Accidentes y “caballitos” en Guantanamo

Rosa Martínez

Policia motorizada.  Foto: juventudrebelde.cu
Policia motorizada. Foto: juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES – Los choferes profesionales, fundamentalmente los de carros particulares, se quejan con frecuencia de las excesivas y frecuentes multas que los oficiales de Tránsito les imponen a diestra y siniestra, provocando que muchos de ellos tengan que pasar largos periodos de tiempo sin trabajar, pues estas penalidades acumulan puntos que rápidamente invalidan la licencia de los conductores.

He conocido de más de un caballito, como se conoce popularmente a los de la Policía Motorizada, que se ha encarnado en algún chofer sin motivo alguno, por tener fama de correr demasiado o por que en alguna ocasión violó la ley vial y entonces en lo adelante le dan caza, como hacía, siglos atrás, la Iglesia católica con las brujas.

También otros, durante el cumplimiento de su deber, en lugar de ubicarse en lugares visibles, se esconden en rutas de frecuentes violaciones para llegar a la unidad con los bolsillos repletos de sanciones, cuando en realidad la labor de este ejército sobre ruedas debe ser, principalmente, prevenir.

Pero debemos ser sinceros, todos los caballitos no son injustos, ni todos se dejan sobornar, ni todos son abusadores y prepotentes, la mayoría solo trata de cumplir con su deber ciudadano y evitar con su vigilancia que ocurran lamentables incidentes, como los que han tenido lugar en Guantánamo durante los últimos días.

El 26 de septiembre último, en la carretera de Caimanera, municipio guantanamero donde se encuentra enclavada la Base naval yanqui, aconteció un accidente en el que una persona falleció y 29 resultaron heridas, algunos con peligro para la vida.

En el fatal suceso estuvo involucrado el ómnibus con chapa NSH636, y una de los llamadas petrocasas. Según fuentes oficiales, la causa fue la violación del artículo 102, inciso 12 de la Ley 109 del Código de Seguridad Vial de Tránsito, que regula mantener el debido control del vehículo en la vía.

Ese mismo día en la ciudad del Guaso ocurrieron otros dos accidentes en los que no hubo que lamentar pérdidas humanas, pero sí recursos materiales.

Y escuché de un compañero de la PNR que el día 30, en el costero municipio de San Antonio del Sur, sucedió otro, también con un vehículo estatal, en este caso un camión; pero no me informaron del número de lesionados, ni si hubo víctimas fatales.

Aunque en Cuba gran parte de las carreteras, caminos y calles están en malas condiciones, estudios sobre la accidentalidad indican que la mayoría de los siniestros ocurren por culpa de la actitud negligente de los choferes, que lo mismo atienden sus celulares mientras mantienen el control del timón, que conversan con el compañero de al lado, intentan adelantar a otro vehículo sin poder, no respetan las señalizaciones en la vía y manejan ebrios o con algunos traguitos.

Todas estas irresponsabilidades traen como consecuencia significativas pérdidas económicas, tanto para el Estado como para los particulares, pero lo peor y más importante, son las de vidas humanas, en muchos casos jóvenes y niños, y en otros los accidentados se quedan con problemas de salud para toda la vida que pueden provocarles invalidez temporal o permanente en el peor de los casos.

Por eso creo, que a pesar de que los sigamos viendo como los malos de la película, porque muchas veces lo son, los oficiales de la Motorizada deben continuar extremando los cuidados en la vía, aunque para eso deban aplicar multas a los infractores y a los irresponsables que manejan sin el debido cuidado y sin pensar en la gran responsabilidad social que tienen cuando están detrás del timón.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.


One thought on “Accidentes y “caballitos” en Guantanamo

  • el 4 octubre, 2014 a las 11:01 am
    Permalink

    Si llamas “un compañero de la PNR”Pienso que nunca te llamaran traidora,todo lo contrario..Fijate que nada dices del estado de las carreteras,la falta de señalizacion,el estado calamitoso de los vehiculos,la falta de repuesto,la falta de transporte.Solo ten en cuenta que para ir de la Habana a Guantanamo,mas de la mitad del trayecto hay que hacerlo por la carretera central construida entre 1927-1931 por el gobierno de Machado(asombrate solo 4 años,mayormente con carretas,palas y picos) para carros de la epoca y a la que practicamente el gobierno “revolucionario”No le ha “revolucionado” nada en muchisimo tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *