Violencia escolar ¿política o instinto?

Osmel Almaguer

HAVANA TIMES, 31 mar — En el noticiero, un alumno norteamericano ametralla a cinco de sus compañeros. Dos de ellos han muerto. El hecho es lamentable, pero también lo es aquello que se esconde tras la aparente “humanidad” de la noticia.

Utilizar una tragedia con fines políticos es algo vergonzoso. Total, la violencia no es un hecho endémico de los EE.UU, aunque no es menos cierto que, según el flujo intenso de materiales audiovisuales que llegan a mis manos, sí es un producto altamente comercializable en documentales, filmes y animados.

Sin embargo yo soy cubano, y por eso me interesa más lo que sucede aquí adentro, aunque nunca o casi nunca los hechos violentos de Cuba sean televisados.

Y hablo de violencia con conocimiento de causa, pues hace unas semanas un alumno de mi escuela fue apuñaleado en la cabeza, con consecuencias, por suerte, que no amenazaron su vida.

Se trataba de un alumno que pretendía defender a otro de un grado menor del acoso y avasallamiento de un grupo de abusadores. Recibió un pinchazo de dos centímetros que milagrosamente no alcanzó su cerebro.

El agresor fue expulsado de la escuela, pero solo porque se trataba de su tercera agresión grave a otros estudiantes. Una pedrada y una puñalada en el estómago eran las anteriores.

Pero nadie lo acusó. Ignoro si por temor a una posible venganza o por la conveniencia de no llamar la atención de las autoridades para que no se afecten “los negocios”. Por negocios llamo a esa corrupción de la que ya he hablado en otros diarios.

Este no es un hecho aislado. Cerca de mi casa mueren apuñaleados una o dos personas cada año. Es una tasa bastante baja, pero a la vez creciente, por lo que considero imprescindible un tratamiento más lúcido de estas cuestiones en nuestros medios de difusión.

Si en el exterior el asesinato vende, aquí vende su omisión. Es hora de que tanta gente oportunista deje de lucrar a costa de la vida de inocentes. Inocentes que, no obstante, no dudan a la hora de manchar sus manos de sangre.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


5 thoughts on “Violencia escolar ¿política o instinto?

  • el 1 abril, 2012 a las 5:18 am
    Permalink

    El asunto es que no se puede negar el problema con la juventud en los Estados Unidos pero lo que pide el autor es conocer tambien los problemas que ocurren en Cuba que son los que a el le interesan mas. Vamos a no seguir justificando lo que pasa adentro sencillamente porque afuera es peor. En Cuba hay drogas, se venden en discotecas y en la calle. Mi hija, cuando llego a miami, con 14 años y yo le empeze a advertir que no aceptara refrescos abiertos de nadie me dijo: si papa, yo ya lo se. en cuba es igual”. En Cuba si hay ataques, violencia, discriminacion y abuso entre los jovenes y las escuelas, jamas con la misma intensidad que en USA, pero lo hay. Algunos de esos jovenes con ideas extremistas son tambien cubanos que llegaron hace poco, recuerden el joven que mato a otro en Coral Gables por una noviecita o los que a diario caen presos por manejar sin licencia de conduccion. Hasta que no seamos mas realistas muy poco podremos contribuir a tener una Cuba mejor

  • el 31 marzo, 2012 a las 7:22 pm
    Permalink

    Sí Josué, pero pienso que el tema principal acá no es caer en la tentación de comparar a Cuba con EEUU, México, Colombia o Venezuela, donde la violencia sí alcanza otras dimensiones, acordes además con las tensiones sociales y la dinámica de vida que se desarrollan allí. Lo insólito es que en Cuba se aplique una especie de política del avestruz respecto al tema, metiendo la cabeza en el suelo para no ver lo que ocurre. O sea, si no se publica, si no se ventila públicamente, es como si no hubiera ocurrido. Y no me refiero al simple despliegue de una nota de crónica roja. Es que debería existir una sección llamémosle “policial”, en la cual se dé cuenta ante los medios informativos de todo tipo de hechos violentos, y sobre todo, qué medidas se toman para evitarlos, y si se esclarecen o no. Hemos pasado demasiados años ignorando verdades como puños, algo que lejos de ayudar nos hace más vulnerables como sociedad, incapaz de asimilar y asumir sus propias fallas.

  • el 31 marzo, 2012 a las 6:43 pm
    Permalink

    oye josue y que tu haces aqui y no en el oasis aquel. Hipocrita nop seas tan descarado

  • el 31 marzo, 2012 a las 1:38 pm
    Permalink

    compadre es cierto que deben publicar esos alejados incidentes en Cuba tambien pero cuando se hace es con un fin educativo. No como aqui en usa que lo hacen con el fin de vender la noticia sensacionalista y nunca de forma educativa. Todo gira en torno al chisme de los hechos y mietras mas historias y sangre ronden la noticia mejor la venden.
    Yo tambin estudie en Cuba hasta nivel universitario y puedo asegurar que ocurren hechos bien alejados y es muy dificil que tengan el nivel de violencia y pervercion que vemos aqui.
    Como vas a comparar un joven con ideas extremistas y racista con una ametralladora o granadas incluidas asesinando y disparando a mansalva a todos sus companeros con el mas terrible hecho de Cuba que en ocasiones ha sido accidentalmente y sin premeditacion como aqui si ocurre.
    Aqui muchas veces planean lo hechos y se les encuentran listas de victimas.
    Senores aqui en muchas escuelas los grafitis en las paredes, la venta de droga y la violencia son naturales. Hay escuelas que son una selva humana con pandillas que luchan por el control.Sin hablar de la malisima educacion que reciben.
    Senores cuando llegas a Miami lo primero que preguntas es por que no se ven ninos jugando en las calles.
    La respuesta es clara, ‘ se los roban’.
    Como comparar si aquello es un oasis sin violencia comparado con las escuelas y calles de aqui.

  • el 31 marzo, 2012 a las 12:45 pm
    Permalink

    Eso es asunto viejo del cual mno se habla, yo estuve becado en guira de melena y san antonio de los bannos durante el periodo 94-96, cuando nos pasabamos 11 dias seguidos entre la promiscuidad y la cochambre, teniendo sexo a dos manos y fajandonos a machetazos entre nos y a veces con los profesores, la enfermeria era un pomo de aspirinas, teniendo una profesora q traer su televisor para nosotros poder ver la programacion, la sarna y la cojuntivitis eran asuntos cotidianos. Y nunca he visto una palabra sobre ese periodo en ningun lado. y se q murieron gente, tanto adolescente sin guia y la testosterona alta era una combinacion letal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *