La crisis en Cuba tiene muchas manifestaciones

Osmel Ramírez Álvarez

Un kiosco TRD minorista, bajo la corporación militar GAESA.

HAVANA TIMES – Ayer se terminó la pasta dental en mi casa. ¿Cuál fue la solución? En el kiosco de TRD Caribe (de la corporación militar) más cercano había a 1.40 CUC el tubo, importada de Brasil. Confieso que, tal vez por conveniencia financiera o por adaptación, prefiero la de producción nacional, marca “Perla”. Deben faltarle varios ingredientes y seguramente muchos la aborrecen, pero me resuelve.

Bueno, en Mayarí hace al menos seis meses que no venden pasta dental Perla. Cuesta 8 pesos (0.33 CUC) y es un precio carísimo con respecto al salario, incluso considerando el  duplicado o triplicado que en breve cobrará un funcionario o un maestro respectivamente. Pero aun así, es la opción más barata.

Tuve de reserva dos tubos, pero se me acabó en mayo, ya voy por el tercero comprado en CUC. ¡Y todavía no me adapto! 1.40 CUC equivale a 35 pesos, aproximadamente 4.4 veces superior al de Perla. Son pocos los cubanos que ganan 35 pesos en el día y tener que gastarlo solamente en un simple tubo de pasta dental es abusivo.

Por otro lado, la tienda la Isla, que es también de la cadena TRD Caribe, permanece vacía todos los días. Antes se veían varios dependientes atendiendo a un público abundante, ahora moran dos o tres ociosos, que observan a los potenciales clientes que recorren el local y rara vez encuentran lo que quieren. Las puertas permanecen abiertas para refrescar del calor, pues el aire acondicionado está prohibido encenderlo por el programa de ahorro forzado. Le dicen ahorro, pero es restricción.

En este mes de julio sufrimos numerosos apagones en todo el país que, por suerte y gestión, se resolvió de manera general el pasado sábado 20, como prometieron oficialmente. La Empresa Unión Eléctrica, que es un monopolio estatal, no ha proporcionado información de los alcances de la afectación. Aquí en mi municipio durante cinco días hubo cortes de un total de 6 horas y media por día, a veces seguido, en ocasiones en dos tiempos.

En un balance compendiado por el proyecto periodístico de datos Inventario, (citado por Diario de Cuba), basado en la información proporcionada en las redes sociales por los usuarios, recogió 462 reportes en 90 barrios, de 69 municipios en las 15 provincias. Con toda seguridad el alcance fue mucho mayor.

Se sospechó carencia de combustible, porque realmente hay problemas con el suministro de petróleo al país, pero no fue el caso. Resulta que la electricidad en Cuba se genera mayormente con crudo pesado nacional y el impacto del desabastecimiento golpea más a la refinación. La verdadera causa fueron las roturas, seguramente por negligencias, pero nunca sabremos quiénes fueron los responsables ni qué medidas se tomaron con ellos. Es el secretismo habitual del Partido Comunista, que no siente obligación de rendir cuentas al pueblo.

La crisis se siente. Es en verdad la renovación del Periodo Especial, que se puede poner más recio todavía. Las neveras de los mercados y los estantes están vacíos. Aunque han sacado dos o tres veces pescado, pollo, cerdo y aceite en este mes, que es muchísimo, comparado con los meses anteriores, nada de estabilización como uno que otro periodista oficialista asevera.

Ah, también ofertaron un paquete de salchichas por familia, de esos que antes estaban abarrotados y la mayoría no lo compraba con mucha frecuencia porque cuesta 24 pesos, o un CUC, más de lo que muchos ganan en 8 horas de trabajo. Pero ahora, por la crisis, es una ganga.

No hay nada que indique una recuperación, porque sigue habiendo escasez. Lo que sí se denota es un esfuerzo del Estado en suministrar un poquito más, aún sin poder, para dar la sensación de recuperación y evitar que el incremento salarial se disuelva en un incremento mayor de los precios. Lo cual les anularía la estrategia incentivadora.

El ambiente que rodea la economía nacional es hostil, el turismo baja, la inversión extranjera es escasa y, por lo tanto, la capacidad importadora está deprimida. Peor aún, las medidas que han tomado contra el sector privado, incluido el agropecuario, desestimulan la producción nacional de alimentos y acentúa la situación adversa. 

Así que seguiremos gastando 35 pesos en un tubo de pasta y alegrándonos del racionamiento de un paquete de salchichas por familia. Y el aceite, como es difícil adivinar cuándo será el ratico en la semana en que lo sacarán a la venta, lo compramos como siempre al revendedor, que le sube diez pesos por el trabajo de estar atento o tener un contacto dentro de la tienda.

Nada, gajes del Periodo Especial, otra etapa de más crisis dentro de la continuada crisis general del sistema autoritario del Partido Comunista de Cuba, que ya dura seis décadas. Ojalá podamos más pronto que tarde ponerle fin, instaurar una democracia y liberar la economía, para que nuestro pueblo despierte y progrese con todas sus potencialidades.

Osmel Ramirez

Soy de Mayarí, un pueblecito de Holguín. Nací el mismo día en que finalizó la guerra de Viet Nam, el 30 de abril de 1975. Un buen augurio, ya que me identifico como pacifista. Soy biólogo pero me apasionan la política, la historia y la filosofía política. Escribiendo sobre estos temas me inicié en las letras y llegué al periodismo, precisamente aquí en Havana Times. Me considero un socialista demócrata y mi única motivación comunicacional es tratar de ser útil al cambio positivo que Cuba necesita.



6 comentarios sobre “La crisis en Cuba tiene muchas manifestaciones

  • Las salchichas…, es comida chatarra que hace daño a la salud, no como eso, prefiero un plato de frijoles y una vianda. La situación es mucho peor por allá, acá a veces quitan la electricidad o el gas, alegando roturas. Los alimentos siguen caros, algunos inalcanzables y solo decoran los estantes de las tiendas. Pero tenemos actividades en las calles con ferias y tarimas con música, para que la gente no vea la realidad.

    Respuesta
    • Yo no como salchichas, es a los niñois que les gusta. amiga, como anda la crisis la comida ya no podemos medirla por si es chatarra o saludable, es si aparece o no. jjjj.

      Respuesta
  • Otra vez el tema de la crisis…es cierto que hay escasez de todo un poco…pero hay que darle la vuelta a la vida porque si no te vuelves reiterativo…con pesimismo no se resuelve nada y somos muchos los que vivimos aquí, así como dices…un poco de ánimo creo no te viene mal amigo.

    Respuesta
    • Gracias por el ánimo pero soy muy animoso, feliz en medio del desatre porque aprecio mucho lo que tengo y trato de ver el lado positivo. pero no por eso dejaré de reflejar en mis escritos la realidad de mi entorno. y tampoco la mayoría son como yo. la crisis no es pasado, es presente. no hablo de la historia pasada, sino de la que vivimos hoy, en el día a día.

      Respuesta
  • Excelente Osmel que nos informes de la situación real y no contemos sólo con la visión triunfalista de ministros y voceros del PCC.

    Respuesta
    • hola amiga. la verdad me motivó a escribir este post el hecho del tubo de pasta sumado a que leí al unísono en el periódico un artículo sobre la supuesta superación de la crisis con los recientes abastecimientos que aquí al menos no han llegado, y reclamando que la prensa independiente no los refleja. yo por lo menos estoy loco por escribir sobre esa salida de la crisis que no veo todavía por ningún lado.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Estación Jordan, Ontario, Canadá. Por Joe Edwards (Canada). Camerá: teléfono móvil

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com