Rodando ponchados

Osmel Almaguer

HAVANA TIMES — En los últimos seis meses las gomas de la moto que utiliza mi madre han tenido que ser cambiadas tres veces. La más reciente, no llegó a durar los treinta días. Se despedazan, se gastan, se les abren agujeros enormes.

Una goma para moto cuesta aproximadamente unos treinta CUC. Cantidad que ni lejanamente gana mi madre en el mes. Así que si quiere tener la posibilidad de escapar a la pesadilla del transporte urbano, tiene que apretarse aún más en la economía doméstica.

Ayer, antes de descubrir el agujero en una de las gomas de la moto, salía con el fin de compararse unas sandalias. Regresó y me dijo con lágrimas en los ojos: Osme, ya se jodió todo, ahora tengo que coger el dinerito para comprar otra goma.

No tengo que contar los sentimientos de impotencia y solidaridad que me embargaron. Y me pregunto, ¿es normal lo que le está sucediendo? Sí y no. Desde el punto de vista general sí. Porque a las otras personas que conocemos también les está sucediendo.

Quiere decir que las gomas que estamos importando son de mala calidad. Dice mi padrastro que las mejores son las rusas y las checas, pero que esas solo las tienen las poncheras particulares, porque en las shopping las que venden son made in China o Tailandia.

No sé qué justifica estas malas compras en el extranjero, pero si para el Estado tal negocio es rentable, para la población es una renta impagable.

Otro elemento de peso son las malas condiciones en que se encuentran nuestras calles. En Cojímar casi no hay una sana. Las cuatro que rodean la casa de mi madre tienen huecos en los que ya ha nacido la hierba.

Decía que este es un hecho normal y al mismo tiempo no lo es. Deja de serlo porque lo lógica indica que una goma en condiciones normales debe durar unos seis meses como mínimo.

Encima, en los cinco años que lleva mi madre utilizando una moto que es estatal, el organismo que la rige solo ha aportado una goma como pieza de repuesto.

Sabemos que el presupuesto para las distintas esferas de la vida socio-económica en Cuba se ha reducido con la crisis. También conocemos, porque lo vivimos a diario, el impacto del bloqueo económico que sufre nuestro país.

Cuba pasa mucho trabajo a la hora de comerciar, y eso puede estar influyendo en que la calidad de las compras no sea la mejor, sin embargo, en ese caso los precios en los mercados minoristas deben descender.

No podemos buscar una rentabilidad en valores apoyándonos en que el cliente no tiene otras opciones de compra. Sin competencia, el Estado carga con toda la responsabilidad en ese sentido.

Y recalco, nada justifica que una goma que solo dura un mes, cueste un par de salarios mínimos.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


7 thoughts on “Rodando ponchados

  • el 16 enero, 2013 a las 9:23 pm
    Permalink

    Argun estrajero que tenga un coche en cuba que quiera bender pongase en comtato com miga al telefono 669451595

  • el 25 septiembre, 2012 a las 2:41 pm
    Permalink

    Debemos pasar el comercio exterior a la actividad cuentapropista. Esto lo debatiremos en la 40ava versión de los lingamientos. Pa´llá pal siglo XXXV.

  • el 22 septiembre, 2012 a las 1:37 am
    Permalink

    Lo que usted desconoce es la funcion que cumple el comprador. Vamos desde ahi, desde el empleado estatal encargado de tratar con el productor o surditor de la mercancia para que finalmente este la ponga en el mercado cubano. El comprador, ese empleadillo estatal, que seguro es alguien de todas las confianzas del encargado del ministerio, busca quien le de regalias a partir de su compra, es decir, la calidad aqui no impera, eso no tiene importancia, es lo ultimo en lo que reparara el empleado estatal cubano al momento de negociar con el empresario extranjero. A la bolsa de este empleado del ministerio llegara una gran tajada de billetes, no habra conseguido el mejor precio, no habra conseguido el mejor producto, no habra conseguido las mejores condiciones de compra para nadie, excepto para el, ya que el empresario le habra sobornado con una gran tajada de pastel a cambio de abrirle el mercado para poder negociar su basura. Es tan simple como eso. De tal manera disfunciona en algunas empresas, con la diferencia de que el comprador que sea sorprendido haciendo tratos de esta manera sera corrido de inmediato, y ademas se le habran fincado responsabilidades legales por fraude. Menina la diferencia, ah? asi va la cosa, aca el empleado estatal seguira engrosando su cartera a cambio de una poblacion que no tiene mas remedio que comprar basura, que mas!

  • el 21 septiembre, 2012 a las 9:00 am
    Permalink

    Osmel, hace algún tiempo mencionaba por acá que tal parece como si los que compran productos para Cuba compran lo mas barato y malo que pueda encontrarse en el mercado mundial y entonces cuando le venden estos productos a los cubanos se los venden a los precios mas caros posibles. Me di cuenta de esto cuando visite Cuba hace 10 anos. En las tiendas por CUC vendían zapatos que mi familia me confeso se rompían en 3 o 4 meses. Pero constaban muy caros para un cubano promedio. Pagar 30 CUC por un par de zapatos es decir poco mas del salario de un mes y medio de trabajo por zapatos que solo duran 3 meses no es posible. Es inmoral para con el pueblo de Cuba. Por que? Por que ocurre esto? Es que alguien se esta embolsando este dinero? Esto no es de dudar dado los altos niveles de corrupción estatal. Creo que lo mismo ocurre con las gomas de la motocicleta de tu mama y con muchas otras cosas en Cuba.

  • el 20 septiembre, 2012 a las 4:36 am
    Permalink

    Osmel,
    Definitivamente las ruedas deben durar muchisimo mas. Yo no tengo experiencia con motos, pero las de auto deben durar no menos de 40 000 km y posiblemente la puedas usar sin grandes contratiempos hasta los 60 000. Tambien esta, como bien mencionas, el estado de las vias, principalmente las secundarias, que no solo impactan en los neumaticos sino en la suspension y en la carroceria en general. Tal vez lo otro que sucede es que esos neumaticos llevan mucho tiempo almacenados y quien sabe bajo que condiciones y eso puede acortar su durabilidad considerablemente. Como alguien senalo mas ariba, en China y en Tailandia tambien se producen articulos de buena calidad. En fin, buena suerte…

  • el 19 septiembre, 2012 a las 8:07 am
    Permalink

    Por eso no quieren que te manden una goma del extranjero, para que tengas que comprar la mierda que te venden en el pais a precios extremadamente altos, si ese es el mejor negocio del mundo, y todo gracias a una idea de nuestro invencible, invicto y nunca bien ponderado comandante.

  • el 19 septiembre, 2012 a las 5:44 am
    Permalink

    Buen análisis, me gusta siempre referencia al salario mínimo.
    Un dato: en China también se hacen muchas cosas buenas. Que los autorizados por el Gobierno cubano para la actividad importadora compren mierda, eso es otra cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *