Vendiendo un Riñón

Regina Cano

Escuchar historias de todo los tipos de horrores que han sucedido, no me inmunizan ante la sorpresa de las cosas que escucho van apareciendo en Cuba por las necesidades materiales, de las cuales oímos hablar como sucesos usuales en otras sociedades, como ecos tardíos, pero las que aún no son comunes en nuestro país.

Y gentes! Un secreto a voces me ha enterado de la idea que tiene un muchacho de treinta años de vender uno de sus riñones.

La persona en cuestión, tiene la intención de proporcionarse un techo con esta venta y todo lo fundamental que pueda contener este: Refrigerador, TV, batidora, ventiladores…, pues su esposa e hijo de 7 meses de nacido, están “recogidos”* en la casa de un familiar, quien puede pedirles que se vayan en cualquier momento.

El muchacho tiene antecedencia familiar de Hipertensión Arterial, Diabetes Mellitus -es negro, un punto en contra para la Diabetes- y de Artritis, y son amantes de las grasas y salsas.  Lo que señala, que en algún momento su cuerpo va a necesitar medicamentos que filtrarán su hígado y sus riñones.

Buscando una validación para su idea, se encontró con todo tipo de opiniones, a favor y en contra, de profesionales y no profesionales, de socios y amigos, donde muchos son los que le dicen.  “Tú estás loco, compadre?.”

Realmente creo que hay que estar en el pellejo de cada quien, para juzgar, pero a este sí se le pasó el tornillo de rosca, pues el hecho de que el cuerpo posea algunos órganos y partes dobles no indica que no las necesite, todo lo contrario.

Independientemente de la imposibilidad real en este país de llevar a cabo tan loca aventura, dudo del análisis con conciencia que pueda haber realizado alguien metido en un dilema de este tipo, con una crisis que pudo tornársele más grande que sus propias manos.

Notas:*Recogidos: Le dieron cobijo.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 204 posts and counting. See all posts by Regina Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *