¿A qué juegan tus niños?

Rosa Martinez

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 27 abril — Hace tiempo intento escribir un pequeño artículo sobre el juego y la importancia de este para el desarrollo de los niños, pero aunque investigué mucho sobre el tema y conversé con dos amigos  psicólogos para que me dieran sus opiniones, no había manera de que el trabajo saliera, al menos no como yo quería.

La inspiración llega de maneras insospechadas y está donde menos imaginamos, he escuchado esta frase en varias ocasiones y debo reconocer que es cierta.

A mí me llegó con la visita de Carlitos, un niño de solo 7 años y por demás, mi vecino predilecto.

El travieso infante llegó corriendo a mi casa, huía de su madre que estaba molestísima con él  y sabe Dios qué pensaba hacerle.

-¿Qué pasó ahora Carlitos? No debes salir corriendo de esa manera, pareces un loco.

-Mi mamá no me deja salir un rato.

-Algo hiciste para que ella esté así, no me puedo entrometer Carlitos.  Si fueras más obediente te iría mejor.  Siempre estás metido en problemas, y  no siempre puedo salvarte.  Ella es tu mamá y sabe lo que hace.

-Ella quiere que pase el día entero frente al televisor y con el Dvd encendido.  Me canso de estar encerrado.  Anda, habla con ella, tú siempre dices que el juego es importante para los niños, ¿no es así?

Foto: Caridad

Carlitos tenía razón por un lado, y la madre tendría sus motivos por el otro, el chiquillo es lo que decimos en buen cubano, la candela.  Pero no hablaré sobre las malacrianzas de él, eso es harina de otro costal, me referiré, mejor, a su demanda, el juego.

El juego es vital para el desarrollo de los niños, a través de él aprenden a compartir, ganar, perder, socializar, tolerar, respetar;  también descubren la realidad y sueñan.

De cierta forma Carlitos me hizo recordar un artículo que leí hace unos meses en Internet relacionado con el juego de los niños del mundo de hoy.

El autor del artículo “generación i.” así se llama el post, contaba que su hija de solo 13 meses ya sabía mirar fotos en el iPhone y hasta consiguió cambiarle la configuración del ordenador, por casualidad, claro.

Según este trabajo un 25 por ciento de los niños de Estados Unidos y Europa, entre los 3 y 5 años,  saben utilizar un App (una aplicación para un smartphone), jugar en la computadora y hasta pueden abrir el explorador, sin embargo no saben atarse los zapatos o montar bicicleta.

Al principio me reí un poco con las ocurrencias del autor, aunque estaba consciente de que se trataba de un tema importante.  La era de la informatización es la principal causa de que muchos niños sean obesos por llevar vidas pasivas y sedentarias, y  que presenten problemas de columna por permanecer largas horas en malas posturas frente al televisor y las computadoras.

La computadora y el televisor son instrumentos que, bien usados, pueden ser muy instructivos, pero de ninguna manera deben sustituir otras actividades más saludables como son los juegos manuales, por ejemplo jugar con plastilina, armar rompecabezas, o montar bicicletas, correr, salir al parque, colorear, compartir con otros niños y principalmente con los padres.

Foto: Caridad

Afortunadamente no son muchos los niños cubanos con acceso a esta tecnología, por lo que es una preocupación menos que tenemos los padres cubanos.

Por lo menos mis niñas nunca han usado un iPhone, bueno, en realidad yo tampoco, mucho menos un iPad, y el ordenador sí lo han usado pero en la escuela o en casa de algunos amigos.

Me admiro al saber que los profes en países del primer mundo le piden a sus pupilos que guarden sus Ipods o que no hagan la tarea por Internet, ¿curioso verdad?, cuando aquí ni siquiera los profesionales cubanos tenemos libre acceso a la Web.

En todo caso la preocupación de los padres cubanos sería para que los niños no pasen tantas horas frente al televisor y aunque la programación no tiene mucha variedad, sí podemos decir que es educativa.

Parece que no es tan malo que mis hijos pertenezcan a la generación de niños que deben entretenerse con pomos a falta de juguetes, o deben fabricar sus propios implementos de juego, a los niños que juegan con pelota de trapo o de papel, lo niños que juegan al escondido, corren, montan bici, tiran flechas o palos, en fin, niños cubanos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *