CubaDiariosPedro Pablo Morejon

Mantua, pueblo intrincado de Pinar del Río

Calle de Mantua, Pinar del Río, Cuba

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES – La semana pasada debí viajar a Mantua, el municipio más intrincado de Pinar del Río. Se ubica en el extremo norte y occidental de la provincia, a más de 90 kilómetros por carretera desde la capital de la provincia.

La última vez lo había hecho a principios del 2019, por un motivo, digamos, turístico. Era la segunda ocasión que lo hacía y en esa oportunidad, cuando me vi de nuevo aquella mañana en el último lugar del mundo, sin transporte y sin perspectivas de irme en el corto o mediano plazo, quedé “puesto y convidado”, como decimos los cubanos.

Ahora me tocaba volver por tercera ocasión y no precisamente para hacer turismo, sino por obligaciones de trabajo. La ventaja es que contaba con un medio de transporte para la ida y el regreso del incómodo viaje. Digo incómodo porque la carretera no se encuentra en buenas condiciones.

No obstante, es un sitio hermoso si lo miramos desde el paisaje, lleno de abundante vegetación y pequeñas colinas.

Como dato curioso el poblado de Mantua fue declarado Monumento Nacional, por ser el sitio donde culminó la invasión de Oriente a Occidente, dirigida por Antonio Maceo en la guerra de 1895.

Y haciendo un poco de historia se puede decir que existen dos teorías acerca del origen del pueblo. Algunos alegan que fue entre los años 1610 y 1615, cuya denominación se deriva de la presencia del río que lleva su nombre y de las vegas fértiles que circundan sus márgenes.

La otra teoría, muy interesante y que ha sido muy aceptada, nos dice que el origen del poblado se debe a un desembarco ocurrido en esos años, de un grupo de italianos por el surgidero de Arroyos de Mantua y su posterior peregrinación tierra adentro en busca de un asentamiento definitivo.

Los navegantes habían sido confundidos con corsarios y perseguidos por buques de la armada inglesa. Una vez internados fundaron el villorrio y le pusieron el nombre de Mantua a causa de su bergantín del mismo nombre, o el pueblo genovés de Mantua, de donde eran originarios, según otras versiones.

La última teoría no ha quedado establecida por los historiadores pero la gente la ha transmitido a través de generaciones y se ha casado con ella por resultar más pintoresca.

Lo cierto es que nada de lo que puedas observar del Mantua de hoy nos hace pensar que haya sido fundada por italianos. Durante mi estancia le pregunté a un conocido bastante mayor y de gran cultura, quien ha residido en el pueblo desde su nacimiento y me confirma la ausencia de patronímicos de origen italiano en sus moradores. Por no decir que su arquitectura más antigua tampoco nos muestra reminiscencias italianas.

Lo otro cierto es que no sorprendería si escribo que Mantua es un pueblo típico como cualquiera del interior del país. Escasez, miseria y colas. Muchas colas. Cuando llegué pude observar una para comprar tubos de picadillo.

Obviamente, que si las principales ciudades del país están en paupérrima situación social no puede extrañarnos cómo se encontraría el pueblito cabecera de un municipio intrincado.

Una región eminentemente agrícola donde encuentras pocos puestos para comprar viandas y otros alimentos, siempre a precios elevados.

A favor de Mantua solo hay una cosa: un pueblo limpio, tranquilo, habitado por personas sencillas y nobles.

De ese día lo que más sufrí resultó ser el viaje. En Mantua solo estuve una hora. El resto las viví sobre la carretera, entre baches, terraplenes y curvas.

Llegué a la ciudad de Pinar del Río de noche, exhausto y con náuseas.

Lea más del diario de Pedro Pablo Morejón aquí.

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

5 thoughts on “Mantua, pueblo intrincado de Pinar del Río

  • Hola Pedro Pablo muy interesante tu artículo, Pinar del río tiene una naturaleza fascinante, me gustaría conocerla más pero ya veo lo difícil que es llegar allá.

  • Eché de menos más fotos del pueblo en el artículo. Hace años un conocido me contó que en esa zona cazaban venados, por supuesto, totalmente ilegal. La miseria es total, pero creo que el más pobre de ese pueblo vive mejor que el más pobre en la capital.

  • Una pregunta: ¿hasta dónde es libre el acceso en Guanahacabibes? ¿Es posible llegar llegar al hotel María la Gorda sin tener una reserva? ¿Se puede ir más allá de Sandino? ¿Dónde está el Punto de Control que impide seguir el camino? En la película Viva Cuba queda bien claro que la Punta de Maisi es inaccesible para los cubanos, mucho antes de llegar tienen un Punto de Control que impide ir a disfrutar de tan bello e icónico lugar.

  • Tito, realmente no puedo responder tu pregunta. De Sandino para allá nunca he pasado. Jamás he ido al cabo. Y sobre lo que dices de La Habana no sabría tampoco darte una opinión. Pienso que en la capital hay más posibilidades de sobrevivir porque en esos municipios a menos que tengas tierra o una entrada de MLC para cultivar, se pasa mal. Aunque yo he visitado La Habana y en ciertos lugares he visto una pobreza peor que en mi zona. Casas en pèsimas condiciones, calles sucias y llenas de baches, la gente mal vestida y con huellas de trabajo en sus cuerpos, que da miedo. Hablo de lugares de Centro Habana, San Miguel, Arroyo Naranjo, etc

  • Querida Nike, creo que es difícil viajar entre provincias que no sean contiguas en nuestro país, sobre todo por lo precario y caro del transporte, entre otras cosas. Gracias por leer mi artículo. Igual sigo con mucho interés los tuyos.

Comentarios cerrados.