Los cubanos vistos por un extranjero

Regina Cano

Foto: Caridad

“Los cubanos, cuando buscan la cercanía de un extranjero no es para hacer amigos, es siempre con la intención de obtener algo a cambio,” más o menos estas fueron las palabras de una latinoamericana que vivió en Cuba por unos años, a su interlocutor norteamericano.

Les aseguro que escucharla me resultó muy doloroso, porque esta pudiera ser la opinión generalizada sobre nosotros y esta es injusta, porque no refleja el sentir de todos por aquí.

Me pareció, que esta persona no estaba siendo totalmente sincera con ella misma o que el nivel de alcance de su análisis se quedaba más corto de lo que yo esperaba. Siento mucho que la experiencia de esta señora no haya sido feliz en esta isla.

Debo admitir que desgraciadamente, las ocurrencias de los últimos años dieron pauta al comportamiento de “sálvese quien pueda” que atacó a los cubanos y de la cual aún se aprecia la secuela.

Es cierto que la precariedad abrió una Cuba en los 90´s, que hizo que el mundo nos viera como necesitados y nosotros la cercanía de un extranjero como la tabla de salvación.

Muchos cubanos también sufrimos la depredación del visitante, que encontró un país con un mercado por la izquierda con precios bajos –comparado con los precios oficiales-, dándose unas vacaciones con poco presupuesto y todo lo demás eran ganancias:

Comida barata: langosta, tabacos, camarones, ron. Así como la renta de habitaciones y carros.

Putas baratas (muy baratas) -cuando la sarna hacía ola por la falta de alimentos e implementos para la higiene. Putas que fueron drogadas para ser abusadas, filmadas teniendo sexo en grupo, con animales y quien sabe que más –posiblemente vistas en internet o en videos para vender –según cuentan. Putas por necesidad, sin derechos, ni protección.

Escritores, actores, guionistas de teatro, músicos (raperos, salseros) -no todos conocidos- que buscaban mercado y les fueron robadas sus obras. Otros lo lograron emigrando por contratos de pura estafa, aunque otros lograron mejores cosas y así.

No defiendo aquí a aquellos a los que la tecnología del primer o cualquier mundo les haga desear vender su alma por salir del país. Hubo aquí quien no quiso canjear su vida por esto. Y hubo quien se fue del país a través de amigos o quien se casó por mejores sentimientos.

No niego o justifico a aquel cubano que imitó el comportamiento del visitante. O a aquellos que arrancan un bolso o una cámara fotográfica de las manos de su propietario y “paticas pa´ que te quiero.”

Otros extranjeros vienen a Cuba a verla como se va al Zoológico. El país que aún proclamaba ser socialista, una rareza. Gentes que se “morían de hambre” –según exageramos por aquí- y declaraban al mundo que iban a resistir, porque esta es la versión oficial asumida por los nativos, vivos y residentes en el país, de alguna manera.

A ver! Realmente hemos sufrido una gran guerra y no hemos pasado un hambre atroz, no llegamos a morimos de hambre, pero hay quien quedó marcado para siempre (neuropatías, problemas de crecimiento).

Los cubanos fuimos vejados doblemente, por nuestros problemas internos y por lo que acarreaba recibir visitantes en esas circunstancias.

Por no escapar, se dice, que no escapamos de la trata de blancas, que alimentamos el mercado de órganos (poco), y el de “esclavos,” pues era tremendo negocio que la persona cubana con que se casaban quedara desnuda de derechos hasta pasados los 5 años o más para ser residentes en el país receptor, lo que resultaba una garantía. Les aseguro que no todos fueron engaños por parte de los nuestros.

Muchos de los que vienen a la isla buscan la afabilidad y la calidez en el trato, y la comunicación, fama que nos precede y hasta buenos amigos han salido de estos encuentros.

Dentro de los cubanos, hoy, hay muchos que trabajan para buscar su sustento y a quienes decoro les queda para no ver a un extranjero como el As de la baraja, el Cuerno de la Abundancia o El Dorado con el que todo se resuelve.

Que un cubano busque o halle un extranjero que pueda ofrecerle trabajo o la posibilidad de emplearse en algo que lo sustente honrosamente, no es para avergonzarse. Así como emigrar, en otros términos, de una realidad que no satisface.

Posiblemente aquí se me quede corta la historia y habrá quien la engrose con las experiencias propias o ajenas. Pero que quede claro: no siempre un cubano está buscando la cercanía de un extranjero para beneficiarse, okey!

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.


14 thoughts on “Los cubanos vistos por un extranjero

  • el 29 noviembre, 2011 a las 10:43 am
    Permalink

    Por favor, remitámonos a los hechos históricos:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Bloqueo_de_Berl%C3%ADn

    Fue un bloqueo en el sentido literal del término. Se rodearon con fuerzas armadas las fronteras de Berlín Occidental para impedir que sus ciudadanos pudiesen ser aprovisionados. Si no se hubiese hecho el puente aéreo se habrían muerto de hambre … o, alternativamente, se tendrían que haber rendido.

  • el 28 noviembre, 2011 a las 5:50 pm
    Permalink

    “no siempre un cubano está buscando la cercanía de un extranjero para beneficiarse, okey!”

    Hubiera estado adecuadísimo que puntualizaras con fervor que no es tu caso y punto, así de sencillito. Yo no hablo por la escoria de mi país, no meto las manos por ellos, no les defendería(si tuviera la oportunidad) ni dentro ni fuera del país a sabiendas de sus actitudes, su comportamiento nauseabundo. ¿Sígues creyendo que la gran mayoría de los cubanos son gente sincera, de nobles sentimientos, de una pureza suprema? Me parece que ningún país es así. Aunque algo de esa Cuba yo la conocí hace años, donde la mayoría de la gente se podía calificar así, sobre todo en las provincias. Años después regresé para radicar en la capital par de años y lo que encontré fue algo sumamente distinto, gentes que aparentaban solamente para obtener dividendos; los valores hacía años que se habían perdido, aunque para quien ha vivido siempre en una sociedad donde el “pan nuestro de cada día” es lidiar con ventajistas, abusivos, extorsionadores, crápulas que se ostentan de servidores públicos, nada de eso resulta difícil de sobrellevar. Aunque en esos oceanos de mierda siempre encontramos islotes que dan tregua, verdaderos filones de oro a quienes se les debe valorar en toda su dimensión, de esa clase de gente cubana me encontré también, aunque los dedos de una mano sobran para contarlos. Salud!

  • el 28 noviembre, 2011 a las 5:26 pm
    Permalink

    No conozco Cuba. Voy por primera vez la próxima semana. Pero la descripción de Regina Cano sobre como los cubanos son vistos por un extranjero podría estar escrita en Portugués y aplicada al Brasil. Ya la escuche muchas veces… Eso indica más la superficialidad de quién hizo los comentarios que la manera que muchos de nosotros (los extranjeros!) percibimos Cuba. Tres independencias, de España, de Estados Unidos y de la Unión Soviética hasta comenzar a manejar su futuro. Poetas de sensibilidad, buen cine y una música influenciando el mondo. Muchos aciertos y errores políticos, mucha oportunidad y crueldad, falta de libertad, emancipación racial. Sufrimiento económico, moral y físico. Alegría y hospitalidad (creo -voy verificar la semana que viene). Pero una islita perdida en el Caribe se hizo parte de la Historia del mondo y hasta hoy influye en el comportamiento político de los americanos y europeos. Creo que deben tener orgullo.

  • el 28 noviembre, 2011 a las 8:46 am
    Permalink

    Bueno,hoy lei tu comentario saludos,desde Berlin..es cierto tu comentario!! un abrazo…con “sabor a Cuba!

  • el 28 noviembre, 2011 a las 8:33 am
    Permalink

    Disculpa Gabriel…pero de que “bloqueo” hablas,o escribe,te escribo sobre tu ultimo parrafo,los anteriores estoy de “acuerdo contigo”,ese “bloqueo ” lo hicieron los EEUU ,Inglaterra,Francia,aparte que no me gusta Stalin,pero el ejercito Rojo,fue que “tomo Berlin”,era o es la “guerra fria”?de ahi vino el “puente aereo”
    Era una “coalicion” te lo pongo entre comillas,porque esa coalicion “queria destruir a la Union Sovietica”
    Segun estadisticas,los soldados del ejercito rojo violaron a mujeres alemanas,durante la “toma de Berlin”,me pregunto cuantas mujeres violaron los soldados alemanes?…por lo menos,los soldados del ejercito rojo,la “dejaban vivas”…los alemanes despues de “violarla” la ahorcaban!!…abrazo

  • el 28 noviembre, 2011 a las 4:05 am
    Permalink

    Querida Regina,

    Los cubanos no son los únicos que sufren de estereotipos degradantes. Habría que preguntarle a los cubanos sobre su idea de como son los norteamericanos o los españoles, por poner dos ejemplos. Existe la idea del extranjero viejo y gordo que va a Cuba a aprovecharse de cubanas jóvenes desesperadas por conocer a un extranjero para poder salir de La Isla.

    Los estereotipos son muy dolorosos cuando nos los aplican a nosotros. Por eso debemos de procurar no aplicarlos a los demás.

    El pueblo cubano reacciona ante su entorno exactamente igual de como reaccionaría cualquier otro pueblo en situaciones semejantes.

    Cuando bloquearon Berlín Occidental y hubo que establecer un puente aéreo para alimentar a su población, hubo una enorme escasez de todo. Entonces surgió un numeroso grupo de alemanas —normalmente muy honradas y decentes— que se vieron obligadas a prostituirse para alimentar a sus hijos.

  • el 27 noviembre, 2011 a las 10:57 am
    Permalink

    LLevo casi 12 años viviendo fuera de Cuba, en mi opinion a los extranjeros les es tan ajena la solidaridad innata que tenemos los cubanos que esta es la explicacion que siempre encuentran, que estamos buscando algo atras de un gesto de amistad, solidaridad,desprendimiento.Es algo para lo que no estan preparados y lo entienden de otra manera.

  • el 27 noviembre, 2011 a las 9:59 am
    Permalink

    En si mi amiga es la “imagen” que tienen de nosotros(as) en el extranjero,y no es mentira,en todo los sentidos,solo que como comentaba en este sitio (creo en otro articulo),piensan? que se “enamoran”(los Turistas),y es solo “para salir”pero no es solo las mujeres ,tambien los hombres,internet te “facilita” un acercamiento,en el mundo actual…pero es solo eso “salir”……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *