No somos tan diferentes

Osmel Almaguer

HAVANA TIMES, 31 ene — Lo descubrí sentado junto a un contenedor de basura en una de las calles del Vedado. Masticaba algo que parecía haber recogido de aquella inmundicia que desbordaba el depósito, rodeándolo casi.

Un sujeto le tomaba fotos insistentemente. Por puro mimetismo saqué mi celular y le fotografié también, no sin sentirme algo mezquino por robar así su derecho de imagen, y por aprovecharme un poco de su situación para hacer mi trabajo.

Él permaneció absorto un rato más en su misión de alimentarse. Luego se incorporó y nos pidió un dólar a cada uno. Le dije que no éramos turistas, sino cubanos, como él. “Este sujeto es consciente de su situación y le saca partido, manejándola de una manera que hasta pareciera sentirse cómodo en ella,” pensé en ese momento.

Luego le ofrecí unos cuantos pesos en moneda nacional para que se dejase fotografiar, y así de paso limpiar en lo posible mi conciencia. Él aceptó. El fotógrafo que me acompañaba se negó rotundamente a dar algún dinero, diciendo que tal vez cuando le pagasen las fotos.

“Es que tengo unos mexicanos que me pagan todas las que entrego de estos personajes. Soy dueño de una colección enorme, y quisiera hacer una exposición algún día. A veces la gente me dice que porqué los fotografío, si hay cosas más bonitas para inmortalizar, pero es que estos son los que todo el mundo rechaza,” dijo como si el hombre no le pudiera escuchar.

Luego se marchó. Entonces quedé un rato más a solas con el sujeto que acababa de fotografiar. Pero no me dediqué a preguntarle la cadena de causas y efectos que lo habían llevado a ser lo que era.

Pienso que una gran parte de los mendigos que encontramos en la calles de la Habana han tenido en algún momento la posibilidad de elegir el camino a seguir. Dejo un pequeño por ciento de responsabilidad a las malas familias que expulsan a los ancianos, y otro a la mala suerte.

Muchos han caído en el alcoholismo, en las drogas y la delincuencia por pura voluntad, y han pertenecido a barrios en los que “los factores” (jefe de sector, trabajadores sociales, CDR, PCC, etc.) no trabajan activamente.

Un hecho que me llama mucho la atención es que hay muchas menos mujeres en esta situación que hombres. ¿Por qué será? También llama mi atención que la mayoría se encuentra entre las edades de 40-70 años.

En Cuba existen asilos para los ancianos; jubilación, que se lleva una gran parte de los subsidios; comedores “para viejitos,” círculos de abuelos, para mantener en forma a la tercera edad. Y aunque en los últimos años la calidad de todos estos servicios, gratuitos en unos casos y muy baratos en otros, ha disminuido, sigue siendo importante la ayuda que representan.

Con la llegada del Período Especial disminuyó el nivel de vida del cubano, y también el control ejercido hasta el momento por las autoridades para tener las calles “limpias.” Comenzaron a verse nuevos fenómenos, y el vagabundeo como uno de ellos. Incluso se convirtió en un negocio medianamente lucrativo para algunos.

No soy Dios, ni Presidente, ni trabajador social, sino solo otro hombre cercano a los 40 que tiene sus propios problemas. Así que en aquel momento creí que lo mejor era cruzar algunas palabras sencillas con él. “¿Qué volá? ¿Cómo está la cosa? Dura, ¿verdad?.”

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


2 thoughts on “No somos tan diferentes

  • el 1 febrero, 2012 a las 6:01 pm
    Permalink

    Jajajajaa… buzo part time, el resto ela jornada va a tirar fotos a los colegas en lucha, échale!

  • el 1 febrero, 2012 a las 2:51 pm
    Permalink

    ¿Eres un hombre cubano llegando a la edad de 40 – 70? Ay Dio!!! ¿En tu barrio “los factores” no trabajan activamente? (jajajajaja… eso te quedó especial) Ay Dio!!! Te veo de buzo en cualquier momento.!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *