¡Para el nuevo año!

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES – Se aproxima el nuevo año y la situación se pone peor. Como una maldición, se ha vuelto a quemar la bomba del motor que abastece al poblado de Puerta de Golpe y otras zonas. Es la segunda vez en el año, y eso no ocurría desde hacía una década.

Vuelve la gente a desesperarse y a cargar agua. Desafortunadamente, nadie tiene pozo. El único sitio disponible, desde donde hacerlo, está en La Empresa de Talleres, conocida como “La Fundición”. Cuenta con un gigantesco tanque elevado de donde permiten, solidariamente, a la población acopiar agua en casos extremos como este.

Sin embargo, como es un poblado de más de un kilómetro de largo, mucha gente tiene que cargarla desde una larga distancia, ya sea en bicicletas, carretones, carretillas, o peor: a pie. La otra opción es perseguir a algunos choferes de pipa para llenar los depósitos “por la izquierda”, a precio nada módico, por cierto.

Está claro que hay personas que se aprovechan de la necesidad ajena, aunque a su vez se la juegan en esta guerra interminable por la subsistencia, que de forma cotidiana hemos aprendido a librar.

Nadie informa, y a nadie parece importarle. Solo dijeron que lo llevaron a arreglar a Matanzas. No comprendo por qué tan lejos.

Los días pasan y cada cual va resolviendo como puede. La gente vive afanada por solventar sus asuntos y ha aprendido a aceptar todo con sumisión.  Me viene al recuerdo una canción de Carlos Varela que dice: Un tipo gritó sálvese quien pueda, cada día que pasa sube más la marea.

En mi casa, el inmenso tanque de fibrocemento todavía nos da para unos días. Mi madre, en una involución de su notable solidaridad de siempre, ahora pregona que solo le queda “un dedo” de agua. Todo para ahuyentar a quienes pidan.

Alguna que otra contada vez le permite llenar pomos para beber a algún vecino necesitado, pero no sin antes descargarle con toda la diplomacia posible, que ya casi no le queda. Como salgo al amanecer y llego de noche me hago cómplice a través del silencio, porque comprendo que cuando se acabe, a mí me tocará cargarla o pagarle a un pipero.

La mejor solución sería que las autoridades locales abastezcan al pueblo por medio de carros cisternas, algo que tradicionalmente se hacía en estas circunstancias, pero lo más jodido es que, según han dicho, no disponen de combustible. Nada, que al incordio de la falta de agua se suma la “coyuntura”.

Como dije antes, nadie informa. Cuando digo nadie, me refiero a las autoridades del Consejo Popular. De ahí que la información circule mediante rumores o bolas, como quieran llamarle. Lo que se comenta, de boca en boca, es que hasta enero no habrá abasto de agua.

Por lo que parece, la tradición infructuosa de botar un cubo de agua a la calle, para alejar lo malo del año viejo, no podrá realizarse.

Mientras, aquí, acabo de revisar mi tanque y realmente veo que le queda poco, así que en breve contrataré ilegalmente a una persona que me lo llene, que por esa vía sí aparece el combustible, porque para el nuevo año me podrá faltar cualquier cosa, pero recibirlo sin agua ya sería el colmo.



Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 168 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

4 thoughts on “¡Para el nuevo año!

  • Y pensar que el socialismo esta para satisfacer las necesidades crecientes de la sociedad .
    Al menos eso nos repetian hasta la saciedad en las clases obligatorias de Marxismo L .
    Curioso !! Todo el mundo busca eso en el Imperio opresor !! Por que sera ?

  • Pedro Pablo: te acompaño en los sentimientos hermano y colega. Es una situación dura tener dificultades con el agua, es un bien fundamental. Uno se siente desdichado cuando no tiene fácil acceso al agua y se invierte en ello un tiempo precioso, que uno deja de usar trabajando o con otras cosas. Pasé por eso muchas veces hasta que hace menos de un año creé mi propio acueducto para no depender del servicio estatal ineficiente. Hace pocos días falló y rápido llené mi cisterna. Me siento aliviado desde entonces. Ojalá resuelvan rápido.

  • Amigo Osmel, sorprendentemente se acaba de solucionar el problem . Se ha reanudado el abasto de agua.

  • Espero hayan solucionado el problema. Tengo experiencia en el asunto, he cargado mucha agua dese jovencita. Cuando vivia en el Vedado teniamos una bomba de agua para tres casas, se rompia con frecuencia. Yo subia cubos por una escalera hasta el primer piso. Pasaron años y mi padre decidio hacer una cisterna particular para nuestra casa, solicitando una entrada de agua de la calle. Pero a los motores de agua hay que darle su mantenimiento para que duren.

Comentarios cerrados.