Holguín es una ciudad muy limpia, a pesar de todo

Parque en Holguín, Cuba. Foto: captura de pantalla

Por Osmel Ramírez Alvarez

HAVANA TIMES – Tal vez los habaneros ya ni lo adviertan mucho por la costumbre, pero a los holguineros cuando visitamos la Ciudad Maravilla nos impresiona mucho la suciedad acumulada. Nos es chocante ver esos contenedores de basura desbordados al grado de tener fuera mucha más que adentro, tanta que obstruye parte de la calle. Y eso en Holguín es cosa rara.

Es cierto que el sistema estatal planificado es muy disfuncional y que a pesar de tener presupuestos no es suficiente para poder determinar  la compra de vehículos para la evacuación de residuos, pero en Holguín queda demostrado que a pesar de ello la voluntad y la cultura de la limpieza cuenta y marcan la diferencia.

Hace poco estuve en la ciudad capital-provincial haciendo algunas gestiones y me moví tanto en el centro de la ciudad como por los alrededores, y me impresionó la falta de basura acumulada. Ni siquiera vi prácticamente hojas en las calles o aceras. La gente en Holguín también es muy bien vestida y aseada, siendo extremadamente difícil toparse alguien con mal olor siquiera en los ómnibus.

Son dignas de admirar estas cosas, máxime cuando es fácil caer en el abandono y acostumbrarse a ‘vivir al trozo’ en medio de tantas adversidades. Pero en la ‘Ciudad de los parques’, como se le conoce a esta hermosa urbe nororiental, aunque las empresas del gobierno no construyan suficientes casas ni vendan suficientes materiales de construcción, la gente inventa y lo cierto es que por esfuerzo propio la inmensa mayoría de las casas es de cemento y placa, en excelente estado habitacional.

Cuesta ver una casa en mal estado incluso en los suburbios. La diferencia con las zonas céntricas de la época capitalista es la infraestructura pública, de viales, acueductos, alcantarillados y aceras, que en las zonas modernas falta igual que en todas las ciudades de Cuba.

Porque es interesante cómo en las ciudades y pueblos cubanos se ve la diferencia entre capitalismo y socialismo (en su versión radical, estatal-planificado): la zona capitalista con aceras, calles asfaltadas con calidad a pesar del tiempo y sistemas de acueductos y drenajes, incluso con instalaciones de toma de agua para los bomberos. Mientras que en la parte socialista de las ciudades falta el asfalto, muchos baches con charcos de agua, no hay drenaje ni sistema de alcantarillado y el agua o es intermitente o por pipa cada cierto tiempo.

Pero bueno, volviendo a la peculiaridad de la ciudad de Holguín, sus calles pulcras me recordaron las de Madrid cuando estuve una vez hace cuatro años y me impresionó su limpieza, cual si los árboles fueran de plástico y no echaran hojas secas al suelo asfaltado de manera impecable.

En Holguín no tanto como la capital de la Madre Patria, claro está, pero nada que ver con nuestra maravillosa Habana que sufre de indolencia y falta de recursos sin lugar a dudas. Una mezcla horrorosa, que por suerte aquí no se ha dado.

Lea más del diario de Osmel Ramírez aquí.



Osmel Ramirez

Soy de Mayarí, un pueblecito de Holguín. Nací el mismo día en que finalizó la guerra de Viet Nam, el 30 de abril de 1975. Un buen augurio, ya que me identifico como pacifista. Soy biólogo pero me apasionan la política, la historia y la filosofía política. Escribiendo sobre estos temas me inicié en las letras y llegué al periodismo, precisamente aquí en Havana Times. Me considero un socialista demócrata y mi única motivación comunicacional es tratar de ser útil al cambio positivo que Cuba necesita.

Osmel Ramirez has 159 posts and counting. See all posts by Osmel Ramirez

2 thoughts on “Holguín es una ciudad muy limpia, a pesar de todo

  • Muchas ciudades de Cuba se mantienen mejor que la capital, otra que es muy limpia es Cienfuegos. Al paso que va La habana, que está en ruinas, tendrá que cederle el puesto de capital a otra ciudad.

  • Una triste realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.