Hablando de Cuba

Rosa Martinez

Foto: Elio Delgado

HAVANA TIMES, 22 sep. — Hace varios días leí un comentario en la web que decía que exceptuando a las personas que reciben remesas familiares, todos los cubanos estamos famélicos, los jóvenes parecen salidos de campos de concentración y es raro encontrar personas obesas en Cuba.

Todo el que ha visitado la Isla alguna vez se ha percatado de que la situación económica del cubano común es mala y el salario promedio no alcanza para satisfacer todas las necesidades básicas.

Los de aquí y los de allá sabemos que los cubanos somos una especie de magos, porque realmente hay que serlo para sobrevivir un mes entero con 350 pesos, comprar además de comida y aseo, la ropa y el calzado necesario, sin mencionar los equipos electrodomésticos, devenidos utopías.

Es verdad que gran parte de las viviendas están en malas condiciones y las reparaciones cuestan un ojo de la cara y la mitad del otro.

Foto: Elio Delgado

Es cierto también que cada vez son más perceptibles las diferencias sociales entre los que tienen familiares en el exterior y han cumplido misión internacionalista y los que viven de sus modestos salarios, incluyendo a los profesionales.

Debemos reconocer, aunque nos duela, que la calidad de los servicios de educación y salud, dos de las grandes conquistas de la Revolución, han disminuido durante los diez últimos años a pesar de las grandes inversiones hechas en estas importantes esferas sociales.

Mas lo que no puede decir nadie es que los cubanos son cadáveres vivientes. Garantizar las tres comidas es tarea titánica y es cada vez más difícil para un padre brindar una dieta balanceada a sus hijos, pero es precisamente esa dieta cargada en carbohidratos y azúcares la que mantiene al cubano obeso; así que… amigo mío, si quiere hablar mal de los cubanos tendrá que buscarse otro argumento, más creíble.

4 thoughts on “Hablando de Cuba

  • Que bueno esta esto!!! De que este tipo de cosas insultan, insultan. Siempre hay un imbecil extremista!!
    Pero mira tu que cosa: algunos especialistas cubanos estan tratando de desarrollar aqui (en Cuba) la dietoterapia y promover el consumo de alimentos funcionales, ya ustedes me diran…y como si fuera poco, no hace tanto, un alumna mia de Antigua y Barbuda me decia que una de las cosas que mas le sorprendieron al llegar aca fue la variedad de productos que habia en el mercado agropecuario… que te parece???

  • Realmente lo que es una necesidad en todo el mundo en Cuba es practicamente un lujo:que es alimentarse, de forma balanceada, cómo debe hacerlo un ser humano. De ahí que las enfermedades y los males sociales que durante los años de bonanza desaparecieron; cuando la teoría de la vitrina hacía que Cuba fuese practicamente mantenida por el Campo Socialista, y fundamentalmente la Unión Soviética(para mostrarle al imperialismo, en sus propias narices, que el socialismo era el sistema más justo, y bla, bla, bla); han vuelto a aparecer en nuestro país: ya no se habla de prostitución, pero bien sabemos que existe, y la galopante corrupción se ve cada vez más cómo algo normal en todas las esferas de la sociedad.
    O sea, vernos gordos o flacos no creo que sea la palabra, PERO CIERTAMENTE LAS MISERIAS ESPIRITUALES Y LA ENFERMEDAD DEL ALMA, son las que sobreabundan en Cuba en los primeros años del Siglo XXI.

  • “Hace varios días leí un comentario en la web que decía que exceptuando a las personas que reciben remesas familiares, todos los cubanos estamos famélicos, los jóvenes parecen salidos de campos de concentración y es raro encontrar personas obesas en Cuba.”

    Pero ese elemento que emitió el comentario es una pobre bazofia, no sólo no ha recorrido cuba, no sólo desconoce cuba. No me resulta inverosímil el comentario, ya que he escuchado cosas en el mismo tono de “turistillas”, lo cual es sinónimo de ingorancia supina.

    No hablo de esconder las deficiencias en las dietas, no estoy hablando tampoco de ignorar los salarios paupérrimos, no estoy hablando de callar la carencia de alimentos en los centros de abasto y la mala distribución de los mismos, estoy hablando de que la salud de la persona se debe a muchos otros factores.

    A diferencia de tantos otros países, en cuba se aplicó una rígida educación en el ámbito de la salud, sí, y en el rubro de la salud preventiva se instó a la gente a hacer del ejercicio un hábito y muy alto porcentaje de la población lo mantiene; se dejó ver la necesidad imperiosa de mantener una higiene personal mínima y eso en buen porcentaje se continúa.

    Que es difícil hallar alimentos y más aún a un accesible precio eso es verdad, pero imbéciles que visitan la isla, o cualquier otro país, para enlistar todo lo que les parece podrido a primera vista y no son capaces de entender las causas y mucho menos averiguar y valorar lo que aún funciona, me parece que viajan siempre con la bandera de ser basura y en ese mismo tenor deberían ser considerados.

  • Rosa asi se habla, clarito, clarito para que no queden dudas a nadie, que pasa, es verdad que la situacion alimentar es dura p’q hay veces que faltan los productos y uno tiene que correr pa qui y pa alla pero de ahi a decir que los cubanos se mueren de hambre no es verdad p’q un plato de arroz y huevo todo el mundo se lo come

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *