La parte de la cuarentena de la que nadie habla

Por Paula Henríquez

HAVANA TIMES – Escribir y terminar de hacerlo a la primera, aun cuando no es un trabajo complicado, es algo muy difícil para mí. En cuanto creo que estoy concentrada: “Mamá, ¿cómo me ha quedado el dibujo?”. “Hermoso, como siempre”, respondo y trato de rescatar esa última idea que tenía en punta, una buena idea que mi hija de siete años se ha llevado -sin querer- con su dibujo.

Retomo la línea, se me ocurre algo incluso mejor que lo anterior: “Mamá, ¿puedo servirme jugo de mango yo sola?”. “No, nena, el pomo es demasiado pesado para ti, lo vas a derramar”. Me levanto y le sirvo la bebida. Al volver al asiento, ya ni sé de lo que estaba escribiendo.

La parte de la cuarentena de la que nadie habla es de la ansiedad de los niños al no poder salir de casa, lo cual trae consigo más reguero de lo habitual, la necesidad constante de estar haciendo algo, bueno o malo y la búsqueda desesperada de atención.

Cada día se hace más difícil entretenerlos. Cuando hablo con mis amigos por teléfono siempre surge el tema de ¿cómo te las arreglas para terminar el día sin volverte loco/a? Y siempre llegamos a la misma conclusión: es un gran desafío.

Ya no quedan libros de cuento que leer. Conocemos hasta el último rincón de la casa y hemos revisado la más escondida de las gavetas. El pasillo se ha convertido en pista de carreras y no han faltado las caídas y los golpes. Los monos, osos y perros de peluche, con los cuales nunca jugaba, ahora van de un lado para otro y algunos hasta tienen las patas descosidas.

La parte de la cuarentena de la que nadie habla es de cuánta paciencia se necesita para los hijos. Creo que nunca antes había pensado en ello. Ahora me doy cuenta.

Tampoco se habla mucho de cuánto habremos aprendido de este mundo de ser padres al volver a la vida real. Sin duda, nos ayudará en el futuro, pues siempre tendremos que enfrentar situaciones complicadas. Esperemos que nunca más sea como esta.

Paula Henriquez

Paula Henríquez: Desde pequeña me han dicho que debo tener cuidado con lo que digo en público. “Piensa antes de hablar, sobre todo delante de los demás”, me decía mi mamá y, entonces, resultaba más un ruego que un regaño. Aún hoy la escucho… y la cumplo, solo que no hablo… escribo. Las letras, las palabras son mi escape, mi salida y las catarsis diarias, las que imprimo en el papel, me reavivan. Y esta foto… me refugia.


2 thoughts on “La parte de la cuarentena de la que nadie habla

  • el 4 junio, 2020 a las 6:00 pm
    Permalink

    Esta cuarentena la parte más mala la tienen los niños y mucho más que no entienden que está pasando, han puesto a prueba la sabiduría de los padres en este tiempo, alguien tendrá la cifra de divorcio, separación de familia, después del corona virus

  • el 3 junio, 2020 a las 9:27 am
    Permalink

    Hay que tener mucha paciencia con los niños, esta cuarentena ha aumentado los casos de violencia intrafamiliar, no es fácil la tarea. La parte buena es poder compartir más tiempo con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *