Lo que nos depara a los cubanos con “la continuidad” de Díaz-Canel

y la posibilidad de tomar otro camino

Por Osmel Ramírez Álvarez

HAVANA TIMES – El más reciente discurso de Díaz-Canel en el Asamblea Nacional me hizo reflexionar el tema Cuba desde otro ángulo. Soy padre y es común que los padres y madres nos preocupemos por el futuro que les depara a nuestros hijos, más allá de la natural inquietud por la propia suerte.

Es que en esencia para eso es que trabajamos muchísimo, para prepararlos hacia un porvenir mejor que el nuestro, (nunca peor), en el que sean capaces de andar solos, de sostenerse económicamente y desarrollar sus habilidades. Lo veo como una mezcla del instinto natural de supervivencia que traemos en nuestro ADN con todo lo aprendido en la rica vida social donde nos desenvolvemos realmente.

¿Qué nos inquieta a los cubanos en general?

¿Cuál es el futuro que nos espera con la continuidad de Díaz-Canel? ¿Podrán vivir nuestros hijos de su salario, sin “luchar” por la izquierda como nosotros? ¿Tendrán que seguir emigrando para salir de la miseria y conseguir libertad? ¿Tendrán que seguir fingiendo como tantas generaciones, posar de comunistas, ir a los desfiles hipócritamente, para poder vivir sin sufrir la represión anuladora de la policía política?

La verdad, si todo depende de la continuidad, seguirá todo igual o peor. Y fue así, sin nada qué ofrecernos, que el presidente habló de un futuro luminoso para los cubanos en la reciente Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, convocada para reelegirlo. Un futuro para el que no tiene más que palabras y voluntarismo, nada sólido, palpable, acaso prometedor.

¿Alguien le creyó sobre el futuro luminoso?

Por supuesto que no, ni siquiera él mismo o los diputados, que son sus propios cuadros de todo el país reenvestidos, lo creyeron. Preguntemos a cualquiera en la calle: al policía, al maestro, al bodeguero, al obrero industrial, al campesino o al doctor. Todos dirán lo mismo, que no ven la posibilidad de un futuro mejor por ningún lado.

Nadie cree ni en ese futuro prometido por Canel y menos aún en el Plan de Desarrollo hasta el 2030 que heredó de Raúl Castro, de su década también fallida. ¿Cómo creer en esos planes o promesas sin ser tonto o ciego? Es un cuento demasiado gastado y se sabe que al final si no es culpa del bloqueo externo será del orden mundial injusto, o del precio elevado del petróleo o por un meteorito, pero siempre habrá algo para justificar el continuo fracaso.

Entonces, ¿qué ofrecen?

La verdad, no ofrecen NADA, aparte de la miseria y la carencia de derechos. Y ya somos varias generaciones de cubanos perdidas por completo, de lo que nadie habla ni sociólogo alguno estudia. Porque ni hemos tenido una vida digna, ni hemos creado tampoco las bases para que nuestros descendientes la tengan. Un desperdicio total.

Por el camino prometido de “la continuidad” somos y seguiremos siendo un pueblo lleno de carencias y de miserias materiales e ideológicas. Y lo peor, maniatado, sin poder decidir nuestro futuro, sin derecho a votar por líderes reales, sin soberanía efectiva, ni derecho siquiera a la protesta pública pacífica. Ni socialistas siquiera somos, porque impera el más feroz capitalismo de estado, la socialización es ficticia, las desigualdades nunca fueron mayores y la clase obrera no tiene derecho ni a libre sindicalización ni a huelga.

¿Es eso lo que queremos para nosotros y para nuestros hijos?

Es la pregunta que debemos hacernos los cubanos y cubanas.  Seguramente que no, pero tenemos miedo a decir la verdad. Es cierto que decir la verdad es muy peligroso en Cuba, pero seamos sinceros, tampoco es mortal, ni tan peligroso como atravesar el estrecho de la Florida en una balsa, o caer en manos de coyotes en la selva centroamericana. Sin embargo, muchos prefieren animar a sus hijos a arriesgar la vida por irse de Cuba que para luchar aquí mismo por un futuro mejor.

¿Por qué la paradoja?

Parece algo ilógico o torcido, pero tiene su lógica. Irse de Cuba es difícil y peligroso, pero se sabe que es posible conseguirlo porque existen vías conocidas para el éxito. Sin embargo, en lo que respecta a luchar por un futuro mejor en Cuba, la gente cree que es imposible y no conocen un camino que parezca viable.

¿Qué podemos hacer?

La verdad, en ese detalle está la cuestión y es imperativo trabajar en ese sentido. Porque está claro que ni Díaz- Canel ni cualquier otro cuadro prefabricado por el PCC en la Escuela Ñico López podría ofrecernos un futuro mejor para Cuba, porque simplemente vienen armados de los mismos dogmas que nos tienen estancados o retrocediendo por seis largas décadas.

Pero si los cubanos no somos capaces de superar este incivismo que nos han inculcado, por un lado, y por el otro tampoco tenemos una propuesta política o alternativa que se pueda palpar y evaluar, que constituya una hoja de ruta creíble hacia lo que Cuba necesita, seguiremos igual y sin futuro.

No basta con decir abajo este o aquel líder oficial; no es suficiente con denunciar esto o aquello; y peor aún es creer que alguien nos va a hacer el trabajo duro de traer la democracia al país. Hay que unirse como patriotas responsables y coherentes para conformar un “Plan de Acción hacia la Democracia” que le agrade al pueblo, que pueda ser seguido por la mayoría de los cubanos de Cuba y del exterior, para que supere la barrera del miedo. Es lo que sigue faltado hasta hoy.

 

 

Osmel Ramirez

Soy de Mayarí, un pueblecito de Holguín. Nací el mismo día en que finalizó la guerra de Viet Nam, el 30 de abril de 1975. Un buen augurio, ya que me identifico como pacifista. Soy biólogo pero me apasionan la política, la historia y la filosofía política. Escribiendo sobre estos temas me inicié en las letras y llegué al periodismo, precisamente aquí en Havana Times. Me considero un socialista demócrata y mi única motivación comunicacional es tratar de ser útil al cambio positivo que Cuba necesita.



17 comentarios sobre “Lo que nos depara a los cubanos con “la continuidad” de Díaz-Canel

  • Osmel, el cubano tiene miedo. Miedo a que otros en su situación no lo apoye en sus demandas. Es más cómodo esperar porque otro tome la batuta, se arriesgue y resuelva el problema.
    Yo te garantizo que si mil personas salen a la calle a protestar por lo que sea el gobierno se mete el rabo entre las patas. Pero hace falta unidad y verdadera solidaridad.

    Respuesta
  • osmel…en cuba solo hay 2 opciones…la continuidad de diaz canel como tu le dices o entregar el pais a los norteamericanos para que ellos hagan lo que les parezca mejor…en tu escrito ya se ve que la continuidad no te parece buena…sera mejor la segunda opcion???…crees que los politicos,empresarios y economistas norteamericanos sean capaces de crear un futuro luminoso para todos los cubanos de la isla???…estoy seguro que sabes la respuesta…me imagino que no estaras de acuerdo con la segunda opcion que expongo y que diras que entre la oposicion y la disidencia habra alguna otra opcion o plan…lamentablemente creo que no es asi …me imagino que habras leido que hace unos dias se reunieron en miami mas de CIEN organizaciones y grupos opositores,disidentes,democraticos,libertarios o cualquier otra denominacion que se te ocurra para analizar y discutir el futuro de cuba…salio algo de ahi que no sea el mismo discurso aburrido de siempre???…salio de ahi ese plan o propuesta que tu dices se necesita para despertar a los cubanos???…por supuesto que no…casi todos esos mas de cien grupos de nombres rimbombantes y patrioticos,de los que la inmensa mayoria solo estan integrados por sus dirigentes y que no son conocidos en cuba,solo esperan recursos y orientaciones de los organismos del gobierno de los usa que se encargan de dirigir y mantener a la disidencia cubana…muy pocos tienen ideas propias y ninguno tiene un plan o idea creible y realista sobre el futuro de cuba que no sea el que se machaca desde washington hace mas de 60 años…puede que no estes de acuerdo con este panorama que yo expongo y me gustaria que me dijeras en que me equivoco…puede que la continuidad no sea buena ni sea la solucion para cuba pero creo que es lo que por ahora,a pesar de todo.la unica opcion logica y realista…saludos….

    Respuesta
  • Edu, te equivocas en todo, como siempre. En el exilio cubano existen muchas organizaciones, todas con planes para cuba y ninguno de ellos dice que hay que entregarle el pais a los americanos como tu clamas; eso no es mas que otra de las mentiras que ustedes los comunistas usan para intimidar a la poblacion del pais.
    Lo que si esta seguro es que la solucion no es la continuidad, ni tampoco Diaz-Canel, seguir por el derrotero empobrecedor en que nos metio Castro para lo unico que nos ha servido todo este tiempo es para tener un pais cada dia mas pobre, Washington no tiene otro discurso que no sea el que proclama la oposicion al poder en cuba, democracia y elecciones libres, se entiende que eso para ti sea “aburrido” porque le tienen una fobia a unas verdaderas elecciones donde ustedes los comunistas jamas y nunca ganarian.
    Ese proyecto de unos pocos para unos pocos llamado revolucion cubana ya tiene que terminar, por agotado y canson, ahi si existe un discurso que NADA tiene para su pueblo mas que promesas que nunca cumplieron. Es la hora de acabar con el comunismo en la isla, un cancer que ha matado a un pueblo.

    Respuesta
  • Atanasio, la verdad es que sí, que hay miedo, pero más que miedo hay falta de algo que parezca viable. Y solo puede ser viable algo que realmente le cause esperanzas de éxito y confianza al pueblo.

    Respuesta
  • Eduardo, no creo que todos los reunidos en Washimtong sean simples marionetas, tú mismo reconoces que algunos pueden tener ideas propias y simplemente buscan aliados, eso en política es lo más normal, Fidel lo hizo, Bolivar lo hizo, Martí lo hizo, Lenin lo hizo, todos lo han hecho. Pero si los opositores cubanos lo hacen, ya no es legítimo, es mercenario. me parece no solo injusto, sino gastado ese planteamiento. Yo creo que el problema de Cuba es entre cubanos, y no se podrá resolver sin el apoyo fuerte y real de la Comunidad Internacional. No creo que debe ser con bloqueos unilaterales, debe ser con algo concensuado, y no pedir renuncia de este o aquel lider, sino un referendum al pueblo cubano para que tenga varias opciones entre la continuidad y el cambio, con posibilidad real de debatre en los medios de todas las opciones. eso sería lo justo, no la continuidad impuesta como cuentecito a que si no EUA nos coje, cual lobo feroz. Estamos viejos para esa fábula amigo Eduardo, yo creo que los cubanos tenemos capacidad suficiente para tener más opciones propias que esa continuidad empobrecedora y castradora de derechos y libertades, yo no crfeo que seamos un pueblo de idiotas que necesitan que un puñado de líderes super inteligentes p[iensen por nosotros y ejerzan nuestra soberanía cual tutores de un menor de edad. Yo sí tengo fe en mi tierra, en la capacidad de nuestro pueblo, de lo contrario sería lo que dijo Martí, un hombre de siete meses, es decir, inmaduro.

    Respuesta
  • Eduardo, tengo entendido que tu vives fuera de Cuba, porque no te guardas todas tus opiniones y te dedicas a otra cosa que no se comentar en HT. Porque tu discurso es vacío y desprovisto de solidez. Estás aqui acaso y viviendo al día y en el estancamiento???

    Respuesta
  • El discurso es el mismo, un futuro que no existe, la verdad quien la conoce, Díaz Canel es un mal ministro puesto, nunca será un presidente en funciones, el partido es el que manda y determina, los demás son puestos engañosos, para cumplir parámetros internacionales, funciona pues USA determina que no se da asilo político a cubanos pues los castros no están en el poder, joder el chiste, mira si funciona

    Respuesta
  • kenio…en el exilio y en cuba existen cientos de organizaciones,casi todas formadas por caciques y con muy pocos o ningun indio,que piden cambios ,democracia y elecciones libres pero que dejan las cuestiones mas importantes como son las sociales y economicas en manos del benefactor,protector y padrino de los cubanos que representa el gobierno de los usa…dices que hay muchos planes para cuba…dime uno…y dime uno que no sea patrocinado,desarrollado y aprobado por el gobierno de los usa…hace un tiempo un funcionario de los usa reconocio que en venezuela habia alrededor de 30 lideres opositores que se consideraban como posibles sucesores de maduro y que asi era muy dificil que se pusieran de acuerdo…en cuba ,con mas de cien organizaciones,debe pasar algo parecido…segun tu yo siempre me equivoco y asi debe ser…no me creas a mi y mira lo que pasa en el mundo…mira a chile,ejemplo de democracia y libre empresa,y dime que te parece y si ese modelo es la solucion…

    Respuesta
  • osmel…si el asunto es entre cubanos entonces me puedes explicar que hace un gobierno extranjero tratando de cambiar y dirigir segun sus intereses el sistema politico cubano que,te guste o no,sigue siendo apoyado por la mayoria de los cubanos???…y estoy de acuerdo contigo en que los cubanos no necesitan lideres superinteligentes que piensen por nosotros y ejerzan nuestra soberania…pero mucho menos necesitan los cubanos que un gobierno extranjero piense por nosotros y que ese gobierno extranjero haga todo lo posible por ser el que ejerza nuestra soberania…a esa injerencia de un gobierno extranjero que ve a los opositores como simples instrumentos de sus intereses y que los opositores ven como su aliado no le interesa el beneficio ni bienestar de los cubanos y eso lo ha demostrado y demuestra por mas de 60 años y desde antes de esos 60 años…asi es y solo hay que querer para ver que siempre ha sido asi…

    Respuesta
    • La verdad Eduardo es que no está en nuestras manos decidir por los EUA. El diferendo se resolvería con ellos más fácil en una democracia que en esta estéril distensión. Nosotros no tenemos que cambiar ni restablecer la democracia ni fomentar un estado de derecho que respete TODOS los DDHH para complacer a los EUA, sino porque es lo mejor para Cuba y para cualquier pueblo de este mundo. Renunciar a ello por no pagar una deuda que realmente tiene el país por el destrozo totalitarista que intervino y confiscó, bueno no creo que sea justo para nosotros que somos los que sufrimos las consecuencias. Porque el miedo a que EUA se coja Cuba es infantil pues si en 1902 no pudo o no quiso siendo sólo un millón de habitantes, mayoritariamente analfabetos, ahora sería imposible. No hay justificación para la continuidad de lo que no funciona y sí muchas razones pel cambio democrático que el país necesita.

      Respuesta
  • irina…no se si te habras dado cuenta que la gran mayoria de los que comentan y muchos de los articulistas de esta pagina lo hacen desde fuera de cuba …no se si te habras dado cuenta de que algunos articulistas que antes lo hacian desde cuba ahora lo siguen haciendo desde fuera de cuba…basandonos en eso creo que mi opinion deberia ser aceptada ni cuestionarse el lugar desde donde se escribe…y para que veas que no siempre estoy comentando en havana times creo que nunca he comentado ninguno de tus articulos tan llenos de inteligencia y solidez…

    Respuesta
  • Osmel, seguimos dándole la vuelta a la noria. No hay nada que parezca viable porque nadie es capaz de proponer algo diferente. Si han habido proyectos muy nacionalistas, incluso empleando ideas del sistema imperante, hay decenas de propuestas económicas que pueden llevar a una posterior transformación social. No es necesario meter a los Estados Unidos en una nueva Cuba, como siempre están amenazando cada vez que se habla de cambio y por el cual se reprime cualquier iniciativa que afecte los intereses de la nueva burguesía cubana. A lo que me refiero es que el pueblo es incapaz e ejercer presión por un cambio, como si el cerebro se les haya quedado vacío. Aqui tienes un ejemplo: a estas alturas del siglo XXI, gente durmiendo frente a una tienda dolarizada para comprar una tv o una moto. Sin embargo no piensan que de la misma manera que el gobierno rompió el bloqueo y consiguió los dólares para comprar esos cacharros , de la misma manera podían comprar comida, jabón y pasta de dientes. De la misma manera que GAESA tiene 17 mil millones de dólares para hacer hoteles semi vacíos, bien podrían invertirlo en hacer un poco de viviendas. Un pueblo sin cerebro Osmel.

    Respuesta
  • osmel…me sorprende tu comentario …los usa intervinieron en la guerra de independencia cubana ,dieron el golpe final al moribundo imperio español en 1898 y ocuparon cuba hasta 1902…no se quedaron con cuba porque no les hacia falta…todo quedo preparado para que ,con su disfraz de republica independiente,cuba les perteneciera y que todas las decisiones economicas y politicas fueran aprobadas por el gobierno de los usa…ese fue el pago que ellos consideraron merecer por ayudar a liberarnos de españa…esa es historia que tu conoces…ahora llevan 60 años ayudando a liberarnos del comunismo y son nuestros aliados en esa lucha por restaurar la libertad y la democracia…cual esperas tu que sea la recompensa que ellos exigiran por todos esos años de apoyo???…nos regresaran al modelo de felicidad en que viviamos antes del 59,impondran un modelo nuevo y actualizado para volver a dirigir nuestra politica y economia o ahora se retiraran y nos dejaran decidir libremente sin ningun tipo de injerencia???…tu siempre comentas que eres un estudioso de marti y sabes que el,aunque no llego a verlo,imagino el peligroso futuro de cuba y america latina con un vecino continental tan poderoso y tan dispuesto a imponer su interes y voluntad…en el caso de cuba todo eso que marti temia se cumplio…y si,como tu dices,no esta en nuestras manos decidir por los usa…lo que es lamentable e indignante es que muchos grupos opositores y disidentes esten apostando porque sean los usa los que decidan por cuba…no te parece???…

    Respuesta
  • Supongo que la “dependencia” de la Isla a gobiernos extranjeros sólo es malinterpretada si es la “injerencia del gobierno norteamericano” la que estamos cuestionando. Cuando éramos colonia del imperio Soviético, aparentemente ellos sí tenían las mejores intenciones con nuestro pueblo, por eso es que servimos como carne de cañón en Angola, Etiopia entre otros. ¡Había que obedecer! ¿No?
    El futuro luminoso lo estamos esperando hace justamente 60 años. Moriré y no veré el prometido futuro luminoso. Tampoco he visto el vaso de leche diario y eso es mucho más básico para una economía que ir a buscar armas y municiones. ¿Me equivoco? A estas alturas y luego de haberme prometido mucho y cumplido poco, cualquier programa con solidez que me presenten, valdría la pena instaurarlo. ¿Perderemos 60 años con ese nuevo intento?
    Pienso que del pueblo cubano se ha disipado la capacidad de decidir su futuro y está tan marginado que apenas le interesa otra cosa que la subsistencia diaria y le importa un bledo lo demás. ¿Analizará ese pueblo tan “educado” las vías que ha tenido ese gobierno para llenar de cacharros las tiendas en moneda del capitalismo y pedirá a sus gobernantes que si para eso han roto el bloqueo, lo hagan también para comida y medicamentos?
    Si te atreves a manifestar pacíficamente te apalean en el lugar. ¿Cómo entonces exponer ideas o plataformas de Partidos oponentes a la dictadura sin ser tratado igualmente? ¿Por qué esa dictadura que nos ha educado en “los principios del respeto y la tolerancia” (dicen ellos), no nos permite espacios para que seamos criticados o aplaudidos y ganemos adeptos o detractores?
    No ha funcionado la democracia en Chile, tampoco ha funcionado en Francia, o en España. No ha funcionado en Méjico, ni en Australia. No funcionará en Hong Kong, ni en India. Esas sociedades han visto sus gobiernos cuestionados y se les exige respuestas, medidas, implicaciones, reformas. El pueblo pide y exige cuando siente la libertad de hacer valer sus derechos. Una parte de ellos destruye, incendia y se proclama socialista. Pregunto entonces: Polonia, Hungría, RDA, Yugoeslavia, Checoslovaquia, Cuba, y Corea del Norte entre otros Estados, donde jamás se escuchaban huelgas o manifestaciones populares contra sus gobiernos ni habían multipartidos en sus momentos de gloria socialista… ¿Funcionaron y fueron paraísos terrenales? ¿Por qué no se derrotaron esos “gobiernos” con protestas populares? A esos pueblos (países con paraísos socialistas) que cambiaron y no tenían Partidos con “futuro” ¿Cómo se les ocurrió cambiar? ¿Por qué no escuchamos nunca que había una oposición? ¡Porque la represión a la que eran y son sometidos coartaba y coarta todas las formas de asociaciones y manifestaciones que no vengan del amo y dueño de todos: Papá Estado!
    Los cubanos somos inteligentes y muy capaces. Estos debates lo demuestran. La dictadura verdeolivo sí pudo y puede recibir dinero y usarlo para aplastar cualquier idea diferente. El ciudadano que se atreva a aceptar ayuda para financiar su Partido, ese, a ésos les endilgamos rápidamente el apodo de “mercenario del imperio”. ¡Memoria muy selectiva la nuestra!

    Respuesta
  • Eduardo, algunos opositores apostan porque USA resuelva los problemas de Cuba porque el mismo régimen cubano les niega esa posibilidad dentro del sistema de gobierno imperante. No es primera vez que esto sucede en la historia de Cuba. Fidel recabó ayuda en Estados Unidos y Mexico, donde además tuvo la oportunidad de entrenarse tirando hasta tiros en el monte. Martí también buscó ayuda en USA. Sería mucho mejor si el régimen escuchara a la gente que quiere decir otras cosas con no coinciden con sus ideas, pero es más fácil reprimirlos y desprestigiarlos. Sobre la amenaza yanqui sobre Cuba: jamas la isla ha sido tan dependiente del imperio, a pesar de todos los conflictos. De allí sale la mitad del ingreso en divisas del país, allí está la segunda ciudad con más población cubana, de allí salían el 90% de los vuelos que llegaban al país, de allí sale el mayor número de recargas telefónicas, allí viven los hijos de muchos dirigentes del país, de allí entra el pollo y el arroz cuando se paga casi. En una Cuba democratica las relaciones con el vecino del norte serán irremediablemente muy sólidas.

    Respuesta
  • Me gustaría añadir a este excelente comentario suyo, que de toda esa “dependencia” vigente… ¿Cuándo ha reconocido públicamente el gobierno cubano por una 1ra y única vez que “existe”?

    Respuesta
  • Eduardo, Sí soy muy martiano. si algo puedo decir que soy es martiano porque aunque soy socialista y veo cosas valiosas en los análisis y tesis de Marx, no me considero marxista porque sus postuladois esenciales, los más importantes, van en contra de los principios más elementales que defiendo relativos a la no violencia, a la lucha de clases pero no a la destrucción de las clases ni su aniquilamiento, a la democracia como vehículo del equilibrio social, no de la imposición violenta de una mayoría sobre una minoría, sea cual sea. Creo en un mundo más justo, equitativo, sin violencia. Pero no sobre la base de injusticias mayores, como es en efecto el socialismo revolucionario o autoritario o despótico, da igual el nombre.
    Martí, como bien dices, avisoró tempranamente el peligro del imperialismo de los intereses norteamericanos sobre américa latina, o hispanoamérica como se le decía entonces. Pero mira qué cosa, él no optó por lo mismo que tú, en eso quien coincide con Martí soy yo, no tú en tu posición de preferir apoyar el despotismo en Cuba por temer que buscando libertad caidgamos en manos de los EUA. Martí no apoyó el despotismo español. que no era peor que el que tenemos hoy con el PCC, por miedo al imperialismo de los EUA, escogió el camino de luchar por la libertad, por una república con todos y para el bien de todos, el camino peligroso de la libertad que el despotismo. Es por eso, que sabiendo los riesgos, escojo luchar por una democracia para Cuba, pero de lo que sí jamás seré cómplice es de una dictadura hermono mío, mis convicciones no me lo permiten, ni mi honradez a lo martiano. que es un concepto muy interesante expuesto magistralmente en la Edad de Oro, en Tres Héroes. Seguro lo conoces.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Odio el invierno, Ontario, Canadá. Por Janice Lally (Canadá). Cámera: Sony CyberShot

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]