El llamado deporte revolucionario

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES –Tengo en mi poder los seis filmes de la serie sobre Rocky Balboa, el legendario boxeador de ficción, interpretado por Sylvester Stallone. En la parte 3 hay una escena en la que los doctores le advierten a Rocky que no debe regresar al cuadrilátero. ¿La razón? daño cerebral irreversible, según las tomografías realizadas. Una lesión común entre los pugilistas tras años de practicar dicha especialidad.

Por asociación vino a mi mente el boxeo cubano y el resto de las disciplinas deportivas. Durante años escuchamos decir que el deporte rentado es deshumanizante, convirtiendo al atleta en mera mercancía al servicio del capital.

El profesionalismo fue demonizado. El deporte amateur, aquí llamado deporte revolucionario, se presentaba como la mejor opción para cualquier deportista que pretendiera alcanzar la gloria y la realización personal como ser humano y competidor.

Recuerdo hace años haber leído un artículo en la prensa oficial sobre Kid Chocolate, aquel gran campeón mundial y unos de los mejores de todos los tiempos, intentando presentarlo como una víctima del boxeo profesional.

Sin embargo, el hecho de fallecer sumido en la miseria, en La Habana en 1988, constituye un golpe demoledor a la supuesta consideración y respeto hacia las glorias del deporte cubano de los que “la Revolución” presume.

En medio de tanta manipulación se pretende ocultar una evidente injusticia: la explotación humana con fines propagandísticos de hombres, que después de dedicar su vida al deporte terminaron pobres y enfermos.

Pienso en tantos boxeadores cubanos, formidables luchadores que pasaron por nuestra historia, muchos de ellos con daños permanentes, como ha sido el caso de Ángel Herrera (campeón olímpico y mundial), Sixto Soria (campeón mundial), o Douglas Rodríguez (también campeón mundial), por mencionar algunos, cuyas vidas, después del retiro, se han desenvuelto entre el olvido y la pobreza. Solo pocos han podido escapar de ese destino.

Un deportista que dedica su vida a ofrecer un espectáculo para el disfrute de las multitudes merece ser remunerado por su esfuerzo, y todavía más quienes practican deportes riesgosos como es el caso del boxeo.

Ningún atleta merece ser llamado traidor por desear un poco de respeto a su esfuerzo y talento decidiendo marcharse a competir en otras ligas. Nadie tiene derecho a mantenerlos de rodillas bajo el falaz argumento de que por haberse invertido en su formación deban someterse, eternamente agradecidos. Cualquiera sabe que el deporte es un rédito nacional en términos de propaganda e ingresos económicos.

Sí, porque los tiempos han cambiado y con ellos los supuestos principios. Ya ninguno despotrica tanto del deporte profesional. El régimen necesita moneda dura, y por eso muchos atletas son subcontratados para competir en ligas foráneas. Hay peloteros cubanos en Japón y otros países, y lo harían en la Grandes Ligas de Estados Unidos si no se lo impidieran las disposiciones del Embargo.

Lo mismo vale para el boxeo, voleibol, baloncesto…, lo cual mejora la vida de los deportistas. Eso sí, subcontratados y usados como mercancía, aquella que tanto denostaban, donde por medio del Índer, entidad con quien se firman los contratos, el Estado socialista obtiene su buena tajada, otorgando un porciento a los atletas. O sea, pragmatismo dialéctico a través del llamado deporte revolucionario.



Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 132 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.