Abuso filial

Regina Cano

Foto: Caridad

Él le gritaba: “Cómo coño tú crees que puedo ahora…” y la violencia que proyectaba en su gestualidad –la cabeza girando de un lado al otro, sus brazos como aspas de ventilador y los ojos desorbitados, me refería el casual testigo- completaban el círculo de las palabras de un muchacho de 23 años dichas a su mamá que ronda los 50´s. Tiempo después las agresiones se convirtieron en físicas hasta el punto de tratar de estrangularla.

Traer un hijo al mundo y al tuyo propio es, al parecer, grandioso. Todo en ese ámbito es Amor. De madre hacía hijo incondicional –según los cubanos- y de hijo hacia madre también. En un porciento que ya no es menor esta imagen se descongela y rebotan los pedazos del retrato.

“Rompió el radio que me regaló su hermana, lo hizo pedacitos y ahora mira, tú ves la marca en el Refrigerador (Haier-chino-nuevo) cogió una silla y se la lanzó. Todo esto profiriendo injurias y maldiciéndome –contaba la madre de otro joven cercano a los 30 años-, además de una guerra sicológica constante”.

Pues, para desgracia nuestra en muchos hogares los jóvenes, adolescentes y también niños desarrollan esta manera violenta de comunicarse con sus madres.

“Esclava…mi esclava, tráeme la comida!” -le dice a su madre de 36 años un niño de 9, con un propósito claro de vejar a la madre –esta no era la primera vez y su voz no develaba la intención de hacer una broma.

Más tarde le decía a la abuela, quien no pudo servirle el yogurt en el momento en que el requería: “Vieja locaaaa, ojalá que te mueras!”.

La primera es una Abogada con cierta reputación, la segunda es una Entrenadora de deportes jubilada y la tercera una Enfermera que imparte clases sobre la misma materia.

Lo cierto es que las primeras dos mujeres pertenecen a una generación crecida poco después del 59´y que se dedicaron a sus profesiones como “mujeres liberadas”.

La última desarrolló una lástima hacía un hijo al que quería ofrecerle parte de lo que ella disfrutó y ya no hay, y también de lo que le faltó a causa de la Crisis de los 90´s, dejando además gran parte de su educación a cargo de una abuela consentidora.

La maternidad es amor incondicional de madre a hijo y viceversa -según los cubanos-, solo que en ocasiones esta imagen se descongela y hay que recoger los pedazos del retrato.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.


5 thoughts on “Abuso filial

  • el 18 noviembre, 2011 a las 12:44 pm
    Permalink

    la educacion nace en la cuna y muere en la tumba,si no me equivoco lo escribio nuestro marti, la escuela es un complemento de la educacion en la casa,mi hijo con 14 le falto el respeto a su madre,(solo fue un gesto con las manos)el resultado :gancho de derecha al estomago y un trastaso con la mano abierta por la espalda,no es muy ortodoxo el sitema,pero hoy tiene 25 y cuando la madre se sube el tono de la voz se le aguan los ojos,ahhhh el de los trastasos ,fui yo el que los di.

  • el 17 noviembre, 2011 a las 4:30 pm
    Permalink

    creo amigo,siempre hay que buscar las “raices” de las cosas,creo que todo tiene un “origen”porque nada nace de la nada…en este comentario,no se escribe del PAPA…quuizas??y te digo algo personal…mi hijo que tengo aca,dias que no lo veia(viajaban a colombia)la mama buscandome..porque le habia dicho..”si no me despido de PA…no voy! lindo no??

  • el 17 noviembre, 2011 a las 4:11 pm
    Permalink

    Escibistes lindo amor..coincido contigo!! pero sin partir dientes!!…

  • el 17 noviembre, 2011 a las 6:18 am
    Permalink

    dios mio ! que horror, lo del niño de 9 años es chiquillada, aunque hay q enseñarlo, pero el de 23 ya es un mamalon para estar en eso. la madre es en terminos absolutos lo mas grande que uno puede tener en la vida, y sea como sea hay que amarla, mas aun, si fue buena con uno.

  • el 17 noviembre, 2011 a las 5:17 am
    Permalink

    Es verdad que en muchas familias los hijos ya grandes aunque si trabajan tienen que seguir viviendo con los padres p’q condiciones para comprar una casa o alquilarla hay pocas y esa convivencia puede traer un poco de problemas tambien esta la situacion economica muchachos que se sienten frustrados p’q trabajan y lo que ganan no les alcanza para nada y toda esa rabia que tienen dentro en un momento la tiran afuera y lo hacen con las personas mas cercas de ellos, la madre, la abuela, la hna y hasta con la novia pero no es una justificacion para tratar mal a nadie y mucho menos a las mujeres de la familia aunque si un poco de culpas la tiene la misma familia que no ensenaron a esos muchachos cuando eran chiquitos el respeto por los demas, yo tengo un hijo y el dia que me falte de respeto de esa manera hasta ese dia tiene dientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *