligar a nadie a trabajar 24/7 durante 6 meses, existe una cosa llamada legislación laboral. Aparte habría que ver cuánto te pagarían, que supongo no sería ninguna fortuna.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 16 octubre, 2014 a las 3:34 pm
    Permalink

    Y casualmente vamos por tres post de diferentes autores siempre con la misma onda.
    ¿Hubo reunión del “núcleo”?

    Bueno, ¿Y cuál es el problema? ¿Pensabas salir de Cuba a ser la reina del carnaval?

    En todas partes hay que trabajar duro, muy duro. Donde único se puede vivir del cuento y del “invento” es en Cuba. El trabajo siempre que sea honesto no envilece.

    En Cuba ya igual estás en una prisión y si sigues sin trabajo antes o después ¿de qué vas a vivir? ¿del “resolvido”como muchos cubanos en la isla? Ergo antes o después recurres al mercado negro, al “trapicheo” y al relajito. Te agarran y te ponen una multa pero, como no trabajas, no tienes dinero para pagarla y entonces ¿llegó el momento de jinetear? ¿o de ponerte a llorar porque te lamentas de no haber aceptado el trabajo en Bahamas?

    El daño antropológico causado por la dictadura será muy pero que muy difícil de erradicar en Cuba.

  • el 16 octubre, 2014 a las 10:10 am
    Permalink

    Rosa, yo estoy seguro que tu si amas a los perros lo que tu no amas es la servidumbre sin ninguna clase de consideracion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *