Otro escándalo intrascendente

Osmel Almaguer

Puestos de venta cerrados.
Puestos de venta cerrados.

HAVANA TIMES — Hace un mes hubo el escándalo en el agromercado de la zona 6. ¿Qué? ¿Qué no se habían enterado? Ah, claro, es que la mayoría de ustedes no viven en Alamar.

Pues resulta que al administrador de la “placita” estatal, donde venden las viandas y otros productos de la tierra a un precio algo más barato, le “dieron la liberación” por descubrirse su contubernio con los vendedores particulares de al frente.

Sí, les estaba pasando la mercancía “por la izquierda” para que estos la vendieran a un precio más alto y así dividirse las ganancias. Por eso fue expulsado, y está muy bien que así se haga. No se debe especular con los productos que el Estado trata de mantener al alcance del pueblo.

Lo que no acabo de entender es el hecho de que hayan eliminado los kioscos y demás vendedores de vianda particulares en los alrededores. ¿Por qué? ¿Quién tomó una decisión tan radical y tonta? ¿No se venderá más vianda a la población?

Aunque la placita ayude, no es suficiente. ¿De donde va a salir el resto de la vianda y de la ensalada que necesitan nuestras mesas? ¿A quién le venderé a ahora mis productos, yo, que soy productor?

Tengo unos amigos que se quedaron sin sus mesas de venta. Ellos vivían de dicha actividad. ¿De qué viven ahora sus hijos? No lo sé. No se mueren, pero no quiero imaginarme lo que sus padres tienen que hacer para garantizarles sus alimentos diariamente.

Tampoco se trata de lanzar cohetes al vuelo, pero no es un secreto que la cadena vendedores-administradores-inspectores está más que organizada en cada uno de los sectores que prestan servicios a la población.

Ahora me toca preguntar, ¿pertenece a esa cadena quien decidió eliminar los kioscos? ¿Fueron puros sus motivos para hacerlo?

Nada, gente, que uno se queda así…, sin saber que pensar y con la cabeza llena de preguntas, y el corazón lleno de temor porque un día no se sabe los que les dé por cerrar a estos funcionarios burocráticos.

Antes de terminar, y a manera de post-data, me gustaría dejarles esta pregunta, como un estudio independiente, o algo así, ¿qué sucede cuando descubres que la madera de tu casa está totalmente podrida?

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


6 thoughts on “Otro escándalo intrascendente

  • el 25 agosto, 2013 a las 11:05 am
    Permalink

    lo que hicieron fue botar el sofa, pero los tarros se los van a seguir pegando de todas maneras

  • el 25 agosto, 2013 a las 4:45 am
    Permalink

    Pues a madera podrida, plástico que tu conoces…y lo otro, pues lo de siempre, botar el sofá o el niño dentro de la palangana…

  • el 24 agosto, 2013 a las 12:35 pm
    Permalink

    La madera podrida pesa menos y flota mejor…

  • el 24 agosto, 2013 a las 9:19 am
    Permalink

    ¿qué sucede cuando descubres que la madera de tu casa está totalmente podrida?
    Varias cosas. Si estas en un país democrático, vas a comprar madera nueva y arreglas tu amada casa.
    Si estas en una dictadura, hay muchas opciones: irte a otra parte, derrumbarla como catarsis, etc.
    A mi se me ocurre una buena salida: quemarla. Para ver como las sabandijas que viven en (y de la) madera podrida se mueren achicharradas…

  • el 23 agosto, 2013 a las 9:18 pm
    Permalink

    Mira, yo descubrí que la madera de mi casa estaba podrida. Desde abajo. Ese día me dí cuenta que 1-Esa casa, hecha por mis abuelos, estaba terminando su ciclo de vida; 2-Esa casa sería la que deberíamos habitar mi madre, yo, mis hijos, nietos, etc. 3-Tumbarla y hacerla nueva me era imposible, y ni idea de donde venderían madera para reparar. Como dijo el de arriba, había que mudarse, y yo me mudé. Tiempo después pude comprarle a mi mama los materiales para echar la nueva. Por dentro, porque algún sesudo dijo que esas casas eran “patrimonio” ¡Dime tú! , y que no se podía remodelar la fachada.

    Total, mierdolaga por donde la mires.

    Yo te recomiendo, si puedes, claro. Ve comprando ladrillos rojos y ve levantando poco a poco las paredes. El ladrillo lo puedes dejar “a la vista” y es súper lindo y muy fresco. Por ahí ve calculando el ahorro en repello. Las esquinas donde se unen las paredes las amarran de una forma que no necesita columnas, calcula ahorro en concepto de cabilla y piedras. Chequea cuanto puedes reutilizar de la casa original, baldosas, tejas y rejas se reutilizan. Ah, el ladrillo lo compras legalmente a gente que lo hacen autorizados por el Estado, ellos te dan factura.

    A mi me gustan realmente las casi tas de tabla de palma y techo de guano. Son súper frescas. Y con muchas flores son realmente lindas.

    Ah, y no le preguntes al gringo mochilero que capaz y te manda a dormir abajo de un puente.

  • el 23 agosto, 2013 a las 2:13 pm
    Permalink

    Mudarme!!!! Da lo mismo pa Paris, Miami, que pa Australia…. MUDARME!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *