El nuevo Código Penal para Cuba

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES – Como muchos saben, la denominada Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó recientemente por “unanimidad”, el Nuevo Código Penal Cubano, que sustituye al que estuvo vigente desde 1987.

Lo de unanimidad lo escribí entre comillas porque todo el mundo sabe, o al menos casi todo el mundo, que esos diputados, si es que así se les puede llamar, solo cumplen el triste rol de levantar la mano y aprobar cuanta decisión adopte la cúpula del poder en Cuba.

Siempre ha sido así y no cambiará mientras impere el sistema totalitario que durante más de 60 años se ha impuesto en el país, porque es un falso parlamento que en lo concreto no tiene ninguna facultad legislativa pero que existe en el papel para ofrecer una imagen de democracia y civismo.

Un parlamento que se reúne solo dos veces al año y alguna que otra vez cuando El Poder necesita implementar alguna decisión relevante.

Pues bien, este nuevo Código Penal se pinta bien draconiano. Y para prueba les traigo mi opinión general sobre algunos de los artículos que han sido introducidos en la parte de Derecho Penal Especial con la finalidad de “apretarle la tuerca” a todo el que disienta.

Se introduce una nueva sección denominada “Delitos contra el orden constitucional”

Según el artículo 119 usted puede ser fusilado o sufrir pena de 10 a 30 años si se alzara en armas contra el gobierno o hiciera un simple llamado al alzamiento. Si este alzamiento no se produce puede sufrir pena de 4 a 10 años de cárcel.

Según el artículo 120 si usted saliera a protestar alegando que la Constitución le otorga ese derecho podría sufrir pena entre 4 y 10 años, con independencia de otros delitos que quieran imputarte, los que se sumarían a la condena.

“Sedición”

El artículo 121 establece sanciones de 10 a 20 años para aquellos que acudan a protestar o exigir contra la celebración de votaciones, contra alguna sentencia de un tribunal o alguna legislación tomada por el Estado.

Esto vale para aquellos funcionarios que se resistan a cumplir con las obligaciones de su cargo respecto a dichos temas.

Imaginen algo así como 5 años para el que protesta frente a una institución gubernamental por algún decreto o norma que atente contra sus derechos.

Hasta 30 años, privación perpetua de libertad o incluso muerte si se emplea violencia, que es algo que puede suceder, toda vez que la policía o simpatizantes del gobierno acudirán a enfrentarte, muchas veces de forma nada pacífica.

También hasta 30 años, privación perpetua de libertad o muerte si se ejecuta en una unidad militar o que se considere que el hecho afecte a la seguridad del Estado.

“Propaganda contra el orden constitucional”

Por el artículo 124 usted puede ser encarcelado de 2 a 5 años si se expresa contra el régimen, ya sea de manera oral o escrita, esto aplica para quienes critiquen o denuncien a la dictadura en redes sociales como Facebook, Twitter, etcétera, incluso la misma sanción sufrirías si posees o distribuyes dicho contenido o grabas un acto represivo con tu teléfono celular.

La pena es de 4 a 10 años si se utiliza para ello un medio de comunicación social, y de 1 a 3 años para aquellos que teniendo bajo su cuidado este medio de comunicación permita dichas expresiones, dígase, por ejemplo, el responsable de un departamento dentro de un periódico, revista o canal televisivo.

“Otros actos contra la seguridad del Estado”

Según el artículo 143 si usted recibe apoyo financiero que le permita ejercer actividades contrarias al régimen puede ser encarcelado con penas de 4 a 10 años. Esto aplica perfectamente para los periodistas que trabajan en medios alternativos.

Estos artículos son solo una muestra representativa del recrudecimiento de la represión que se viene contra la sociedad cubana. Pero no son los únicos, allí se pueden encontrar sanciones contra personas que se asocien en organizaciones que no son aprobadas por el gobierno, contra quienes critiquen al señor Diaz-Canel o alguno de los dirigentes del Partido y mucho más.

El anterior Código no era benevolente en ningún aspecto ante manifestaciones de disidencia, sin embargo, es evidente que el nuevo cuerpo legal precisa determinadas actividades y aumenta el marco de las sanciones.

La pregunta que se impone es ¿Aplicará el régimen esta legislación de forma rigurosa?  Mi respuesta es que no.

Le sería muy difícil procesar, multar y encarcelar a todos los que a diario incurren en expresiones de descontento, sobre todo en las redes sociales.

Por mucho miedo que se sienta, la gente necesita canalizar su frustración de algún modo y por eso no existe corpus legal alguno que contenga el rechazo que genera el fracaso de la llamada revolución en el orden económico, político y social para el pueblo cubano.

Eso sí, necesitan de este marco jurídico para legitimar las atrocidades que cometen. Con ese fin se aprobó este nuevo Código Penal, que es una prueba más de la violación sistemática, por parte del régimen comunista, a los derechos fundamentales y las libertades básicas a la que deberían tener acceso todos los seres humanos.

Incluso los de Cuba, que no somos menos.

Lea más de Pedro Pablo Morejón aquí.



Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 132 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

2 thoughts on “El nuevo Código Penal para Cuba

  • Perfecto este artículo muy bien detallado,no sé hasta dónde y hasta cuando es esto que estamos viviendo,lo cierto es que ya estamos en la cárcel y calladita te ves más bonita ,si hablas entonces te toca la otra cárcel que imaginen , como debe estar ,si en la que estamos hay hambre y miseria ya eso es el final . Estamos condenado ya tú sabes DPEPDPE

  • El gobierno siempre ha fabricado cargos falsos a los disidentes, ahora no necesitan hacerlo, se han quitado la careta. Dirán que tienen todo el derecho a sancionar porque lo dice la ley, la que ellos escribieron como si fueran Dios, una ley que no se arriesgaron a someter a consulta popular y que contradice a la propia constitución que ellos hicieron. A Cuba le ha caído las mil y una plaga bíblica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.