Mi amigo Lázaro y su sueño de casarse

Osmel Almaguer

El hotel Habana Libre
El hotel Habana Libre. Foto: Elio Delgado Valdés

HAVANA TIMES — Con 35 años de edad, Lázaro es un cubano del montón, quiero decir, con buenas cualidades como persona pero sin grandes ambiciones, con un trabajo normal e ingresos económicos discretos.

Tiene una novia y muchas ganas de casarse. Es abogado pero ejerce como supervisor en un banco, donde percibe como salario unos sesenta pesos convertibles por mes. Quisiera tener un mejor trabajo para ganar más dinero, pero sabe que por ahora, y en un largo tiempo, debe contar con lo que tiene.

Por eso ha decidido casarse con su novia dentro de poco. Y espera que los amigos le regalen la cantidad suficiente para pasar la luna de miel en un hotel, optando por la oferta de “todo incluido”, que vale unos 200 pesos convertibles (220 usd).

“Es todo lo que puede soñar un cubano como yo”, dice y, aunque no esté totalmente de acuerdo con él, asiento con la cabeza. No obstante le comprendo. Casarse, trámite tradicional que en Cuba ha quedado más bien como eso (tradición) aunque en el mundo todavía cumple una importante función contractual, es importante para él, tanto como pasar un fin de semana en un hotel, donde dicen te tratan “como si fueras persona”.

Al escucharle hablar con tanto convencimiento me dieron ganas de casarme, o por lo menos de reunir los 200 cuc y probar aquello que dicen es tan bueno.

En la Cuba de hoy, hay un gran número de personas, y cada día serán más, para los cuales el hospedarse en uno de esos grandes hoteles es casi una utopía. Algo que se sabe les va a gustar pero que no han probado en carne propia. Por eso, en cuanto se presenta la oportunidad, o la justificación, muchos tratan de “tirar la casa por la ventana”, como pretende Lázaro.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.

osmel has 206 posts and counting. See all posts by osmel

13 thoughts on “Mi amigo Lázaro y su sueño de casarse

  • Buenas tarde, Lazaro yo te deseo muchas suerte en tu casamiento, experando siempre que la casa no se te llene de pic-assiettes.
    En cuanto las personnas mas serca de ti, tu familia todo el mundo save tu position y trataran la manera que pases la luna de miel en un hotel.En cuanto cambiar de travajo no te lo aconsejo continua en el banco que al menos tienes un travajo y a dios tienes que darle gracias. Que despues de casado le llevaras a tu mujer un buen salario a la casa.En la vida es bien soñar, pero es hora de despertarte.esto te lo desea del corazon una cubana.
    Que has hecho reir con tu histoiria.
    Muchas gracias.

  • Gracias, Miranda, la pasamos de maravilla.

  • Hola jorgealejandro!, por eso estabas perdido!

    Una maravilla de hotel, y tremendo precio que cogiste. Felicidades a tu hijo, y gracias por el link.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *