Zanqueros en La Habana

Regina Cano

Giganteria en La Habana Vieja

Montar zancos siempre me pareció una experiencia a tener durante los primeros años de la vida, pero los conocidos zanqueros de La  Habana Vieja me mostraron -con su experiencia- lo contrario.

Esos zanqueros, que vemos ahora como grupos paseantes por la parte más antigua de la ciudad, deben su existencia gracias a la motivación de Las Crudas, un trío de Rap, compuesto por Odaymara, Olivia y Odalys.

Uno de los dos o tres grupos de mujeres que con mayor sentimiento femenino y peculiar trinchera hacían Rap en La Habana, dentro del movimiento que creció en el país por los años 90´s.  Trío este que en sus últimos años en Cuba dió muestra de madurez y buen trabajo, evidenciado en sus letras y música.

Cuando estas tres mujeres: Pasita MC, Pelusa y Wanda irrumpieron por las viejas calles habaneras montando zancos, fueron agrupando a diversos jóvenes en un colectivo que se llamó “Tropa Zancos Cubensi.”

Trajes y gorros de muchos colores, instrumentos musicales, y el estar bailando a un metro o metro y medio por encima de la cabeza de los transeúntes, atraían las miradas de todo aquel sorprendido por el diseño variado, por el anuncio de la música, comparsas y congas, que indicaban su ubicación y porque nunca antes se había visto esta diversidad en las calles habaneras.

El grupo recorría calles determinadas y en la Plaza de Armas se detenía a realizar obritas de teatro, bailes y malabares.

Dentro de él existía un gran sentido de amistad y unión, y mucho trabajo; pues las obras las escribían en el grupo y se hacían presentaciones en escuelas primarias* del propio barrio.  Además, se preocupaban por hacer lo posible por solucionar los asuntos graves de sus vidas en colectivo.

Todo esto cambió después de la partida de sus creadoras, sufriendo una transformación paulatina y profundamente desmejorada de lo que fue.

En algún momento anterior a la partida de las raperas, surgió un nuevo grupo “Gigantería.” que lidera Roberto Salas, un artista, quien estuvo antes en Tropa Zancos y que imprime un sello diferente a los Zanqueros, con diseños de trajes más artísticamente combinados en forma y color, al igual que el maquillaje, con performers, estatuas vivas, músicos competitivos. Este grupo ha ido profesionalizando este tipo de trabajo con un buenísimo resultado.

Actualmente, estos dos grupos, Giganteria and Zanqueros, comparten el mismo espacio, pero en días de la semana diferentes, como diferentes son sus propuestas.  Pero con mucho, los que lo conocimos, extrañamos a aquel primer y sano grupo de zanqueros creado por Las Crudas.

 

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *