Ilustración (1)

Regina Cano

Menospreciar el trabajo de los ilustradores ha sido una práctica frecuente en las Editoriales desde los años.

Este año ir a la Feria del Libro de La Habana no estaba entre mis planes, pues el tiempo y la economía los tengo restringidos.

El lanzamiento del libro de un amigo: Dmitri Prieto Samsónov, quien  bien recibiera el premio Pinos Nuevos por su texto: “Transdominación en Haití.” donde trata un tema que merecía un análisis de este tipo y la mirada detenida del cubano, me llevaron a este Evento.

Ese era un motivo suficiente para asistir, pero se agregaba que a petición del autor la imagen de mi cuadro “Fiesta por el Escribano” está en la portada del libro como ilustración.

Lo anterior sucedió después de suscribirse el contrato, con una baja paga,-precio acostumbrado para las Ilustraciones en las Editoriales-, que son presupuestadas por el Estado, pero sobre todo por mi compromiso con Dimitri y porque formaría parte de mi curriculum -algo importante para mí.

El libro fue publicado por el Sello Editorial Ciencias Sociales, perteneciente al Grupo Nuevo Milenio del Instituto Cubano del Libro.

El día del lanzamiento del libro confirmé, como ya me habían dicho, que no se me daba crédito en el mismo.

In situ, el Subdirector de esta Editorial justificaba la omisión de mi colaboración, diciendo que “fue un desliz imperdonable” y sellaba de que el país no cuenta con los recursos para enfrentar la reimpresión de este título -un paralizante parapeto usual como argumento- y  de esta manera, en cinco minutos de esfuerzo verbal quedaba mi nombre en el anonimato (el crédito pasaba por rebote a la Diseñadora de la Cubierta).

Podrán imaginar mi estado de ánimo al respecto.

Como principio, la relación contractual y la violación de los Derechos Morales del Autor me permitía:

-Pedir la detención de la venta, lo cual sería una” mierda” a mi amigo teniendo en cuenta lo difícil que es lograr una publicación en Cuba.

-Solicitar a Tribunales que se encargaran del caso pidiendo una indemnización,  lo cual sería sobre todo una “mierda” para mí, por el entorno violatorio que generaría a mi vida: energías físicas, monetarias y espirituales; con un resultado nada alentador, pues ambos.

–Editorial y Tribunales-pertenecen al  Estado, y los pocos recursos asomarían nuevamente la cabeza dejándome al final con casi nada en las manos.

-O hacerles ciertos requerimientos a la Editorial: que explicaran lo sucedido por escrito, enviaran Fe de Erratas para todos los libros, y que se comprometieran a respetar mi crédito en futuras reimpresiones.

Decidí negociar con la Editorial, quienes en la primera conversación aceptaban la responsabilidad de lo sucedido, asegurando no haber actuado de mala fe.

En el segundo encuentro me entregan una carta, donde la responsabilidad deriva hacia la Poligráfica -ubicada en Holguín, al otro lado de la isla.

Con la usual duda ante estos actos llamé a la Poligráfica -aunque mi relación contractual era con la Editorial-, los que dando muestras de humildad me piden disculpas por ser parte de la causa.

Los de la Poligráfica consideran que debieron consultar con la Editorial la información digital recibida, donde en una de las partes -con protección de acceso-, mi nombre  aparece y en la parte reconocida como el objeto de su trabajo no estoy.

Supe de paso que entre los artistas existe el criterio de que menospreciar el trabajo de los ilustradores ha sido una práctica frecuente en las Editoriales desde los años 70´s y 80´s, por lo que los primeros se abstienen de relacionarse con estas.

Y gentes! es doloroso el irrespeto.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 204 posts and counting. See all posts by Regina Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *