“Perfeccionamiento” Empresarial

Regina Cano

Se descubría a través de sus palabras que lo sucedido había sido una “camancola” (componenda).

Ciertas personas de su Centro Laboral –amparadas en el ventajoso poder de dirigir por encima de los demás- al aplicarse el Perfeccionamiento Empresarial, pretendían sacar del trabajo a quienes no formaban parte de la “camarilla” o no gozaban de su preferencia, sin tener en cuenta el derecho que le asiste a un trabajador cumplidor y disciplinado en su actividad laboral.

La persona en cuestión había estado durante 10 meses prestando servicios fuera del Centro, en su ocupación de Dependiente de Almacén.

Diecinueve días después de reincorporarse -que incluyeron 12 días laborables de vacaciones- el Nivel Provincial realiza una Inspección, donde encuentran ciertos sobrantes y faltantes [also “over-and-shorts”] en las existencias del Almacén, con respecto a los Registros.

Durante su ausencia el Jefe de Almacén quedó a cargo de realizar todas las tareas, pero el registro y responsabilidad por el funcionamiento siempre fueron de ese Jefe

Este mismo Jefe alega ante el Comité de Expertos que evaluan los trabajadores para decidir cuales serán despedidos (quienes considero no tienen claro los procedimientos legales para esto) que el trabajador era lento al realizar su labor, cosa esta que no mencionó en los 3 años anteriores, pero en círculos cerrados lo acusó de ser el responsable de lo hallado por la Inspección.

En fin gentes!, a partir de este momento comenzó una Estrategia del Terror, con ataques por personas supuestamente de confianza que consiguieron reubicarse en otro puesto laboral –tal vez por lograr lo pactado- y de otras ubicadas en puestos de importancia.

Usaron desde el amedrentamiento hasta la confusión, donde dejaron a este muchacho en un estado de indefensión tal, que no escuchó razones de que la justicia estaba basada en leyes y la probatoriedad de los hechos.

Con el uso de una fórmula simple de matemáticas cualquiera se percata de que esto no fue posible, de que no fue el autor de lo hallado, pero al parecer se asumió como real por todos los implicados hasta fuera de este lugar, en un nivel superior.

Arrinconado, el muchacho dió como buena la solución sugerida, de que pidiera la baja de una plaza que no va a desaparecer (lo que deja más dudas, pues siendo culpable a sus ojos, le sugieren pedir la baja).  Plaza esta que probablemente utilizará otro unido al “grupo interesado.”

Ahora es uno más de los desempleados en busca de ubicación, mientras otro deshonesto queda gozoso.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 204 posts and counting. See all posts by Regina Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *