Así fue el comienzo del año en Cuba

Rosa Martínez

Foto: Rodolfo Ramírez

HAVANA TIMES – En Cuba, el comienzo del año siempre trae complicaciones: el que está construyendo debe parar la obra, pues escasean los materiales de la construcción y, si aparecen, los precios están por las nubes (aunque últimamente sucede así con casi todo).

Quienes tienen negocios de comida se las ven oscuro, pues las carnes fueron consumidas excesivamente durante las festividades de fin de año y nunca encuentran cómo sostener su actividad particular. Las personas de menos recursos pasan este periodo peor aún, pues el 31 de diciembre y el primero de enero gastaron lo poco que tenían, lo que pidieron prestado y hasta lo que soñaron…

En mi adorada Isla, todos los eneros son siempre iguales. “Se va a poner la cosa peor”, “este va a ser más duro”, “nos la vamos a ver negra”, son solo algunas de las expresiones que se repiten una y otra vez con cada inicio de año, desde que tengo memoria viva.

Por lo que, aunque los augurios en esta ocasión parecían realmente graves, no hice mucho caso a lo que decía la gente, a lo que escuché en la noticias, a lo que supuestamente es parte de la inteligencia del cubano, y comencé el 2019 como siempre: sin muchas expectativas, pero sin muchas preocupaciones por las carencias y los problemas económicos, por dos razones simples, una, estoy acostumbrada a las carencias, y dos, en realidad nunca puedo comprar mucho…

Pero pasaron los días y semanas y el 2019 mostró su verdadero rostro. Para el cubano de a pie, el principal problema es la falta de dinero para acceder a todo lo que sí hay en las tiendas cubanas, dígase las de moneda nacional o divisas, pero el primogénito mes fue todo un reto, ni efectivo, ni productos…

A las dificultades comunes de etapas anteriores se sumó la escases de pan, galletas y dulces por falta de harina;  la de jabón, pasta dental y frazadas de piso en Moneda Nacional, porque no habían entrado al comercio de la provincia (en febrero ya se comercializaban, pero todavía insuficiente); falta de carnes y huevos porque no hay pienso en todo el país;  también de medicamentos por falta de materias primas en la industria farmacéutica…

En fin, si el día a día para los de bajos ingresos ya era duro, ahora es mucho peor…

El cubano en sentido general ama su terruño, su Patria, su gente, tanto los que seguimos aquí como los que decidieron seguir batallando desde allá, es por eso que la mayoría tenía esperanza de que, a pesar del bloqueo (que el señor Trump está recrudeciendo) y una economía deficitaria -dependiente todavía de otras naciones-, Díaz-Canel lograra sacar al país adelante, pero con un panorama como el actual, mucha gente comienza a dudar.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Rosa Martínez has 148 posts and counting. See all posts by Rosa Martínez

6 thoughts on “Así fue el comienzo del año en Cuba

  • No quiero ser un agorero negativo, ni un “gurú” de acontecimientos nefastos, pero el “Presidente a dedo” me empieza a provocar un “deja vu” histórico con el (ex) ruso Boris Yeltsin, después de sustituir a Gorbachov. La papa caliente que le tocó era tan fuerte, que empezó a salir por los medios: cansado, mucho más envejecido, más grueso y con una tristeza en su perdida mirada que daba grima; hasta que se hizo presa del alcoholismo. ¿Será este el final de un (pre) “alcoholismo anunciado”?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *