Mario y compañía

Regina Cano

Niños cubanos.

HAVANA TIMES — Fueron sorprendidos niños de entre 6 y 7 años en el momento en que arrastraban por el pasillo de una comunidad de La Habana los pedazos o partes de un cercado limítrofe, que la dueña había dejado existir en depaupero, pero que servible aún, sostenía el lindero de su patio de tierra, en espera de mejoras económicas para renovarla.

Dicha cerca esta compuesta de tubos doblados en U invertida y sostenidos en travesaño por una banda metalica y cuando uno intenta levantar un panel de esos, los tubos o la banda se corren pudiendo pellizcarte los dedos en el mejor de los casos.

En fin, que de tan avejentada y herrumbrosa, probablemente les provocaría tétano mas que felicidad lúdica.

Pero, por increíble que me parezca, se esforzaban en llevarsela. Hubo un momento de intento de huida en desbandada y un regreso sin respuesta de la mencionada cerca –supongo que del susto.

Me pregunto si el resultado de este hecho es el reflejo de actos vistos en adultos cercanos o si  ya este pensamiento llegó y se desarrolló en ellos: el de irrespetar a los demas y sentirse con el derecho de apropiarse de todo lo que no les pertenece, como si el mundo se lo debiera o que simplemente no importa qué pasa con el otro.

Y gentes! Estamos muy arreglados en este país –que más bien necesita humildad, consideración y respeto- si parte del pensamiento que rige en el mundo entre poderosos y desposeídos es ya dominio de nuestros niños.

Las madres estaban muy lejos para conocer del hecho y los adultos que vieron esta actuación,  optaron por no decirles nada a los “chamacos” “pobrecitos….!,” como si todo comportamiento en esta edad no tuviera una consecuencia futura.

 

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 206 posts and counting. See all posts by Regina Cano

2 thoughts on “Mario y compañía

  • Lo mismo hizo el gobierno con la Empresa Eléctrica, el Ron Bacardí, La Cerveza Hatuey, los Centrales Azucareros, etc. etc. en 1960 y todos los timbiriches en 1968. Ahora quiere poner orden cuando las gentes se toma la “nacionalización” por su propia mano!!!

  • Si, es verdad que la educacion y el respeto por las cosas ajenas a los ninos hay que ensenarselas desde chiquitos pero este episodio que cuentas no me parece tan alarmante al fin y al cabo son ninos vieron la cerca toda desmorona y pensaron de llevarsela para jugar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *