Viñales, Cuba en decadencia

Por Pedro Pablo Morejón

Entrada a El Palenque

HAVANA TIMES – Viñales es un municipio del centro norte de la provincia pinareña. Un polo turístico desde hace décadas, potenciado a partir de la llegada de los años 90, cuando la economía nacional, que zozobraba tras la caída del imperio euro soviético, tuvo que abrirse a la industria del turismo internacional.

Entre sus virtudes naturales se encuentra el valle de Viñales, lugar de aspecto paradisíaco cuya imagen ha recorrido el mundo.

Precisamente allí descansan las cenizas de Dora Alonso, reconocida escritora cubana nacida en Matanzas, pero que amó de tal manera el lugar que su última voluntad consistió en que cremaran su cuerpo y esparcieran las cenizas por el valle.

También posee sitios de gran belleza natural como El Mural de la Prehistoria, La Cueva del Indio y El Palenque. Por allí se encuentran enclavadas las instalaciones hoteleras de Los Jazmines, La Ermita, Rancho San Vicente y Dos Hermanas.

El declive comenzó en el 2019

En el mismo pueblo, con la aprobación del llamado trabajo por cuenta propia proliferaron casas particulares que funcionaban como hostales, dirigidas principalmente al alojamiento de turistas extranjeros.

Pues bien, ya desde mediados del 2019 venía en declive la visita de extranjeros a la zona. Recuerdo haber viajado al pueblo de Viñales por cuestiones de trabajo y vi muy pocos turistas en las calles. De regreso, al entrar por Los Jazmines, el hotel se encontraba literalmente vacío, lo que me sorprendió, puesto que aun en temporada baja nadie se esperaba esta situación. 

Lo peor llegó con El Covid 19, tanto así que en la actualidad, cuando el país se ha abierto nuevamente al turismo foráneo, la región continúa muerta. Sabemos que los extranjeros están siendo recibidos para disfrutar de los cayos.

Lo que me contó un amigo

¿Cómo ha repercutido esto en la vida de la gente vinculada a este negocio? Bastante mal, como era de esperarse.

Un amigo y vecino mío me comentó de un señor con quien tiene amistad, que posee tres habitaciones para alquilar y una piscina. Recibía turistas procedentes de Canadá, Francia, España y otros países europeos.

“Estaba en El Rumayor (cabaret famoso de Pinar del Río) y había que ver al hombre, con su inglés mal pronunciado, decirle a un extranjero por el móvil que no podía alquilarlo, que ya sus habitaciones estaban comprometidas con un grupo de canadienses.

Y otro día chocamos en el bar del hotel Vueltabajo y compró una botella de esas de 40 CUC que nadie compra y nos dijo –No tomen más de esa mierda, cojan y tomen ron del bueno, que yo pago.

Y resulta. Pedrito, que hace unos días me lo encontré y me dijo que estaba pasando el “Niágara en bicicleta” (así se dice en Cuba para mostrar cuando se está pasando difícil), que ya casi no le queda dinero y está al volverse loco.”

Esperando un retorno a mejores tiempos

Ese vecino que fue profesor de Inglés, se buscaba la vida fungiendo como guía de extranjeros llevándolos hacia casas particulares, cuyos dueños le pagaban una comisión. Me dijo que si la situación continúa tendrá que regresar a trabajar como profesor en el Ministerio de Educación.

Otra amiga que reside en la ciudad de Pinar del Río laboraba como mesera de un restaurante en Viñales. Dos días de jornada hasta bien tarde en la noche y dos de descanso. Durante los días de trabajo se alquilaba en una casa y con todo salía al mes con más de $2000.00 CUP ($80 USD), amén de algunas propinas, mucho más que lo que cobraría en su antigua profesión de universitaria. Ahora se encuentra desocupada.

Es indudable que Viñales constituía una fuente de ingresos para mucha gente que ahora ve frustradas sus posibilidades entre la pandemia y la crónica situación de la economía. Esperan que vengan mejores tiempos: ¡La resurrección de Viñales!

El resto de los mortales, no nos enteramos de nada. Siempre estuvimos jodidos. 

Lea más de Pedro Pablo Morejón aqui.

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter.Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 77 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

One thought on “Viñales, Cuba en decadencia

  • Esta bien el turismo pero no se puede dejar de mirar a la tierra, ese pueblo vivía de la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *