La casa misteriosa en el km 78 de la carretera La Habana – Pinar del Río

Por Pedro Pablo Morejón

Casa de la autopista.

HAVANA TIMES – Ya sea con destino a La Habana o regresando a Pinar del Río, se hace imposible ser indiferente a una construcción que hace mucho está dando de qué hablar entre choferes y pasajeros.

Se trata de una vivienda ubicada al costado de la autopista Habana-Pinar, en el kilómetro 78, zona perteneciente al municipio de San Cristóbal, provincia de Artemisa.

Es una casa de placa con buen estado constructivo que se haya abandonada hace más de 20 años, sobre la cual, en pleno siglo XXI se ha tejido una oscura leyenda.

Porque es un hecho innegable, corroborado por los vecinos, de que varias familias han intentado vivir allí y se han visto compelidas a marcharse. ¿Por qué?

Investigaciones periodísticas realizadas en el lugar dan cuenta del testimonio contradictorio de los lugareños.

Unos alegan que al anochecer se escuchan voces, sonidos de objetos que caen o cambian de lugar, y hasta se han visto luces. Muchos creen que está maldita por causa del fantasma de Juan “el Colorao”, un señor que hace muchos años vivió y murió en dicho inmueble. Creen que se aparece en las noches. O por el de dos hermanos que presuntamente la vivieron tiempo atrás y se mataron en una riña.

Otros, por el contrario, manifiestan que todo eso es falso. Alguno, incluso, dice haber pernoctado en la noche y no sentir nada fuera de lo normal.

Algunas versiones más racionales exponen que la causa de estar abandonada radica en que no se ha podido llevar la electricidad allí. Argumento poco creíble, si consideramos que en Cuba no faltan los electricistas mañosos capaces de montar tendederas, incluso camufladas, para evadir la vista de inspectores. También se explica que el terreno en que se encuentra ubicada es muy bajo, causando que cuando llueve se inunde.

Pero nada de lo anterior consigue explicar el misterio de una vivienda espaciosa y con una estructura sólida, que con las necesidades habitacionales del país y todavía más en una zona frecuentemente azotada por fenómenos meteorológicos, permanezca deshabitada por tanto tiempo, cuyo acondicionamiento solo necesita trabajos de carpintería y plomería, que aun con lo oneroso de estos no deja de constituir una opción ventajosa.

La búsqueda de una explicación cabal nos sumerge en un laberinto de razones que no nos llevan a ningún destino.

Por lo pronto, cada viajero que transita por la autopista Habana-Pinar la observa allí, desolada, soberana, sin Patria, pero sin amo, renuente a ser ocupada. ¿Te atreverías a hacerlo?

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter.Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 61 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

2 thoughts on “La casa misteriosa en el km 78 de la carretera La Habana – Pinar del Río

  • Pero ya la cosa está así que veo una casa abandonada y me la cojo. Jajajaja. Como están los pinareños. Parche en el ojo, cotorra en el hombro y al abordajeeee. Esa casa debe estar en litigio o fue decomisada y no la han asignado.

  • Podrías contar más sobre esta casa misteriosa? O sea más anécdotas?
    Serian historias interesantes de conocer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *