La rotura del puente frente al Naval

Osmel Almaguer

puente-1HAVANA TIMES — Sobre la carretera Monumental, que une La Habana con los suburbios del este de la capital, en el tramo que circunda al emblemático Hospital “Luis Díaz Soto”, más conocido como el “Naval”, cruza un puente elevado que comunica las áreas de esta institución sanitaria con el reparto Camilo Cienfuegos.

Por él, no solo cruzan los habitantes de dicha localidad cuando necesitan ayuda inmediata, sino también los cientos de personas que diariamente llegan desde otros puntos de la capital para atenderse allí. Por él cruzan los que toman la ruta 106, rumbo al ultramarino municipio Regla. Los que trabajan en el hospital o en las inmediaciones.

La Monumental es una vía rápida por donde circulan los vehículos a velocidades cercanas a los 100 kilómetros por hora. De ahí la necesidad de que existiera un puente como este; cuyo origen desconozco.

puente-2Según mi padrastro, se construyó por los años ochenta debido a una alta tasa de accidentalidad reportada en el tramo. Lo cierto es que desde que tengo uso de razón ha estado ahí, y si acaso habrá recibido, hace ya mucho tiempo, alguna que otra reparación parcial.

El año pasado, con motivo del ingreso de mi padre en dicho hospital, tuve que utilizar el puente en reiteradas ocasiones. Cada vez que lo hacía, me embargaba un estado de angustia debido al deterioro notable del mismo.

Los escalones, construidos a base de hormigón, se desplomaban indistintamente. Parecían turrones de maní, sin consistencia. Me daba miedo pisar alguno y caer al vacío, o golpearme y quedar colgando.

Hace como un mes, una de las escaleras del puente colapsó finalmente. Desde entonces, los peatones se han visto obligados a cruzar la peligrosa vía, que sigue siéndolo a pesar de que se han tomado las medidas necesarias para disminuir el riesgo.

puente-3Claro, se trata de medidas que en todo caso serán útiles por un tiempo determinado. Que deberían ser de carácter transitorio, pero no lo han sido. Hasta el momento, no se advierten avances en la reparación del puente, y ya ha pasado, como dije, alrededor de un mes.

¿Cuánto más será necesario para que un problema como este se resuelva? ¿Quién es responsable de que esta tarea se lleve a cabo? ¿Habrá que esperar a que se apruebe el presupuesto para el año que viene? ¿Habremos renunciado definitivamente a la protección que brinda el puente?

Una vez más el sistema parece ser demasiado rígido para resolver problemas que no esperan por nadie.

 

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


6 thoughts on “La rotura del puente frente al Naval

  • el 1 mayo, 2015 a las 2:33 am
    Permalink

    Lo entendí!.
    Gracias mil, jorgealejandro.

  • el 30 abril, 2015 a las 11:57 am
    Permalink

    Miranda:

    Es muy sencillo: se dice “hubo” porque es una oración de sujeto impersonal, es decir, ninguna de las personas gramaticales (yo, Tú, ël…) responde al sujeto que sería quién “hubo” heridos”. “Heridos” es el direct object, y verb and subject must agree in number and person, por eso se toma la 3ra persona del verbo que es la más imprecisa de todas. En otras palabras: el verbo no concuerda con el complemento directo, sino con el sujeto, y, en este caso, “50 heridos” es lo “habido”, es decir, el complemento directo, y no el sujeto, que es imposible de identificar.

  • el 29 abril, 2015 a las 11:01 am
    Permalink

    …de verdad que ese verbo se las trae.

    Gracias siempre por corregirme Isidro.

  • el 28 abril, 2015 a las 10:39 pm
    Permalink

    “hubo”…

  • el 27 abril, 2015 a las 7:21 pm
    Permalink

    Es triste, porque ni habiendo muertos y heridos el sistema repara las carreteras, ni las alumbra para prevenir que ocurran accidentes. Ahora mismo en el programa de Pedro Sevsec estaban hablando del accidente hace seis días en Camagüey donde hubieron 50 heridos, y el reporte de muertos y heridos que ha habido cada año es como para quedar muertecito del miedo.

  • el 27 abril, 2015 a las 9:35 am
    Permalink

    Geralmente ese tipo de problemas se resuelven en Cuba cuando hay un accidente mortal, nunca antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *