Negritud en Cuba

Regina Cano

Foto: Caridad

Muchas personas asumen que ser negra es una de mis preocupaciones diarias, como si serlo me convirtiera en la víctima de siempre.

Cada uno de nosotros ha sentido la discriminación alguna vez en su vida: por gordos, calvos, homosexuales, por muy flacos, por ser zurdos o tímidos, por viejos, por ser niños, por pertenecer al sexo femenino, por lerdos o muy inteligentes, por rusos, árabes, chinos o africanos. Vamos gentes!, la lista es larga.

En Cuba, a la cual se trajeron esclavos negros, el tema es susceptible. Y es que siempre existieron mil maneras de humillar, subyugar, controlar y relegar, así como sojuzgar y sugestionar a los negros.

Algunos aquí nos tratan con un paternalismo que se convierte en molestia y el llamarnos de color, morenos, prietos o los más oscuros, sigue patentando una diferencia.

Vale mencionar que la discriminación interracial subsiste y nos mutila, y que algunos negros reaccionan agresivamente cuando se los llama directamente “negros,” que es el “color” de nuestra raza, como si intencionalmente se cagaran en su madre*.

Asumir ser negro en un ambiente discriminatorio, mayoritariamente discreto, en un país que formalmente declara no ser discriminante con esta raza, conlleva una larga práctica e intención de ser “un ser humano” pleno por encima de todo y consciente de querer vivir esta corta vida con lo que trae para cada ser viviente y me refiero con esto a la consciencia y valoración de quién soy desde lo interior.

Por ende, entre mi gente hay quien ya sobrepasó este escollo y otros que están en niveles diferentes del mapa de la discriminación.

He escuchado y visto como convivimos los negros con este ambiente y las defensas creadas que discriminan al resto, como:

–           Esto es cosa de negros.

–           Los de nuestro color deben ayudarse.

–           Los negros son otra cosa.

–           Es un negro/a piolo*.

–           Ridiculizar al blanco por ciertas actuaciones.

O frases discriminatorias de otros como:

– El negro si no lo hace a la entrada, lo hace a la salida.

– Para ser negro, no lo haces tan mal.

– La necesidad hace parir hijos mulatos*.

O de automarginación como:

– Piensa como los blancos (y te irá mejor).

– Esas son cosas de blancos.

Pienso que si el negro cubano objeto de discriminación, viera la realidad desde la perspectiva del observador que analiza los pro y en contra, el origen y las consecuencias de lo que nos lastra, notaría que lo que realmente lo paraliza es la auto discriminación.

Esa necesidad creada de compararse con el otro desde las propias condicionantes que el otro impuso.

La persona negra, genética y socialmente posee las mismas condiciones que el resto para desarrollarse, además de que hemos sido siempre más en números y nuestra fuerza, opinión e incidencia social no sería para descartar.

El dolor no deja mirar más allá y las capacidades que se poseen permitirán buscar un lugar dentro de la integración.  Aunque otros insistan en hacérnoslo sentir como diferencia y para enfrentarlo tenemos armas suficientes.

Creo que la discriminación del negro es algo a dejarle a aquellas mentes de los que no son negros o no se consideran como tal y sufren porque la raza existe.

*Cagarse en la madre de un cubano es una gran ofensa.

*Piolo o piola: Denomina al que se codea mucho con blancos o tiene pareja sexual de esta raza.

*La necesidad hace parir…: refiere a hijos nacidos de negros y blancos. Vaya! Que tener sexo con negros es por necesidad.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 205 posts and counting. See all posts by Regina Cano

4 thoughts on “Negritud en Cuba

  • Me parece excelente este escrito, pero nada de intersante el resto de los cometarista, menos el ultimo que apenas sabe escribir y mucho bla, bla, bla de politica barata oportunista.

  • Regina Cano: Si en lugar de venir a la realidad en Cuba hubiera sido Norteamerica,tu nombre seria el de algun cantante de moda,o algo por el estilo,tu religion seria la Bautista,esos ke escaparon de la hogera hace mucho tiempo,para venir a hacer lo mismo con los nativos de este continente,provablemente no hubieras terminado la escuela elemental,olvidate de la Universidad, y el rollo rastafari lo cambiarias por el Hip Hop y el blink blink.lo sierto es ke Cuba es el mejor pais de America para vivir y ser negro a mucha honrra.Cambiarias Cuba por la ilucion del trillado sueno Americano?si tu respuesta es si,te cambio mi lugar por el tullo, porke ya no aguanto vivir en esta jungla de asfalto. Saludos desde el imperio Yankee.

  • Negra Cubana.
    Muy bueno tu comentario, esperaré para ver que pones en tu bloga.

  • Hola Regina:
    Permiteme decir algunas cositas en tu post.
    Primero, que las razas geneticamente no existen, dada el mestizaje. Es un dato basico pero es importante partir de ello, porque de este modo desconstruimos los estereotipos que se han asociado a la biologia.
    Segundo, que lo que paraliza a los negros y negras no es unicamente la autodiscriminacion. Aunque no entiendo bien que llamas ¨autodiscriminacion¨.
    Que los lo discreto, la discriminación?
    Ten un poco de cuidado porque pareciera que culpabilizas a las personas negras de ser discriminadas.
    Los negros y negras cubanos no pueden ser observadores en una realidad que viven, pueden participar, ser sus principales actores pero no observar. Ademas no creo que sirva para mucho recrearse en observar, mas bien creo que hay que hacer.
    La integracion sera posible cuando todos participemos desde la consideracion de la igualdad como seres humanos que somos y de las diferencias que devienen de diferentes procesos historicos.
    Por cierto, que historicamente no tenemos ni hemos tenido las mismas condiciones para desarrollarnos…
    Me has dado pie para escribir sobre tu post en mi bloga.
    Agradecida
    Negra cubana tenia que ser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *