Espiritistas en La Habana

Regina Cano

El Cristo de La Habana se encuentra en restauración.

HAVANA TIMES — El día 9 de diciembre se celebró en la Casa de África, Habana Vieja, el Evento “LA ORACIÓN”. Atrayendo la luz.

Convocado por la Sociedad Espiritual “Unidad Crística y Amor” para todas las Sociedades Espiritistas que brindan servicio desde La Capital, donde notificaron su presencia ocho de ellas.

Asistió el Presidente de la Federación Espiritista de la ciudad: Enrique Alemán Gutiérrez.

Rezos, afirmaciones y peticiones a los espíritus que acompañan la realización de la vida terrenal, realizaron miembros de la Sociedad convocante, para  favorecer  y beneficiar la vida humana -de encarnados y desencarnados.

“Hay que pedir en comunidad de Pensamiento…Hemos comprobado el efecto de la oración sobre grandes masas humanas, el planeta y la naturaleza…Además de la convicción de Fé, hay que orar a diario, pues esto se logra con la oración sostenida…sobre todo para los encarnados o desencarnados que sufren…Dar la fé y la caridad a todos los necesitados”.

“Lo esencial no es orar mucho, sino orar bien” Allan Kardec –indicaba una pantalla.

Se hizo el lanzamiento del “Libro de Oraciones”, labor inspirada por espíritus de luz a médiums de la Sociedad convocadora, desde el 2003 al 2011, entregándose un ejemplar a cada Sociedad asistente.

“…creado dentro y para el uso de la Sociedad “Unidad Crística y Amor”, es un libro para todos. Un legado de los espíritus a todos los hombres…en la tierra”.

En la despedida citaron al próximo encuentro en el Cristo de La Habana, lugar donde se reconoce e intercambia con el flujo espiritual universal.

El Cristo. Día 12-12-12

A la jornada en El Cristo llegaban personas desde temprano, esperando el arribo de la hora 12:12 pm, pues las convergencias energéticas numerológicas les indican, por ejemplo que 12-12-12 sumado es 9 (3+3+3), lo que significa “Cierre de ciclo” y así buscaron significación a fechas anteriores en que se reunieron en esta cita.

El encuentro del 12-12-12.

A esa hora, los asistentes, en varios círculos concéntricos elevaron sus plegarias de agradecimiento “…a título de la humanidad y la unidad cósmica y desbloquear los códigos que como límites adquirimos…”. Y su petición de perdón, porque aún destruimos las estructuras y ambientes naturales del Planeta Tierra.

Seguido de una meditación y de compartir las visualizaciones individuales, que es una manera de recibir los mensajes espirituales.

Me refirieron que:

“El cierre de ciclo conocido a través de los Mayas está presente también en la biblia y otros libros sagrados dejados a la humanidad”.

“Momento del salto de una dimensión de conciencia dual a otra, donde se manifestarían el amor, la paz, la inclusividad y unicidad entre todos los seres, teniendo la naturaleza como fuente de vida, que muestra el cambio que debemos dar. Siendo la unidad y el amor lo más esencial para ascender a ese nivel vibratorio de la 4ta dimensión*”.

“Los seres humanos debemos reflexionar acerca de qué hemos hecho en nuestras vidas, porque hoy recibimos la oportunidad de a través de meditaciones, oraciones y pedidos, recibir ayuda para saber qué debemos hacer en esta nueva era de luz”.
—–
(*) Nota:
1ra Dimensión: Reino mineral, en todas sus manifestaciones.
2da Dimensión: Reino vegetal y animal.
3ra Dimensión: Reino humano manifestando la dualidad, conciencia de separatividad (Bueno-Malo. Blanco-Negro. Etc.)
4ta Dimensión: Conciencia de inclusividad. De sentirse parte del Todo y estar en todo.

 

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.


2 thoughts on “Espiritistas en La Habana

  • el 28 diciembre, 2012 a las 10:14 pm
    Permalink

    MI esposo es practicante de la doctrina y he conocido de sus enseñanzas, cultivan el alma del ser humano y aunque estoy lejos de mi esposo en este momento, Yo Venezuela y él Cuba específicamente en Santa Clara Villa clara, esta claro que solo Dios nos ha dado la fortaleza necesaria para soporta tan dura prueba, que teniendo una hija de casi tres años de edad, y separados desde hace dos años y medio hemos soportado materialmente la separación, sin embrago las fibras divinas del amor no las rompe la distancia al contrario se mantienen abierta, con un corazón latiendo de que Pronto estaremos unidos, para Ti Jorge Ignacio Perez, unejemplo de la doctrina espitiritsta…. Me acerco a ustedes par que sus oraciones se unan a fin de sumar fuerzas espiritules, para el regreso de mi esposo a Venezuela para enero del 2013 y podamos concretar nuestro sueño de estar unido como la familia que somos

  • el 28 diciembre, 2012 a las 10:05 pm
    Permalink

    los espiritista y su vocación de transmitir la luz es uno de lo primeros principios que ejecutó Jesucristo es uno de sus legados y dentro de desarrollo de la espiritualidad llegaremos a evolucionar con la practica del perdón, la meditación y la transmisión de pensamientos puros libres de angustia y pesimismo, un pensamiento en beneficio del colectivo, para concebir hechos o acciones que beneficien al colectivo y así iniciar el camino a la purificación del alma, de espíritu. Siendo benevolente y practicando la gratitud por todo cuando somo y tenemos en este plano. La oración es la puerta d entrada para conectarnos con DIos y cerrar la entrada a las fuerzas de oposición.. Dios Bendiga su Labor, comparto sus enseñanza y en el Suko majikari practicamos legado semejante que nos acercan, Dios los Bendice!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *