Un río, un libro y un intento de linchamiento

Osmel Almaguer

Aún hoy, en la Cuba del siglo veintiuno, ocurren historias dignas de la vida medieval. Foto: Luigi Chesi, wikimedia.commons.org

Aunque a veces nos parezca increíble, aún hoy, en la Cuba del siglo veintiuno, ocurren historias dignas de la vida medieval, cuando bajo sospecha de herejía científicos y mujeres con algún rasgo infrecuente eran perseguidos y quemados en la hoguera.

En el barrio matancero de Unión de Reyes no existen acusados de brujería, la gente es prácticamente libre de expresar lo que piensa, dando lugar así al rumor cotidiano que lleva los “chismes” de boca en boca, como en cualquier pueblo pequeño de provincia.

Sin embargo Maylán Álvarez, periodista y escritora que recientemente ganara un premio importante con un libro de poesía en el que esas historias son recreadas haciendo trascender así la vida de sus coterráneos, corre peligro de linchamiento por la sorprendente reacción de sus paisanos.

La gente le acusa de oportunista, de llevar a la luz asuntos personales de las familias locales y de sacar provecho con esto.  En varias ocasiones corrió peligro de linchamiento por lo que tuvo que viajar a otro municipio e instalarse momentáneamente en casa de unos parientes.

No obstante, la ira popular se extendió a su familia, siendo su padre víctima de un acto de repudio que estuvo a punto de terminar violentamente.

Tuve la oportunidad de leer algunos poemas del libro mientras un amigo me narraba lo sucedido.  No sentí en ningún momento ninguna intención de regodeo en el sufrimiento ajeno.  Lo vi más bien como un soporte, un pretexto para hablar del dolor, una oportunidad para hacer trascender una realidad que también es Cuba.

Nunca había escuchado algo como esto.  Pienso que las instituciones pertinentes podrían brindar un poco de apoyo a la joven, y de paso ayudar a las personas dolidas a descubrir que Naufragios en el San Andrés -título del libro que alude al río del pueblo- no es un agravio sino un homenaje a las vidas de los moradores del territorio.

Tomando las medidas acertadas este capítulo podría resultar, pasado un tiempo prudencial, de mucha salud para la carrera de la escritora y de la literatura en general.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.

osmel has 206 posts and counting. See all posts by osmel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *