La Holguín actual

Osmel Almaguer

holguinHAVANA TIMES — Hace cuatro años publiqué un diario titulado Holguín, la tierra de mi padre, donde rememoraba el último viaje que hice, en los años ochenta, a la oriental provincia. Recuerdo haber descrito ―a grandes rasgos― mis impresiones de antaño, mientras me lamentaba por el tiempo que llevaba sin visitar a mi familia.

En aquel escrito, apuntaba algunas de las diferencias que guardaba la Holguín de entonces con respecto a la capital, diferencias que mi percepción infantil y mi memoria, al cabo de más de veinte años, me permitían mencionar. Cuatro años después se ha cumplido mi sueño de volver, y una provincia igual a aquella, pero diferente, me ha recibido.

Nuevamente me toca apuntar mis impresiones, pues doce días no alcanzarían para profundizar en los diferentes aspectos de una sociedad como la holguinera. Qué decir de su gente, hospitalaria, solidaria, comunicativa. Y sus mujeres, de una belleza sin igual en toda la Isla. El pueblo holguinero vive orgulloso de sí mismo. Es educado, alegre y organizado.

El ron, la carne de cerdo, la pelota y el juego de “la bolita” (lotería), se encuentran íntimamente imbricados en el imaginario popular, y en la vida cotidiana.

Holguín es una provincia enorme, cuya extensión total no me fue posible visitar. Apenas estuve en el municipio cabecera y en Báguanos, donde viven dos de mis tíos en sus humildes casas de madera. Es por eso que estos comentarios estarán reducidos a mi experiencia en tales sitios.

La vecindad suele ser muy unida. Las casas apiñadas en los suburbios de la ciudad refuerzan esa dinámica. Es Holguín una ciudad de grandes contrastes, donde algunas familias habitan en casas suntuosas, mientras otras se conforman apenas con bohíos.

No todo es color de rosa allí. La mayoría de la población tiene que trabajar e inventar muy duro para llegar a fin de mes. Sin embargo, lo más chocante para mí fue apreciar el estado en que se encuentran las calles de repartos suburbiales como La Aduana, donde pernocté en compañía de mi familia, y cómo quedan estos “caminos” cuando llueve.

Muchos detalles se me escapan. Entre el atolondramiento del viaje en ómnibus , la emoción por haberme reencontrado con mi familia luego de 29 años, y la limitación de espacio, algunas impresiones y aspectos concretos se quedan sin mencionar. Tal vez en Mayo, cuando vuelva, enriquezcan mis apreciaciones.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.

osmel has 206 posts and counting. See all posts by osmel

2 thoughts on “La Holguín actual

  • Este artículo es una clase magistral en el arte de decir nada.
    ——————-

  • Porque “La holguin” el nombre de la provincia viene del apellido Holguin, de un holguin masculino, en todo caso “Holguin” a secas sin pronombre, que de la forma que lo escribes se ve, lee y suena horrible.
    Todo un post y no cuentas nada en especifico, ningun detalle en especifico y actual.
    Bellas mujeres en toda cuba existen, hospitalidad, educacion, “bolita”, carne de cerdo,pelota tambien en toda cuba existe.
    Si contaras de los coches, la loma de la cruz, el parque infantil, o el teatro Eddy Suñol o el estadio Calixto garcia o como esta el estado de los parques (se le llama la ciudad de los parque) en fin algo sustancial porque al final no has dicho nada.
    Saludos de una holguinera que emigro hace 45 años pero que siempre regresa a HOLGUIN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *